<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ucrania y Rusia: la relación de dos vecinos en crisis

  • Escala la crisis entre Rusia y Ucrania. FOTO: EFE
    Escala la crisis entre Rusia y Ucrania. FOTO: EFE
  • Militares ucranianos en posiciones de primera línea en el este de Ucrania. FOTO: EFE
    Militares ucranianos en posiciones de primera línea en el este de Ucrania. FOTO: EFE
  • Entrega de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania. FOTO: EFE
    Entrega de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania. FOTO: EFE
  • El presidente de Rusia, Valdimir Putin, asegura que no planea invadir a Ucrania, pero envía militares a las fronteras. FOTO: EFE
    El presidente de Rusia, Valdimir Putin, asegura que no planea invadir a Ucrania, pero envía militares a las fronteras. FOTO: EFE
JULIANA GIL GUTIÉRREZ | Publicado el 25 de enero de 2022

Ucrania y Rusia viven una escalada de tensiones que ya anota varios precedentes en la historia reciente. La frontera de 1.576 kilómetros que conecta a los países lleva casi tres meses en vilo ante la aparente amenaza de invasión que el Kremlin estaría planeando contra el Kiev.

Esa disputa ya convocó a todas las potencias globales –Estados Unidos, la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)– que están enviando armamento a la administración Volodimir Zelenski y enfilaron parte de sus tropas para que estén preparadas ante un eventual respaldo armado.

Pero el conflicto Ucrania - Rusia que se vive desde noviembre de 2021 no puede explicarse sin tener en cuenta los antecedentes de estas tres décadas desde que la Unión Soviética se disolvió en 15 países: unos se mantuvieron bajo la sombra de Moscú, pero otros se acercaron a occidente.

“El tema de Ucrania se convierte en un elemento geopolítico de gran importancia para Europa en particular, pero para el mundo en general. Ucrania ha tenido la intención de acercarse a instituciones occidentales como la Unión Europea y la OTAN y eso genera sensibilidad en Rusia porque es un país hermano que se sale de su esfera de influencia”, explica Rafael Piñeros, profesor titular de relaciones internacionales de la Universidad Externado.

Militares ucranianos en posiciones de primera línea en el este de Ucrania. FOTO: EFE
Militares ucranianos en posiciones de primera línea en el este de Ucrania. FOTO: EFE

1991: se cae la URSS

La Unión Soviética se disolvió en 1991 en el marco de la caída del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría. Entre 1990 y 1991, los territorios que la integraban comenzaron a declarar su independencia –Lituania, Estonia, Letonia, Armenia, Georgia, Moldavia, Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Azerbaiyán y Uzbekistán, entre otros– fueron separándose de la influencia de Moscú.

Rusia se constituyó como el estado que preservó los valores soviéticos e, incluso, intentó mantener la amalgama soviética en ese nuevo orden mundial, pero las naciones que antes fueron sus hermanas tomaron nuevos rumbos, más cercanos a Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN.

Justamente, Ucrania es uno de esos países que comenzó a pasar la página del modelo soviético para constituirse como un estado bajo un espectro más capitalista, más cercano a occidente, una amistad que incomoda a Rusia porque ese país es la frontera entre dos mundos, la puerta de entrada al bloque europeo.

2013: Euromaidán en Ucrania

Los trámites de ingreso a la Unión Europea son extensos, requieren de voluntad política y años de reuniones para llevar a buen terminó la incorporación. Para 2013, Ucrania tenía lista las gestiones para firmar la entrada comercial a esa comunidad, pero el entonces presidente proruso, Víktor Yanukóvich, frenó el ingreso.

Desde noviembre de 2013 y hasta febrero de 2014, los ciudadanos impulsados por un sentimiento proeuropeo mantuvieron una protesta continua que logró derrocar a Yanukóvich. En ese entonces, los grupos proucranianos colisionaron en las calles con los movimientos prorrusos.

Entrega de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania. FOTO: EFE
Entrega de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania. FOTO: EFE

2014: Anexión de Rusia a Crimea y Sebastopol

En medio de toda esa crisis Social, Rusia se anexionó la península de Crimea, que tiene salida al Mar Negro, y la ciudad de Sebastopol. Como si fuera una imagen sacada de una cruzada antigua, las tropas rusas arribaron al territorio ucraniano y se tomaron el territorio.

En el área de Donbás, que está integrada por las provincias ucranianas de Donetsk y Luhansk, se han ubicado grupos prorusos que están en disputa con los nacionalistas ucranianos.

Desde entonces Ucrania y parte de la comunidad internacional que le apoya reclaman que Rusia regrese a ese país los territorios que le pertenecen, pero Moscú parece querer anexionarse más zonas que antes fueron de la Unión Sovitética y tienen un valor importante –geopolítico, cultural y económico– para el Kremlin.

2018: crisis en el Mar de Azov

Entre octubre y diciembre de 2018 se desató otro foco de conflicto entre Ucrania y Rusia. Este último bloqueó el estrecho de Kerch, la ruta de entrada al Mar de Azov, en el que los dos países comparten fronteras marítimas. Esa zona es el tercer frente de la disputa entras las exrepúblicas soviéticas.

2021: la amenaza de una nueva anexión

Desde noviembre del año pasado Ucrania aseguró estar en riesgo de una nueva invasión por parte de Rusia. ¿El motivo? El régimen de Vladimir Putin movilizó tropas para ejercicios militares en la frontera y también desplegó efectivos a la zona limítrofe con Bielorrusia, donde está un gobierno aliado del Kremlin que, además, comparte frontera con Ucrania.

El presidente de Rusia, Valdimir Putin, asegura que no planea invadir a Ucrania, pero envía militares a las fronteras. FOTO: EFE
El presidente de Rusia, Valdimir Putin, asegura que no planea invadir a Ucrania, pero envía militares a las fronteras. FOTO: EFE

Los movimientos militares rusos se efectuaron después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, intentara acelerar las gestiones de ingreso de Ucrania a la OTAN. Putin exige que la Alianza Trasatlántica deje todas sus intenciones de acercarse a sus países vecinos y devuelva sus fronteras a los límites que tenía en 1997, una petición que ese grupo y Estados Unidos han rechazado.

“Lo que Rusia está pidiendo es algo que ni la OTAN ni Estados Unidos están dispuestos a ceder. Sobre todo, viendo a una Rusia más agresiva”, detalla Jesús Agreda, internacionalista de la Universidad del Rosario.

Enero de 2022 ha sido un mes de movidas diplomáticas entre Estados Unidos, Rusia, Ucrania y sus aliados para abordar esta crisis, pero ni la reunión del canciller ruso con el secretario de Estado estadounidense logró calmar los ánimos de una frontera que vuelve a amenazar con vientos de guerra.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección