<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Brexit, de sueño nacionalista a pesadilla

  • La decisión del Parlamento fue contundente: 432 votos en contra y 202 a favor sepultaron el brexit de Theresa May. FOTO afp
    La decisión del Parlamento fue contundente: 432 votos en contra y 202 a favor sepultaron el brexit de Theresa May. FOTO afp
Por juan manuel flórez arias | Publicado el 16 de enero de 2019
en definitiva

La derrota en el parlamento británico del acuerdo de Theresa May sobre el Brexit evidencia la profunda división que ese proceso ha dejado en Reino Unido y abre escenarios de inestabilidad.

Reino Unido continúa tratando de entender en qué momento el Brexit, el sueño de los nacionalistas británicos de abandonar la Unión Europea (UE), terminó resquebrajando su política interna e, incluso, dejando en jaque el liderazgo del país. Esto, luego de que ayer el acuerdo sobre las condiciones en que se daría esa separación, negociado con la UE por la primera ministra británica, Theresa May, fuera rechazado de forma contundente por el parlamento británico.

Con 432 votos en contra y 202 a favor –el peor resultado de un primer ministro en la historia moderna, superando el récord establecido en 1924– el texto alcanzado tras dos años de negociación fue rechazado por el legislativo. Con esto, queda en duda la forma en la que se dará la ruptura, mientras su fecha límite, el 29 de marzo, se acerca peligrosamente.

Han pasado casi tres años desde que, con 52 % de votos a favor y una participación del 72 %, los británicos votaron a favor de romper la relación económica de 45 años con la Unión Europea. La incertidumbre comenzó desde el día siguiente, cuando fue tendencia en Google la pregunta: “¿Qué es el Brexit?”.

A partir de entonces, el proceso ha estado sobre los hombros de la primera ministra, la conservadora Theresa May, quien tras su derrota enfrentará hoy en el parlamento una votación que intentará destituirla, promovida por su mayor opositor, el laborista Jeremy Corbyn.

May llegó al poder como la designada para negociar la forma en la que Reino Unido abandonaría la UE, pero se encontró en territorio desconocido: ¿Cómo pactar la separación que nunca se había presentado en la mayor comunidad económica del mundo?

La ruptura se volvió interna

Tras dos años de negociaciones, el 25 de noviembre del 2018, la primera ministra presentó su carta de victoria: un acuerdo con la Unión Europea que planteaba, entre otras cosas, un periodo de transición hasta 2020 una vez entrara en vigencia el Brexit e incluso, más importante, un intento de solución al problema de la frontera entre Irlanda del Norte (que se iría con el Reino Unido) y la República de Irlanda (que seguiría siendo parte de la Unión Europea).

La propuesta, llamada backstop, planteaba mantener a Irlanda del Norte dentro de las reglas arancelarias de la comunidad europea incluso después del periodo de transición, hasta que no se negociara un acuerdo comercial.

Sin embargo, este punto fue el que determinó en gran medida que ayer May viera desmoronarse su acuerdo. Entre los verdugos no había solo opositores, también 118 del Partido Conservador.

Carlos Arévalo, profesor de la maestría en derecho internacional de la Universidad de la Sabana, explica que May se encuentra en medio del fuego cruzado entre los que se opusieron al Brexit en 2016 y ahora consideran la posibilidad de reversarlo y los conservadores radicales que creen que el backstop es una traición a la soberanía de Reino Unido y quisieran un Brexit más duro.

A los detractores de May se suman los parlamentarios de Escocia, país que en 2016 votó mayoritariamente en contra del Brexit y que, dos años antes, ya había decidido en un referendo independentista permanecer como miembro del Reino Unido, precisamente para no dejar de ser parte de la Unión Europea.

Para Ana María Parente, profesora de negocios internacionales de la Universidad de Medellín, el Brexit fue “una medida nacionalista que quebró la unidad de Reino Unido”.

Al respecto, Arévalo explica que, “al ser una suma de países, Gran Bretaña debe ser muy cuidadosa con un cambio radical en las reglas de juego como las que eligió hace dos años”.

El escenario actual es de incertidumbre. Reino Unido vive al día y no sabe, por ejemplo, si la primera ministra seguirá en su cargo para el próximo lunes, cuando debería presentar las enmiendas al acuerdo rechazado hoy.

Es probable, sin embargo que a pesar del panorama desfavorable la primera ministra conserve su cargo. Los propios parlamentarios que votaron en su contra, entre ellos los legisladores norirlandeses del partido DUP, han señalado que la respaldarán frente al intento de Corbyn por sacarla del juego.

Como señala Rafael Piñeros, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Externado, el vacío de liderazgo de los laboristas, aún indecisos entre renegociar el Brexit y reversarlo, está al nivel del de los conservadores encabezados por May.

Las consecuencias reales de la decisión tomada en el referendo de 2016 siguen en juego, mientras Reino Unido vive sus días más convulsos políticamente en la historia reciente. La quinta economía mundial se debate, sin una solución clara a la vista, entre permanecer en la Unión Europea, abandonarla con un apretón de manos o irse tirando la puerta

Contexto de la Noticia

Primer escenario: la renegociación en tiempo récord

Theresa May fijó el 21 de enero como la fecha límite para el trámite del acuerdo del Brexit en el parlamento británico. Por lo tanto, tras la derrota ayer, cuenta con tres días para renegociar con Bruselas algunos puntos. No obstante, como señala Ana María Parente, profesora de negocios internacionales de la Universidad de Medellín, “sería reconstruir en tres días un acuerdo negociado durante dos años”.

Según la postura de May, este escenario está justificado al haber llegado al mejor acuerdo posible, opinión que respalda la profesora Parente, quien considera poco probable que la Unión Europea ceda. Desde que se alcanzó el acuerdo el 25 de noviembre del año pasado, la comunidad europea ha reiterado que solo está dispuesta a ofrecer aclaraciones sobre el texto.

Segundo escenario: la prórroga del 29 de marzo

Según los analistas, esta es una posibilidad muy concreta. Para evitar una salida sin acuerdo el próximo 29 de marzo, Theresa May, como primera ministra, podría solicitar a la Unión Europea que aplace por unos meses la fecha de ruptura definitiva. Este plazo límite fue definido en 2017, cuando May notificó oficialmente a la Unión Europea la intención de su país de retirarse. Según el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la salida de un país miembro debe darse en los dos años siguientes a ese aviso. No obstante, de acuerdo con Rafael Piñeros, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Externado, para que la Unión Europea esté dispuesta a conceder esa prórroga sería necesario un compromiso por parte de Reino Unido, ya sea con la realización de un nuevo referendo o la convocatoria de elecciones generales.

tercer escenario: may sale del poder

Como explica Carlos Arévalo, docente de la Universidad de la Sabana, en un sistema parlamentario la estabilidad del primer ministro está determinada por el respaldo del legislativo. El resultado de ayer, deja a Theresa May sin ese apoyo. La primera ministra puede salir por dos vías, por su propia dimisión, que llevaría a la elección dentro del Partido Conservador de un reemplazo, o retirada por la moción de censura que será votada hoy, promovida por el Partido Laborista, encabezado por Jeremy Corbyn. Aunque, como señala Piñeros, a pesar de que algunos aliados de May votaron contra su acuerdo del Brexit, eso no quiere decir que le vayan a entregar el poder a sus opositores.

cuarto escenario: Un nuevo referendo

El objetivo de la oposición británica sería promover una moción de censura que retire a la primera ministra y los lleve a ellos al poder. Desde allí, como señala el profesor Piñeros, el nuevo primer ministro tendría dos opciones: negociar la salida del Reino Unido que sea incluso más blanda que la de May o intentar reversarla con un nuevo referendo. Recientemente, la UE abrió la puerta a que un país se retracte de su intención de abandonar la comunidad política. Es una decisión que, incluso, podría tomar unilateralmente el primer ministro, pero por legitimidad política es más probable que se dé un segundo referendo en el que gane la opción de la permanencia en la UE.

quinto escenario: Brexit sin acuerdo

La posibilidad más temida. Se rompería una relación comercial de 45 años en un día, sin ninguna medida que lo atenúe. Todos los sectores se verían afectados. Los estudiantes europeos residentes en Reino Unido perderían instantáneamente su condición de alumnos comunitarios, quedando en un limbo legal; los negocios de empresas como Nizan, Toyota, Apple, entrarían en un caos arancelario ante la cancelación de las excepciones que rigen en la Unión Europea. Según estimaciones del Banco Central de Inglaterra, ante una salida sin acuerdo, el Producto Interno Bruto (PIB) de Reino Unido se reduciría en 8 % en los siguientes 5 años, un retroceso más grande que el de la crisis económica de 2008.

PROTAGONISTAS pesos y contrapesos de la decisión

theresa may
Primera ministra de Reino Unido
“Está claro que la Cámara no apoya este acuerdo, pero el voto de esta noche no nos dice nada sobre lo que sí respalda. Trataré, una vez más, de dialogar con los políticos británicos y comunitarios a fin de mejorar el acuerdo, en un intento de que supere un nuevo trámite. Tenemos el deber de cumplir con la decisión democrática del pueblo”.
jeremy corbyn
Líder del partido de oposición
“Un no acuerdo debe salir de la negociación, se debe asegurar una unión aduanera permanente y la garantía de que los derechos de los ciudadanos serán protegidos, pero la jefa de Gobierno ha cerrado la puerta al diálogo. El rechazo al acuerdo es un catastrófico fracaso del Gobierno conservador y es la peor derrota del ejecutivo”.
Jean-Claude Juncker
Presidente Comisión Europea
“El riesgo de una retirada desordenada del Reino Unido ha aumentado con el voto de esta noche. Si bien no queremos que esto suceda, la Comisión Europea continuará su trabajo de contingencia para ayudar a garantizar que la Unión Europea esté completamente preparada. Insto al Reino Unido a clarificar sus intenciones lo más pronto” .
Juan Manuel Flórez Arias

Periodista del Área Internacional, formado en la Universidad de Antioquia. Interesado en acercar con las palabras las historias lejanas en la geografía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Análisis

Dos años de incertidumbres y dimisiones
Miguel Martínez
Profesor de relaciones internacionales de la U. Externado

La telenovela del Brexit, como las de la televisión, parece que no tiene fin. Theresa May ha fracasado de manera estrepitosa en su intento de aprobar en el Parlamento británico el acuerdo al que había llegado con la Unión Europea. La pregunta que surge es, “¿y ahora qué?”. Por lo pronto, los laboristas...