<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Expectativa por participación de Rafael Correa en la Cumbre
Efe | Publicado el 15 de marzo de 2012

El presidente Rafael Correa puso en duda este jueves su asistencia a la próxima Cumbre de las Américas tras asegurar que no se debaten los problemas fundamentales para la región como el embargo de Estados Unidos a Cuba ni la ocupación británica de las Islas Malvinas.

En una conferencia de prensa durante una visita oficial a Turquía, Correa dijo que "tendremos que analizar si asistimos, si seguimos asistiendo a esa clase de cumbres donde no se tratan problemas fundamentales de nuestra América, sino decir lo políticamente correcto en función de lo establecido, para eso no nos vamos a prestar".

"¿Cuál es el problema? Esa cumbre no cuenta con Cuba, que es un estado americano... ¿Por qué no participa Cuba? Por un boicot de Estados Unidos", dijo según un audio difundido por la presidencia de Ecuador.

Aseveró que "no somos enemigos de ningún gobierno de hecho viví en Estados Unidos ... un país al que quiero mucho, pero actuamos en función de principios, a estas alturas de la historia de la humanidad, a este nivel de integración latinoamericana, que aceptemos el bloqueo de un país por parte de otro, nos parece escandaloso, por decir lo menos".

Correa manifestó que "sin el ánimo de ofender a mis colegas latinoamericanos y menos aún al presidente (colombiano) Juan Manuel Santos, a quien no queremos crearle ningún problema como anfitrión de esa cumbre, tenemos miedo que nuestros pueblos se cansen de que sus presidentes estén en cumbres y ellos en tantos abismos".

Destacó que en esas reuniones "no se tratan problemas fundamentales... de nuestra América, los dos ejemplos más relevantes de esos problemas: el bloqueo a Cuba que lleva 50 años y rompe todos los principios del derecho interamericano y del derecho internacional y la inadmisible, inaceptable colonización por parte de Inglaterra de las islas Malvinas... colonialismo en nuestra América, pero en pleno siglo 21".

Correa había invitado a los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) a que no asistan a la cumbre --que tendrá lugar el 14 y 15 de abril en Cartagena-- en caso de que Cuba no fuera invitada. Tras ello, Santos viajó a La Habana para mediar en la situación, pero no obtuvo una respuesta positiva del gobierno cubano.