<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Hubo jornada de limpieza en las quebradas de Medellín: sacaron colchones, muebles y escombros

Más de 4.000 personas participaron en la limpieza de seis quebradas de la ciudad.

  • Se recogieron casi 2.000 metros cúbicos de basura y escombros
    Se recogieron casi 2.000 metros cúbicos de basura y escombros
16 de febrero de 2024
bookmark

Las quebradas La Iguaná, Malpaso, La Seca, Doña María, Santa Elena y La Rosa fueron intervenidas por EPM y Emvarias, en un contrato para la gestión de residuos en cuencas abastecedoras y receptoras que hacen parte del sistema de acueducto y alcantarillado del Valle de Aburrá.

Lea también: Eafit estrena un jardín funcional que podría salvar cientos de quebradas

Entre las líneas de acción de este contrato, que contó con el apoyo de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, se contemplaron la limpieza, recolección, almacenamiento, gestión y disposición de residuos; la construcción de acopios, conformación de una ruta de recolección; reforestación, paisajismo, y embellecimiento.

Más de 4.00 personas participaron en la limpieza y recolección realizadas en puntos críticos de las quebradas mencionadas, a lo largo de los barrios La Iguaná, Blanquizal, Aures I y Aures II, La Avanzada, La Esperanza y Aranjuez, y en los corregimientos de San Antonio de Prado y Santa Elena, informó EPM.

En estas actividades se gestionaron y dispusieron 1.962 metros cúbicos de residuos sólidos como escombros, colchones, muebles, plásticos, entre otros. Los puntos críticos intervenidos fueron además sede de labores de paisajismo y embellecimiento, que consistieron en la siembra de árboles y jardines.

A través de talleres que abordaron temas como la preservación del agua y la adecuada gestión de residuos, el convenio promovió la concientización de las comunidades participantes sobre la importancia de sus cuencas. Además, se contempló la cuenca como un elemento integral de su entorno, con una relevancia tanto histórica como futura.

“Esta experiencia es un claro ejemplo de cómo la colaboración entre la autoridad, las empresas y la comunidad puede unir esfuerzos, conocimientos especializados y la mano de obra necesaria para revitalizar las cuencas y quebradas, y así promover una perspectiva futura más sustentable para todos”, concluyó EPM en un comunicado.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD