<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Expectativa por venta de fondos de ING a Grupo Sura
  • Expectativa por venta de fondos de ING a Grupo Sura |
    Expectativa por venta de fondos de ING a Grupo Sura |
Colprensa | Publicado el 24 de julio de 2011

Acerca de 3.000 millones de dólares (5,27 billones de pesos) ascendería el acuerdo de compra al que habría llegado el Grupo Sura, principal accionista del fondo de pensiones y cesantías Protección, con la multinacional ING para quedarse con la operación de este grupo holandés en Colombia, Chile, Perú, México y Uruguay.

En esa suma, por valor en libros, se tasaría el negocio que pasaría a ser la operación más grande realizada por una empresa colombiana en el exterior y cambiará el panorama del sector de pensiones cesantías del país y la región.

La unidad de Seguros y Pensiones de ING en América Latina se encuentra en venta desde 2009 y Sura le habría ganado el pulso a las gigantes estadounidenses Metlife y Prudential, así como a la holding chilena Saieh y al colombiano Grupo Bolívar.

Mañana se espera que el grupo antioqueño confirme la transacción que convertiría a Sura en la multilatina local más grande y en uno de los jugadores regionales de peso en el sector de pensiones. La adquisición se sumaría a la reciente compra de la aseguradora Proseguros, de República Dominicana, por 22,5 millones de dólares.

Protección sería líder
ING ocupa la cuarta posición en Colombia entre los fondos administradores de pensiones. Las cifras más recientes reportadas a la Superintendencia Financiera señalan que el valor del fondo ING, sin incluir las pensiones voluntarias, asciende a 12,51 billones de pesos y el de Protección es de 27,31 billones.

De cerrarse el negocio y que Protección llegara a fusionar sus operaciones con los fondos de ING, el valor del fondo podría estar cercano a los 39 billones de pesos. Así superaría los 30,23 billones de pesos de su principal competidor y líder del mercado, Porvenir.

Según el especialista en banca de la Universidad de los Andes, Alfredo Barragán, la unión de estas compañías "debería generar una economía de escala a la hora de unir las estructuras de las administradoras. Por lo tanto, si se tiene un mayor portafolio debería generar una mejor rentabilidad en beneficio de los asociados".

Además los afiliados al fondo también se verán beneficiados, puesto que verían un incremento en la rentabilidad del fondo en que esté.

Según cifras de Asofondos, la rentabilidad acumulada (48 meses) promedio ponderada de los fondos obligatorios moderado fue del 14,95 por ciento al cierre de abril. En los portafolios de largo plazo de los fondos de cesantías, la rentabilidad promedio ponderada (24 meses) fue de 11,60 por ciento, 3 por ciento más a la rentabilidad mínima exigida.

Si en el valor de los fondos se vería un cambio, en el número de afiliados seguiría detrás de Porvenir que tiene 4,85 millones de afiliados. Con la reacomodación, Protección superaría los cuatro millones de afiliados.

Una expansión estratégica
"Protección administra cerca del 25 por ciento del total de los recursos de pensiones obligatorias. Por su lado, los recursos administrados por ING ascienden a 11,6 por ciento del total", asegura Luis Felipe Jiménez, director de Estudios Económicos de Asofondos.

De concretarse la transacción, Protección quedaría con más de 26 por ciento de la administración de fondos de pensiones y cesantías obligatorias y 35 por ciento de la parte voluntaria.

En cuanto al mercado de América Latina, la reorganización también sería evidente. De acuerdo con el ranking de la revista América Economía, de las 100 mayores administradoras de fondos de pensiones de la región, ING México, que pasaría a ser de Sura, ocupa la décima posición, lo que demuestra el reconocimiento que ganaría la firma colombiana.

Además el mercado de fondos de pensiones de la región no es muy grande en número de competidores pero sí en patrimonio: en México asciende a 1.914 millones de dólares y en Chile a 1.711 millones.

Por ahora, el mercado sigue atento a la confirmación del negocio, puesto que se prevé la emisión de al menos una parte de los 5 billones de pesos que tiene aprobada la compañía por parte de la Superfinanciera y con los que obtendría recursos para pagar la operación.