<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los beatos de 2020 son ocho ejemplos a seguir

Las proclamaciones de los ocho beatos de este 2020 dan cuenta de los puntos clave del pontificado del Papa Francisco: misericordia y servicio.

  • La beatificación de Carlo Acutis, registrada el sábado 10 de octubre en Asís, Italia, fue interpretada como un impulso a la juventud religiosa, ya que el Papa Francisco lo recordó por su influencia en esta población. Es conocido como el influencer de Dios. FOTO GETTY
    La beatificación de Carlo Acutis, registrada el sábado 10 de octubre en Asís, Italia, fue interpretada como un impulso a la juventud religiosa, ya que el Papa Francisco lo recordó por su influencia en esta población. Es conocido como el influencer de Dios. FOTO GETTY
Por mariana hoyos acosta | Publicado el 09 de noviembre de 2020

Siete hombres y una mujer han sido proclamados beatos este año por el Papa Francisco. Entre ellos hay laicos y religiosos, jóvenes que murieron como mártires y adultos que curaron a través de la intercesión, de acuerdo con la Congregación de las Causas de los Santos. Los beatos de este año provienen de España, Italia, Polonia y Estados Unidos.

Los mártires

Joan Roig Diggle sabía desde antes de morir que podía ser asesinado por su fe, así lo narran numerosos testimonios de la época, según la Congregación de las Causas de los Santos. Una noche de 1936, durante la Guerra Civil Española, una docena de milicianos sacaron al joven de 19 años de su casa y después lo mataron. El pasado 7 de noviembre, Roig fue proclamado beato por haber muerto como un mártir por amor a Dios.

Ese mismo año también fueron asesinados por su fe tres religiosos de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos en Manresa, España, quienes serán proclamados beatos el próximo 14 de noviembre.

En 1936, su convento fue ocupado, devastado e incendiado por milicianos marxistas y anarquistas, según la Congregación. “Días después, los tres fueron secuestrados, torturados y asesinados sin juicio alguno”.

Los milagrosos

El padre Marella fue un religioso italiano que vivió su vida en una extraordinaria pobreza y humildad, de acuerdo a la Congregación. “La caridad brotó clara de su corazón y se derramó, con humildad y dulzura, hacia todos los que encontró”.

En 1985, 16 años después de su muerte, un hombre con pancreatitis crónica e insuficiencia pancreática, se curó después de que encomendaran su sanación al Padre. En 2019, el Consejo Médico del Dicasterio reconoció que la curación fue inexplicable a la luz de los conocimientos médicos actuales y el pasado 4 de octubre fue proclamado beato.

Carlo Acutis, un joven laico que murió a los 15 años por una leucemia, también fue proclamado beato este año. Era conocido como el influencer de Dios, por su labor religiosa a través de la web.

Incluso, el Papa Francisco lo describió como “creativo y genial”, que no se dejó absorber por la publicidad ni “cayó en la trampa”.

En 2013, en Campo Grande, Brasil, un niño de tres años que había nacido con trastornos digestivos, se curó después de tocar una reliquia del venerable Carlo Acutis.

El 31 de octubre fue proclamado beato el párroco Michael McGivney. De acuerdo a la Congregación, fue un hombre de profunda fe y fundó la asociación Caballeros de Colón, dedicada a ayudar familias con necesidades económicas por la muerte o enfermedad de la cabeza del hogar.

En 2015 nació un bebé contra todo pronóstico, por la intercesión del padre McGivney. Según la Congregación, el niño con síndrome de Down fue diagnosticado con hidropesía fetal, por lo que era altamente probable su muerte. Sus padres pidieron la intercesión de McGivney para la salvación de su hijo, el cual nació en la semana 31 de gestación.

La única mujer proclamada este año es María Luigia Pascale del Santísimo Sacramento, quien tuvo una vida apostólica. En 1926 un hombre italiano con pleuroneumonía se curó cuando su esposa la invocó para su sanación.

¿Qué es un beato?

De acuerdo con el padre jesuita y profesor titular de la Universidad Javeriana, Carlos Novoa, un beato es una persona que tuvo una vida feliz, plena y digna de imitar: “la única condición es que toda su existencia haya sido realmente la práctica del Evangelio”.

También hay una segunda condición que no es fundamental y se puede omitir, según el padre Novoa y es que alguien se haya curado por la intercesión del beato.

En el proceso de proclamar un beato, el padre Novoa explicó que hay un investigador, que busca testimonios de la época de personas que lo hayan conocido para asegurarse de que en realidad sí vivió según el Evangelio.

Sin embargo, también está el “abogado del diablo”, que se encarga de poner objeciones para darle más rigor a la investigación.

Ejemplo de vida

De acuerdo con Euclides Eslava, jefe del departamento de Teología de la Universidad de La Sabana, la importancia de un beato radica en que la Iglesia los pone como ejemplo a seguir, pues “todos resaltan alguna faceta del misterio de Dios y nos ayudan a mejorar en nuestra vida cotidiana, a poner los ojos en el cielo y a servir a los demás como ellos lo hicieron”, manifestó.

Catalina Bermúdez, profesora de Teología de la U. Javeriana, afirma que las personas que son proclamadas beatas murieron en fama de santidad: “La gente les tuvo un gran aprecio porque motivaron a muchos a ver la fe más cercana y, con su ejemplo demostraron una vida coherente, fiel y heroica en la fe”.

El padre Novoa dijo que los beatos son relevantes porque con su testimonio de vida muestran que sí es posible vivir desde el Evangelio, ”con equidad, felicidad y perdón”.

Claves del pontificado

Las proclamaciones de beatos, de alguna manera, también dan cuenta de los puntos clave del pontificado de cada Papa, explicó Eslava. “Aunque Dios marca el ritmo de los milagros que concede, los papas muestran, con las beatificaciones y canonizaciones, el ejemplo de vida que quieren resaltar”.

En este sentido, según Eslava, el Papa Francisco, a través de estas proclamaciones, ha hecho la invitación a vivir con misericordia, servicio hacia los más pobres y a seguir a Jesús en medio de las circunstancias actuales.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Los beatos Colombianos

En el país solo hay una santa, la madre Laura Montoya Upegui y once beatos. La mayoría sufrió por la violencia en diferentes momentos, por ejemplo, siete mártires de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios fueron asesinados durante la Guerra Civil Española en 1936, año en el que también fue asesinado el seminarista Jesús Aníbal Gómez. Los siete mártires fueron proclamados beatos en 1992 por san Juan Pablo II y en 2013 fue el turno de Gómez. Los recientemente proclamados por el papa Francisco fueron monseñor Jesús Emilio Jaramillo, y el padre Pedro María Ramos.

Mariana Hoyos Acosta

Periodista de la Universidad Eafit. Me gusta escribir, preguntar y sobre todo, escuchar. Mi gran pasión es contar historias y dejo que mi olfato periodístico sea guiado por la curiosidad.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección