<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Medellín, mejor destino para los pensionados
Santiago Silva Jaramillo | Publicado el 28 de julio de 2011
Cada año, millones de personas en Europa y Estados Unidos alcanzan la edad de jubilación y se retiran con su familia a vivir plácidamente de una cómoda pensión.

La mayoría se instalan en lugares diseñados y dirigidos especialmente para acogerlos y proveerlos de las comodidades y servicios que su condición y edad requiere. El más famoso de estos destinos es la Florida, en Estados Unidos, donde un porcentaje importante de la población estadounidense pensionada busca residir.

Medellín presenta un número de ventajas y reúne características que pueden hacerla un destino muy atractivo para esta población. Los jubilados extranjeros pueden encontrar en nuestra ciudad un clima amigable, gente cálida y la alta calidad de vida que buscan para pasar sus años de pensionados. El primer elemento que vuelve a nuestra ciudad en un lugar competitivo en el mercado de los pensionados es el clima, la "eterna primavera" promete temperaturas ni muy bajas ni muy elevadas y bastante constantes durante todo el año.

Por otro lado, la ciudad cuenta con un número importante de ofertas en términos de actividades culturales, recreativas y deportivas. Así, centros comerciales, restaurantes, casinos, museos, ciclorrutas y parques suponen un complemento para los lugares turísticos a los que se puede acceder a solo unas horas de viaje, como Santa Fe de Antioquia o el Oriente antioqueño.

Medellín también cuenta con un transporte público que funciona bien, un buen sistema de aseo y, lo que es más importante, cuando se trata de dónde vivir, un costo de vida relativamente bajo para la mayoría de los europeos y estadounidenses con la jubilación en la mano.

Pero, ¿por qué resulta vital atraer a los pensionados internacionales a nuestra ciudad?

En primer lugar, porque suponen una población que requiere de servicios y productos y cuenta con un gran ahorro para adquirirlos.

De igual manera, esos recursos pueden ser invertidos localmente para generarles ingresos extras. De alguna forma, los pensionados internacionales son como turistas, solo que podrían quedarse en la ciudad unos diez o veinte años.

Ahora bien, las grandes ventajas de la ciudad para ser un destino atractivo para esta población se encuentran amenazadas por inmensos desafíos. En muchos lugares, por ejemplo, el estigma de violencia sobre Medellín persiste y las últimas tendencias de deterioro de la seguridad no están ayudando a mejorar esta imagen.

Las autoridades municipales deben enfocarse en que una mejora efectiva de la situación y percepción de inseguridad se traduzca también en campañas internacionales dirigidas a la población de pensionados, donde se les deje ver una Medellín tranquila, que los recibirá con los brazos abiertos. De igual manera, una política de atracción de jubilados del exterior debe acompañarse con inversiones en el sistema y los servicios de salud, además de más actividades culturales y recreativas dirigidas a ellos.

Estos incentivos deberían idearse e implementarse con rapidez, pues las buenas condiciones de la ciudad están dadas para atraer a los pensionados internacionales y podrían utilizar muy bien un empujón bien pensado por parte del gobierno municipal.