<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
LA DEUDA CON EL PACÍFICO
  • SANTIAGO SILVA JARAMILLO | SANTIAGO SILVA JARAMILLO
    SANTIAGO SILVA JARAMILLO | SANTIAGO SILVA JARAMILLO
Por SANTIAGO SILVA JARAMILLO | Publicado el 28 de marzo de 2012

El gobierno Santos cuenta, desde el principio de su mandato, con las intenciones declaradas de fortalecer los lazos comerciales y la inclusión económica con la región de Asia-Pacífico.

De acuerdo con la Cancillería, Colombia sustenta "la idea de fortalecer la competitividad del país (como) una meta de Colombia en Asia Pacífico, dirigida a estrechar las relaciones comerciales y de inversión".

Esta idea de integración económica con Asia y el Pacífico se sostiene también en la actual negociación de un TLC con Corea del Sur y las perspectivas de similares tratados con Japón y otras economías de la región.

Sin embargo, la inestabilidad política y jurídica, la inseguridad, y la falta de infraestructura física en el sur-occidente y el occidente del país, sabotean las posibilidades de integración con el Pacífico y las economías asiáticas.

El Pacífico colombiano cuenta con enormes dificultades en materia de atracción a la inversión y desarrollo económico y social.

La infraestructura representa un obstáculo inmenso para la inversión y el desarrollo en Colombia. Según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, el 12,1% de los inversionistas interrogados por las dificultades de invertir en Colombia señalaron a la inadecuada oferta de infraestructura física del país.

Las carreteras, los puertos y las vías férreas representan el mayor nivel de atraso e inconveniencia.

También los problemas estatales, ante todo la corrupción y la ineficacia de la burocracia, hacen parte de las mayores preocupaciones y las principales debilidades del país en materia de atractivo para inversionistas extranjeros. El 18% de los entrevistados para la construcción del Índice citan la corrupción como el principal desestímulo para los negocios en el país.

Además, el Pacífico colombiano cuenta con el agravante de una situación de inseguridad y unos desafíos sociales enormes. Y estoy seguro de que la perspectiva de una región en donde las Farc (entre otros grupos armados ilegales) andan campantes con su terrorismo, sus extorsiones y asesinatos, es suficiente para espantar hasta al más aventurero de los inversionistas.

La posibilidad de que una amenaza que corrió por cuenta de las cadenas de chat de Blackberry haya podido paralizar a Quibdó y sus alrededores y que todos los días haya una noticia sobre los reveses de militares y policía en el Cauca son muestra de lo delicado de la situación de seguridad en la región.

La deuda del país con el Pacífico es enorme y supone el primer y mayor obstáculo para las perspectivas colombianas de cualquier intento de integración con las economías asiáticas.