<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Guerrillero, "para" y bacrim
  • Guerrillero, "para" y bacrim | Archivo | Esta foto de alias "Giovanny" fue tomada el 2 de agosto de 1996, día en que el Frente Pedro León Arboleda, del EPL, se desmovilizó. La entrega de armas tuvo lugar en la finca Cedro Cocido, propiedad de Fidel Castaño.
    Guerrillero, "para" y bacrim | Archivo | Esta foto de alias "Giovanny" fue tomada el 2 de agosto de 1996, día en que el Frente Pedro León Arboleda, del EPL, se desmovilizó. La entrega de armas tuvo lugar en la finca Cedro Cocido, propiedad de Fidel Castaño.
José Enrique Guarnizo | Publicado el 02 de abril de 2011

Desde que era un niño, Juan de Dios Úsuga David ha llevado sobre sí la historia de dos vidas contradictorias.

Una de ellas, la del vecino que se levanta con la oscuridad de las primeras horas a repartir leche.

El producto salía a goterones de su finca, un terreno de no más de 25 hectáreas que se expande por la vereda Loma de Piedra, del corregimiento Pueblo Nuevo, en Necoclí.

Siendo muy joven, Juan de Dios se paseaba por el carreteable, de parcela en parcela, a bordo de un Jeep de esos que en la zona llaman "jaulas", comenta uno de sus vecinos: "ellos tenían poco ganado, pero eran animales que daban hasta buenos quesos".

Ese es el recuerdo más remoto que hay del hombre que ingresó a la guerra casi que por tradición familiar, según se lee en el perfil que ahora reposa en un informe de la Policía de Urabá:

"Asimismo debe indicarse que (Juan de Dios) proviene de una familia donde la mayoría estuvo vinculada con las autodefensas y a la guerrilla, situación que genera un clan familiar (...) similar al de los hermanos Castaño Gil (Carlos, Vicente y Fidel) donde el poder giraba en torno a parientes. Ahora le toca el turno a los Úsuga David", dice el citado documento.

El mismo informe refiere que Juan de Dios, nacido el 26 de septiembre de 1967, en Turbo, Antioquia, hizo parte de las filas del Ejército Popular de Liberación (EPL), grupo marxista-leninista que comenzó su desmovilización en enero de 1991.

Sin embargo, para ese año su nombre no apareció en las listas de quienes dejaron las armas.

Gerardo Vega, antiguo miembro de esa guerrilla y hoy representante de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (Cnrr), en Antioquia, recuerda que unos 100 hombres liderados por un mando medio, conocido con el alias de "Caballo" (¿Frnacisco Caraballo?), tomaron la decisión de no incorporarse a la legalidad.

De los disidentes poco se supo hasta el 2 de agosto de 1996, cuando Juan de Dios apareció en público, de mostacho, sonriente y reconociéndose con el sobrenombre de "Giovanny".

Ese día, en la finca Cedro Cocido, alejada 50 minutos de Montería, Córdoba, 43 guerrilleros del Frente Pedro León Arboleda del EPL anunciaron su entrega.

Una rendición que tuvo como escenario un terreno de propiedad de Fidel Castaño Gil, el más enconado rival del movimiento guerrillero.

Frente a las cámaras, "Giovanny" dijo estar muy seguro de sus intenciones de paz:

"Compañero, después de múltiples discusiones comprendimos que la vía armada no es el camino para luchar por nuestros ideales de alcanzar un país con justicia social. Decidimos acordar primero nuestra desmovilización con las Autodefensas del Urabá chocoano y parte del paisa", le dijo a un periodista de EL COLOMBIANO.

Prontuario de 46 páginas
Alias "Giovanny" se desmovilizó de la guerrilla aquel 2 de agosto. Sin embargo, años después terminó patrullando bajo las órdenes de Carlos Castaño Gil, comandante máximo de las Autodefensas, en cuyo asesinato Juan de Dios terminaría participando.

Así lo determinó el Juzgado Adjunto al Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia, el pasado 17 de marzo. En la sentencia se lee que "Giovanny" hizo parte del comando armado que asesinó a Castaño en Rancho al Hombro, una tienda veredal cercana al caserío El Tomate (San Pedro de Urabá), en abril de 2004.

El operativo fue liderado por Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias "Monoleche" (él mismo lo confesó).

También actuaron varios hombres más, entre los que estaba un paramilitar conocido como "Móvil 5". Por esos hechos, nueve hombres fueron condenados a 40 años de prisión.

Tampoco deja las armas
De las Auc, alias "Giovanny" se desmovilizó el 18 de diciembre de 2004; es decir, ocho meses después de la muerte de Castaño. Así aparece consignado en las listas del Bloque Calima que posee la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía.

Pero esta vez "Giovanny" tampoco se reincorporó a la civilidad. De acuerdo al Sistema de Información de Antecedentes de la Policía, este hombre registra hoy 46 páginas de anotaciones judiciales, reseñas que corresponden a hechos ocurridos entre los años 2001 y 2009.

Los delitos por los que ha sido procesado e investigado son: homicidio agravado en persona protegida, desaparición forzada, concierto para delinquir, fabricación y porte de armas de fuego, terrorismo y desplazamiento forzado.

Alias "Giovanny" tiene en su contra 15 órdenes de captura vigentes. Entre las autoridades que lo han requerido están la Fiscalía 82 (Unidad de Derechos Humanos de Cali, Valle); la 19 (Unidad Antiterrorismo, de Bogotá); la 83 (Unidad de Derechos Humanos, de Bogotá), la Fiscalía 8 (Delegada para los Jueces Penales del Circuito, de Cali), y la lista sigue.

Pero "Giovanny" nunca ha caminado solo. En su sombra siempre se ha guarecido su hermano Dayro Antonio Úsuga David, alias "Otoniel" o "El Viejo", quien se desmovilizó con el Bloque Centauros de las Auc.

Tiempo después, ambos transitaron hacia la organización de Daniel Rendón Herrera, alias "Mario". Esa es por lo menos la certeza de las autoridades gringas.

Y es que en marzo de 2010, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, con información soportada y entregada por la DEA, incluyó a los hermanos Úsuga en el organigrama de "Don Mario" (ver facsímil). Por esa vía también fueron incluidos en la lista Clinton.

Un año antes, la Corte del Distrito Sur, de Nueva York, ya requería tanto a "Giovanny" como a "Otoniel" por el "envío de cocaína a Estados Unidos, en numerosas ocasiones, entre el año 2000 y el 2001", detalla el indictment No. S3-04Cr.962., proceso en el que también aparece "Don Mario".

Capítulo "Urabeños"
"Giovanny", aficionado a las apuestas de gallos, nació en una familia compuesta por cuatro mujeres y siete hombres, según información de la Policía de Urabá: "un tercer hermano, Fernando Umbeiro Úsuga David, fue cabecilla de las milicias del frente 5 de las Farc". Es decir, la organización que "Giovanny" y "Otoniel" tanto combatieron.

El 11 de enero de este año, el general Óscar Naranjo, director de la Policía Nacional, les dijo a los medios de comunicación que 1.5 toneladas de cocaína incautadas en Cartagena eran de propiedad de "Los Urabeños", banda comandada, según el oficial, "por los hermanos Úsuga".

En un cartel que la Policía ha desplegado por todo el país, "Giovanny" y "Otoniel" aparecen ahora como cabecillas de la banda criminal, cuya influencia se extiende a los municipios de San Pedro de Urabá, Turbo y Necoclí, en Antioquia, así como el norte del departamento del Chocó (Acandí y Unguía) y Córdoba. Nada menos que 500 millones de pesos es la recompensa que fijó la Policía, por información que lleve a capturar a alguno de los Úsuga.

El corredor por donde alias "Giovanny" se ha desplazado durante los últimos años, dice una fuente que pide la reserva del nombre, comienza en Belén de Bajirá, en Mutatá; continúa por una carretera que va a dar a Nuevo Oriente y luego a Barranquillita, para terminar en la Ciénaga de Tumaradó. De allí el camino sigue hacia el río Atrato, que, por entre meandros y orillas, sale finalmente al Golfo de Urabá.

El coronel Jaime Ávila, comandante de la Policía en la región, da cuenta del decomiso de 367 kilos de clorhidrato de cocaína a "Los Urabeños" en los meses que han corrido de 2011. En 2010 fueron 480.

"'Giovanny' posee contacto directo con todos los 'narcos' de la zona. Él es quien ordena las actividades: esto es, el control de rutas, los centros de acopio, los cristalizaderos de base y clorhidrato de cocaína, así como el cuidado de cultivos", consignan los informes que reposan en el despacho del oficial Álvila.

Documentos que también exponen que "'Giovanny' cuenta con la colaboración de algunos pobladores de los corregimientos de San José de Mulatos, Pueblo Nuevo, Nueva Granada (en Turbo), y en general de Necoclí y San Pedro de Urabá".

También que "Giovanny" "compra su simpatía con mercados, fiestas para la población y con reuniones 'seudopolíticas' de carácter social, lo que le permite, de alguna manera, garantizar su protección y la de sus principales aliados", prosiguen los reportes en comento.

Según información que maneja la Dirección de Policía Judicial (Dijín) "Los Urabeños" están dotados de un robusto brazo armado en Córdoba.

Son unos 500 hombres alineados en la estructura: "entre sus cuadros principales aparece alias 'Santi', un cabecilla que le rinde cuentas a Juan de Dios, a su hermano y a Roberto Vargas Gutiérrez, alias 'Gavilán'", es lo que dice el organismo de inteligencia.

Más abajo están alias "28" o "Jhonatan", encargado de la zona rural, así como alias "Zeta" o "El Canoso". "Gavilán" y Santi" estarían implicados en la masacre de seis personas en el corregimiento San Francisco del Rayo, municipio de Montelíbano, en Córdoba, ocurrida el 15 de noviembre del año pasado.

Otro cabecilla de "Los Urabeños" a quien la Dijín le sigue la pista es José Miguel de Moya Hernández, conocido como "Julián" o "Chirimoya". Este hombre es, según la Unidad Nacional de Bandas Emergentes, el jefe militar de "Los Urabeños". Hay dos órdenes de captura vigentes en su contra.

La historia de Juan de Dios Úsuga es la de dos esguinces a los procesos de desmovilización que ha propiciado el Estado. Es la historia de más de tres guerras, en las que la ideología no ha sido ni siquiera la excusa.