<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sector palmicultor avanza en formalización laboral

  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
Publicado el 28 de septiembre de 2019
82 %

de los empleos en el segmento son formales: Dane y Fedepalma.

El sector palmicultor colombiano se ha destacado en los últimos años por tener un alto índice de formalización laboral y por eso sigue trabajando, de la mano de Cenipalma y Fedepalma, en nuevas estrategias que le permitan cerrar las brechas de informalidad que aún existen y lograr que el 100 % de sus trabajadores tenga los beneficios necesarios para su tranquilidad.

Según el estudio de empleo elaborado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), en 2016 el sector palmicultor contaba con un total de 170.794 empleos, entre directos e indirectos, de los cuales el 82 % estaba en la formalidad y el restante 18 % se caracterizaba por la informalidad.

El cultivo de palma de aceite en Colombia cubre un área aproximada de 512.076 hectáreas en cuatro zonas palmeras: Norte, Oriental, Central y Suroccidental, que junto con los viveros y las plantas de beneficio conforman el sector palmero, al que pertenecen 4900 unidades Económicas.

Dentro de los empleos directos que se generan, que en total alcanzan 67.672 ocupados a nivel nacional, el 85,9 % (58.132) corresponde a hombres y el 14,1 % (9540) a mujeres. La zona palmera que tiene la mayor participación es la Central, con el 40,2 % (27.179); seguido por la Oriental, con el 28 % (18.929); la Norte, con 26,1 % (17.650); y la Suroccidental, con 5,8 % (3914).

Pero es precisamente en ese 18 % donde se han centrado los esfuerzos en los últimos dos años, en procura de lograr alcanzar un mayor grado de formalidad, para así mismo empezar a pensar en la certificación de los productos, ya que estos dos factores van de la mano.

El director de Extensión de Cenipalma, Jorge Alonso Beltrán, señaló que la situación del aceite de palma en el país, y en el mundo, gira entorno a la certificación y para eso se necesita cumplir con unos estándares de calidad en cultivo, en lo ambiental y en lo sociales.

“Actualmente tenemos el 20 % del aceite del país certificado y para 2023 la meta es el 75 %. Hoy en día hay cierto premio al que se certifica, pero vamos a llegar al momento en que será una obligación certificarse”, dijo Beltrán, al explicar que la formalización laboral es un requisito fundamental dentro de ese proceso de certificación al que quiere llegar el sector .

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección