<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Durespo le apuesta a su marca propia y se mete a segmento inmobiliario

  • Rafael Cartagena es el gerente de Durespo. FOTO JUan Antonio Sánchez
    Rafael Cartagena es el gerente de Durespo. FOTO JUan Antonio Sánchez
Publicado el 11 de febrero de 2020
En definitiva

Pese a quedarse sin la representación de las multinacionales que tenía para Colombia, esta empresa antioqueña ha sabido permanecer en el mercado local y llegar a países vecinos.

Incluso con una tasa de crecimiento que a septiembre de 2019 fue del 2,0 %, las actividades del campo como la agricultura, la ganadería o la extracción de madera se mantienen como una alternativa de negocio rentable para empresas como Durespo, que no solo ha tenido que sortear con la modesta dinámica del agro colombiano, sino recomponer su modelo de negocio, innovar y buscar nuevos mercados.

Las facturaciones de la compañía que entre 2012 y 2013 estuvieron por encima de los 66.500 millones de pesos cayeron dramáticamente a menos de la mitad, dado que las operaciones de distribución de maquinaria de reconocidas marcas globales fueron asumidas directamente por las multinacionales.

En diálogo con EL COLOMBIANO, el gerente de la compañía, Rafael Cartagena Morales, explica cómo ha maniobrado para mantener vigente a la firma paisa, desde 1974, con mercados externos, marca propia de maquinaria y el desarrollo actividades inmobiliarias.

¿Cuál es la radiografía actual de Durespo?

“Es una compañía de unos 32.000 millones de pesos en ingresos que creció un 6 % o 7 % el año anterior, genera 110 empleos y tiene un trabajo de resiliencia y de resistencia ante unos hechos del mercado, como cuando las compañías internacionales entran directamente y comercializan las líneas que manejábamos. En cinco o seis años duplicamos el tamaño de lo que nos quedó y en ese camino desarrollamos y potenciamos líneas de negocio en protección de la madera industrial y de limpieza”.

¿Y qué hay del foco en el sector agropecuario que fue la punta de lanza de la compañía?

“Tenemos una apuesta muy dura para el agro, que siempre ha sido el mercado de Durespo. En ese camino, por ejemplo, hay un gran frente que es el manejo ecológico de desechos y residuos tanto domésticos como de fincas. Para eso traemos máquinas que procesan esos desechos y los convierten en abono. Con la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), por ejemplo, desarrollamos un proyecto que les permite recortar sus prados y zonas verdes y convertir las ramas, hojas y el material vegetal en abono. En el proceso se usan máquinas que traemos de Brasil”.

¿Están desarrollando otra línea de negocio?

“Así es. Es una actividad con una apuesta ecológica fuerte porque siempre se han usado picapastos y chapeadoras para producir alimento para el ganado, pero con estas máquinas las unidades residenciales, las fincas o instituciones con zonas verdes pueden picar los desechos vegetales y convertirlos en abono (compostaje), así no se sobrecargan los rellenos sanitarios de las ciudades y los establecimientos no tienen que pagar abonos para sus jardines”.

¿Qué otras movidas ha tenido que hacer para recomponer el negocio?

“Durespo viene del agro, pero desde hace seis años hemos girado para crear segmentos industriales muy fuertes. Es así como tenemos una posición destacada en maderas, y en herramientas eléctricas incluso con una marca propia. En limpieza de pisos hemos desarrollado el mercado colombiano. Vendemos cosas tan sofisticadas como estaciones de telemetría para medición ambiental, climática y geodesia. Es decir, tenemos desde productos básicos para el agro hasta artefactos de alta tecnología y especializados” (ver Paréntesis).

La empresa se destacó por ser distribuidor exclusivo de marcas globales, ¿cómo migró hacia el desarrollo de una marca propia?

“Las máquinas que vendemos tienen nuestro respaldo. Tuvimos por años la representación comercial de grandes marcas pero estas las quitan por malo o por bueno, o sea porque sos tan malo que no desarrollas el mercado o tan bueno que desarrollaste el mercado y dejaste el campo abierto. Cuando eso ocurrió nos tocó diversificar, entonces estamos siguiendo el proceso de registrar una marca”.

¿Dónde está el nuevo proveedor?

“En China. Allí están todas las compañías y el cuidado que se debe tener es que sea apropiado y ofrezca garantía. Tenemos un agente en China, traemos todas las máquinas y las colocamos en el mercado por un año. Las ponemos a trabajar con el contratista o con la empresa más dura en desempeño para poder saber qué le pasa, y en ese camino hemos descartado unas cosas en la primera entrega, porque hay artefactos que se desbaratan con solo prenderlos, pero también hay herramientas premium que son hechas allá. El problema de Estados Unidos con China, la guerra comercial, es porque la producción, la mano de obra y la manufactura están allá”.

¿Qué opciones ve afuera?

“Llegamos a Ecuador y Panamá. Iniciamos con la venta de inmunizantes industriales. Esos países tienen gran potencial, así que creo que tendremos que consolidarnos. El plan es, primero, desarrollar una distribución especializada, después de eso vendrá un punto de venta seguramente, e instalaciones propias y ese es el camino a seguir. Eso es lo que vemos, a la vuelta de tres o cuatro años tenemos que estar físicamente allá”.

Con unas tasas de crecimiento del campo tan bajas en Colombia, ¿qué perspectivas le ve al sector?

“Todavía se puede crecer. La infraestructura del sector agropecuario se tiene que recuperar. Por ejemplo, en pastos hay un vacío, ahí creemos que puede estar una clave. El otro tema es que en el agro uno ve que todas las máquinas son iguales, pero la innovación con productos que le brinden una solución distinta al usuario es otro de los elementos que estarán a favor”.

¿Es cierto que está desarrollando actividades inmobiliarias?

“No hay nada mejor que las dificultades para diversificar. Así que entendimos que tenemos unas instalaciones propias en Medellín y en Bogotá, entonces lo que hacemos es obtener valor de esos espacios. Nos reacomodamos un poquito y generamos un negocio inmobiliario que nos produce más unos recursos distintos”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Adaptación al comercio virtual

De la mano de la reorientación del negocio, otra apuesta de esta empresa antioqueña es incorporar a sus actividades las plataformas digitales, trabajando en redes sociales y consolidando el apoyo virtual para sus distribuidores a través de plataformas propias y de terceros. En el mediano plazo, la meta es que este sea un canal que apalanque las operaciones.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS