<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La 13 pide ingenierías a universidad de la paz
  • La 13 pide ingenierías a universidad de la paz | Las comunas 13 de San Javier (al fondo) y 12, América, serán el centro de impacto de los beneficios de la universidad de la Paz. El nombre del campus se escogerá con la comunidad. FOTO HENRY AGUDELO
    La 13 pide ingenierías a universidad de la paz | Las comunas 13 de San Javier (al fondo) y 12, América, serán el centro de impacto de los beneficios de la universidad de la Paz. El nombre del campus se escogerá con la comunidad. FOTO HENRY AGUDELO
Por RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO | Publicado el 16 de marzo de 2014

Los barrotes de la Cárcel el Buen Pastor quedarán en los próximos días en los recuerdos de las mujeres que purgaron allí sus penas.

El terreno donde estaba ubicado el penal, así como el convento de las hermanas del Buen Pastor que por varios años estuvieron al cuidado de las reclusas, se convertirá en 2015 en un campus universitario como un homenaje a la paz y la no violencia.

La vicealcaldesa de Educación y Cultura, Claudia Restrepo, indicó que la Alcaldía construirá a mediano plazo dos campus. El otro estará ubicado en la Feria de ganados.

En estos momentos, la Alcaldía negocia los terrenos, después saldría la licitación de las obras. "Será una transformación muy bonita porque este espacio que fue un correccional de mujeres pasará a ser un espacio que evitará que los jóvenes, gracias a la educación superior, vayan a las cárceles", comentó la funcionaria.

La ciudadela será manejada y gerenciada por Sapiencia, con programas fusionados del Instituto Pascual Bravo, el Instituto Técnico Metropolitano y del Colegio Mayor. Otras universidades se pueden unir al proyecto.

Destacó que por la variedad de grupos culturales que tiene la comuna 13, el nuevo campus enfatizará su educación en una profesionalización artística.

Las piezas del proyecto
El lote está dividido en tres: la prisión, que será demolida para construir las aulas; la capilla y casa San Juan Eudes, que será restaurada, con sus jardines; y el hospital de las monjas y el convento de clausura, que serán entregados en 2016.

Los programas universitarios se empezarían a ofrecer en enero o febrero de 2015.

Luz Mariela Sorza, rectora del ITM, líder del proceso, dijo que un comité está estudiando el menú de programas académicos. Para conocer las preferencias de los potenciales alumnos hicieron una primera encuesta entre 185 jóvenes de décimo y undécimo en los colegios Loyola y Benedikta Zur Nieden, de la comuna 13.

"Ganaron las ingenierías, en especial, de Sistemas, Ambiental e Informática, seguida por la Minería, Salud Ocupacional y Filosofía", dijo la rectora. Serían jornadas de tres turnos, cada uno con 3.000 alumnos.

La inversión de arranque son $120.000 millones sin contar el dinero que vale el lote de 54.000 metros cuadrados.

La matrícula debe ser accesible a las familias de las comunas 12 y 13 y a ello se le agregan el presupuesto participativo, las becas y préstamos Icetex.

"Es muy positivo que se haya pensado en abrir una universidad en ese sitio", dijo Jeihhco, integrante del grupo de hip hop C15 y del Centro Cultural Casa de Colacho, y advirtió: "Que la academia no llegue pisoteando el conocimiento empírico que hemos logrado".

"Me da mucha alegría, porque estos muchachos que quieren salir adelante ya no tendrán que pensar en pasajes y en una matrícula costosa. Los jóvenes de la periferia podrán romper la historia de inequidad social que tiene Medellín", agregó Jeihhco.

Javier Valencia Ramírez, presidente de la Asocomunal de la América y de la acción comunal del barrio Calasanz, indicó que en 10 años que lleva como dirigente cívico no ha visto una obra de impacto por parte de la Alcaldía para su sector, por lo que ve con buenos ojos este proyecto de universidad.

Sin embargo, alertó que debe hacerse una gran socialización para que los conflictos que viven los muchachos en sus comunas no los trasladen al campus universitario.

También, dijo, hay que trabajar contra la deserción: "Se consiguen becas para muchos jóvenes quienes luego abandonan sus carreras en el tercer o cuarto semestre. Ese dinero se pierde, porque muchas universidades siguen cobrando como si el muchacho siguiera".