Suramérica ahora se integra a la derecha

  • Presidentes de Suramérica este viernes 22 de marzo. FOTO REUTERS
    Presidentes de Suramérica este viernes 22 de marzo. FOTO REUTERS
Por juan manuel flórez arias | Publicado el 23 de marzo de 2019
Infografía
Suramérica ahora se integra a la derecha
7

de los 12 países que integran a América del Sur hacen parte de Prosur.

en definitiva

Prosur surge como un nuevo espacio de integración latinoamericana en la larga lista de intentos frustrados por los vaivenes políticos. Su apuesta es por una cooperación más pragmática.

Durante la instalación ayer en Santiago de Chile de la nueva plataforma de integración de los países latinoamericanos, llamada Prosur, Venezuela fue, a la vez, el único ausente y el gran protagonista. Nadie mencionó a este país –sumido en una crisis humanitaria y de legitimidad política–, pero el gobierno de Nicolás Maduro estuvo implícito en cada una de las palabras de los mandatarios.

“Al dar este paso hoy estamos recuperando el sentido de una integración conceptual más que basada en ideologías, basada en principios en la defensa de la democracia”, dijo el presidente colombiano, Iván Duque, uno de los principales impulsores, junto con Chile, del bloque que también incluye a Ecuador, Argentina, Paraguay, Brasil y Perú.

Los firmantes de la declaración conjunta insistieron en diferenciar este espacio de Unasur, su antecesor, que surgió hace una década durante el auge de los gobiernos de izquierda en la región. No obstante, entre los integrantes solo hay coincidencias políticas. Todos tienen en común su desconocimiento de Maduro como presidente legítimo de Venezuela y el reconocimiento como mandatario interino a Juan Guaidó.

Los que quedaron fuera de Prosur son precisamente aquellos que mantienen otras posturas sobre ese tema. Es el caso de Bolivia, que respalda a Maduro y de Uruguay, que propone, junto con México, una salida negociada de la crisis en Venezuela.

Ambos países, aunque invitados a Santiago, se abstuvieron de firmar la declaración conjunta. Este hecho, para Patricio Navia, profesor de política latinoamericana de la Universidad de Nueva York, ratifica que Prosur nace con el mismo pecado que las experiencias anteriores de integración: poner la ideología sobre la cooperación regional.

Se mueve el péndulo

Alalc, Aladi, Sela, Mercosur, Alba, Celac son algunas de las siglas de proyectos anteriores de cooperación latinoamericana. Desde la década de 1960 ha habido al menos una decena de proyectos abandonados o debilitados unos años después.

Una de las razones de esta falta de continuidad, además de las transiciones de poder en la región, es el contexto económico. Como explica Christoph Saurenbach, Consejero Comercial de la Unión Europea (UE) en Colombia, una de las razones de esta incapacidad de cooperación tiene que ver con que los principales socios comerciales de los países de la región no son sus vecinos, sino países externos como Estados Unidos y China.

Siguiendo con la comparación con Europa, referente en cuanto a experiencias de integración exitosa, Rafael Piñeros, profesor de relaciones internacionales de la U. Externado, también destaca la ausencia en el caso de América Latina de instituciones donde los Estados deleguen poder. La UE, en contraste cuenta con instancias como el Consejo Europeo, cuyas decisiones son obligatorias para los países miembros.

Pero el punto central de los procesos truncados en el continente, inevitablemente, vuelve a lo político, a la tendencia a desechar o truncar procesos como el del propio Unasur.

Pese a su irrelevancia reciente, Unasur tuvo un rol importante durante su impulso inicial, entre 2008 y 2011. El artículo “Implicaciones del retiro de Colombia de la Unasur”, publicado en la revista de la U. Externado en 2018 por los investigadores Catherine Ortiz, Pedro Montero y Carlos Chaves, destaca el papel de este organismo en la resolución de los conflictos internos de Bolivia y Ecuador, así como la discusión de temas como el problema de las drogas desde una perspectiva regional.

Sin embargo, el camino elegido ayer, fue romper con estos avances y empezar de nuevo. Aunque con algunas diferencias. El nuevo organismo regional, presidido inicialmente por Chile, no contará con una sede fija ni un secretario general. Buscará imitar el modelo exitoso de la Alianza del Pacífico, integrada por Chile, Colombia, México y Perú, y que opera bajo lógicas más económicas.

Esta insistencia en la asepsia ideológica, así como un funcionamiento menos burocrático son las garantías que promete el nuevo bloque suramericano para evitar recorrer el camino de los fracasos anteriores, y terminar en el olvido cuando el péndulo político vuelva a cambiar de lado

Contexto de la Noticia

ORIGEN una historia de intentos fallidos

El verdadero origen del concepto de la integración latinoamericana está en la propia Independencia, a través del proyecto frustrado de la Gran Colombia de Simón Bolívar. Sin embargo, las experiencias recientes de cooperación independientes de Estados Unidos se remontan a la década de 1960. La primera de ellas fue la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (Alalc), que incluía a todos los países de Suramérica (excepción Surinam) y a México. Esta estuvo en vigencia hasta 1980. Proyectos posteriores como Unasur, en 2008 partieron de la coincidencia de gobiernos de izquierda como el de Hugo Chávez en Venezuela, Néstor Kirchner, en Argentina, y Rafael Correa, en Ecuador.

Juan Manuel Flórez Arias

Periodista del Área Internacional, formado en la Universidad de Antioquia. Interesado en acercar con las palabras las historias lejanas en la geografía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección