<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Qué tan cerca está Colombia de sufrir un apagón? Esto dicen los expertos

De no tomar acciones estructurales, para algunos expertos el país no tendría cómo atender la demanda de energía a partir de 2027.

  • La demanda de energía en Colombia creció 8,31% en marzo. Foto: Esneyder Gutiérrez
    La demanda de energía en Colombia creció 8,31% en marzo. Foto: Esneyder Gutiérrez
¿Qué tan cerca está Colombia de sufrir un apagón? Esto dicen los expertos
01 de abril de 2024
bookmark

Hace más de 30 años Colombia atravesaba uno de los episodios más difíciles de su historia: un intenso fenómeno de El Niño, acompañado de imprevisión, dejó a oscuras al país. Si bien de esa crisis el sector salió más fortalecido y preparado, el fantasma está volviendo a aparecer por la situación de estrés del sistema eléctrico, que amenaza con nuevos racionamientos.

Y es que, según datos de XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), la demanda de energía por parte de los colombianos creció 8,31% en marzo, pero el volumen de los embalses ya bajó a 31,86%, registrando valores inferiores a los mínimos históricos de los últimos 20 años.

En contexto: Para evitar riesgo de apagón, XM pide trabajo en casa, apagar luz en la noche y flexibilizar reglas impuestas a Hidroituango

Cabe anotar que las previsiones de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) apuntaban a que el consumo de energía eléctrica en el país crecería cada año entre un 2,2% y un 3,4%; pero está aumentando por encima del 5%, es decir, el doble de lo proyectado.

Y aunque para abril el Ideam advirtió sobre la posibilidad de lluvias en algunas zonas como Antioquia, Caldas, Cundinamarca, Valle del Cauca y Chocó, estas precipitaciones podrían no ser suficientes para revertir la situación crítica en la que se encuentran los embalses.

Dadas estas condiciones actuales, de aportes deficitarios y alto consumo eléctrico, se plantea la pregunta de qué tan cerca está Colombia de sufrir un apagón.

Lea más: ¿Qué tan cierto es que el Gobierno estatizaría al sector minero del país?

Si bien no existe una bola de cristal para saber qué pasará exactamente en el futuro, para algunos expertos el sistema energético colombiano aún tiene, en el corto plazo, cómo responder. Sin embargo, de no tomarse las medidas necesarias, la situación se complicaría a partir de 2027, pues la oferta no sería suficiente para satisfacer la creciente demanda y responder ante coyunturas como el fenómeno de El Niño.

Las posturas

Para Alejandro Castañeda, director de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), qué tan cerca o lejos está el país de un apagón depende de las medidas que se tomen en estos momentos.

“Cuando uno ve la carta de XM se preocupa porque los embalses están bajando mucho. Pero todo depende de qué hagamos, porque, por ejemplo, la demanda está creciendo muy rápido y seguimos vendiéndole energía a Ecuador”, comentó.

Relacionado: ¿Por qué Colombia está en riesgo de tener déficit de energía a partir de 2027?

Agregó que esto que vive el país es una situación coyuntural ocasionada por la sequía; no obstante, de no aumentarse la capacidad de generación, no se tendría la suficiente energía en firme para atender a los usuarios a partir de 2027.

“Hoy, todo depende de lo que pase en abril, porque en marzo no llovió lo que se esperaba. Fue apenas el 45% de lo que históricamente llueve en ese mes”, dijo Castañeda.

El experto explicó que si el volumen de los embalses baja a 27%, que es cuando se activan los mecanismos de alerta, no es que estos se paralicen, sino que XM, como operador del sistema, “nunca ha operado el sistema por debajo de esos niveles”.

Cuando se llega a ese punto, dijo, muchos embalses ya no son capaces de suministrar toda la energía que deben entregar.

Desde la óptica de Carlos Vasco, profesor y analista de la Universidad de Antioquia, el país no sufriría un apagón en el corto plazo, dada la robustez de su sistema eléctrico, que ha sido construido por el sector público y privado. Pero, al igual que Castañeda, consideró que en el mediano plazo el riesgo se daría por la escasez de oferta.

Vea más: Termoeléctricas, ¿el ‘as bajo la manga’ para que no haya un apagón en Colombia?

“En los próximos dos años no creo que se presente esa novedad. Actualmente, lo que ocurre es que tenemos una alta exposición al riesgo y esto significa que si alguna central se daña o tiene algún accidente, como pasó hace algunos años con la central de San Carlos de EPM, donde hubo un incendio y la tuvieron que dejar por fuera, quedamos muy expuestos, porque tenemos una oferta muy justa”, explicó.

Esto quiere decir, según el analista, que hay que estar muy alerta, pues en situaciones así un “cisne negro” (suceso no previsto que causa grandes daños) podría estresar completamente el sistema.

Entérese: Colombia revive el sueño de generar energía con el calor de la tierra y los volcanes: hará subasta este año

“Se espera que en abril haya más lluvias y que con esto se estabilicen los niveles de los embalses. Con eso, estaríamos cubiertos este año, siempre y cuando no haya ningún daño sorpresivo, porque estamos sin holgura, sin ningún colchón”, añadió Vasco.

Infográfico

Las peticiones

En un hilo en su cuenta de X, el ministro de Minas y Energía, Ómar Andrés Camacho, señaló que “nos encontramos en la última fase del fenómeno de El Niño, hemos pasado por unos meses de dura sequía, pero gracias a la preparación del sistema eléctrico colombiano y las medidas adoptadas, hemos pasado este periodo sin dificultades de abastecimiento, sin ningún riesgo de apagón”.

Como respuesta, desde la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen) afirmaron que “si bien reportes de agencias meteorológicas internacionales permiten pensar que estamos en la fase final de la temporada de sequía, debemos decir, con toda claridad, que El Niño no se ha acabado”.

Ante esto, solicitaron al Gobierno Nacional adoptar medidas que permitan garantizar la operación segura, confiable y coordinada del parque de generación térmico, así como hacer un uso responsable de la energía y el agua, de manera que se pueda afrontar lo que queda de la temporada seca, sin riesgo de que el país se apague.

“Aunque el Ideam advierte que las lluvias deben llegar en las siguientes semanas, el consumo eléctrico ha aumentado, por lo que de retrasarse esta llegada, la recuperación de los embalses se hará más lenta y la operación con plantas térmicas resultará más exigente, lo que exige un mayor nivel de coordinación en la toma de medidas, y de atención a la evolución del sistema”, anotó el gremio.

Asimismo, solicitaron revisar las exportaciones de energía a Ecuador, pues ya superan el 3% de la demanda colombiana.

”Por otro lado, el 30 de abril vence la normatividad expedida por el Ministerio de Minas y Energía que permitía vender cantidades con el combustible más eficiente que no se necesitara para atender la demanda nacional, invitamos al Gobierno dentro de la Resolución expedida para consulta, revisar los mecanismos de habilitación de exportaciones, de manera que se asegure el suministro de energía en Colombia”, aseguraron desde Acolgen.

Finalmente, reiteraron la importancia de mantener y mejorar los incentivos para el desarrollo de nuevos proyectos de generación, de manera que en el corto y mediano plazo, el uso complementario y eficiente de todas las tecnologías de generación disponibles no solo reduzca riesgos de desabastecimiento, sino que suavice las presiones al alza de los precios, típicas de periodos de sequía como El Niño.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD