<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Construcción se frena por incertidumbre, altas tasas, costos y reforma pensional

El principal desafío se encuentra en proyectos que entran en ejecución este año. Camacol estima que hay más de 349.000 viviendas sin iniciar.

  • El gremio de los constructores, Camacol, advierte que la edificación ya se frena por la situación económica. FOTO archivo
    El gremio de los constructores, Camacol, advierte que la edificación ya se frena por la situación económica. FOTO archivo
La República - Colprensa | Publicado el 25 de enero de 2023

La Cámara Colombia de la Construcción (Camacol) proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) del sector edificador crecerá 9,8% en 2023, una variación más moderada que las cifras por encima de 11% observadas en 2021 y 2022.

No obstante, constructores y fondos inmobiliarios ya están expresando preocupaciones ante la continuada alza de tasas de interés, el encarecimiento de los materiales, y la incertidumbre que generan las políticas del Gobierno, como la reforma pensional. Todos estos factores hacen que ya haya una desaceleración en el sector.

El principal desafío se encuentra en los proyectos que entran en ejecución este año. Camacol estima que hay poco más de 349.000 viviendas sin iniciar construcción. “La dificultad es que los constructores que lanzaron proyectos hace dos años con un presupuesto, ahora deben empezar a construir con unas condiciones muy distintas. Se han encarecido los insumos entre 15% y 20%, cosa que no tenían calculada”, explica Andrés Zuleta, gerente de Inmobiliaria Corporativa de Colombia.

“Adicionalmente, cuando el constructor hizo el cierre financiero, había hecho unos cálculos de tasa de crédito constructor que, como son tasas variables, hoy en día se han duplicado”, añade Zuleta.

Para Gustavo Villa, gerente de CNV Construcciones, el cierre financiero se hará cada vez más difícil, en particular para los proyectos que están avanzados en preventa. Estos constituyen la mayoría.

Casi seis de cada 10 viviendas sin iniciar construcción pertenecen a etapas en las que ya se ha vendido más de 70% de las unidades. Aumentar el precio de las que no se han vendido tampoco es una opción debido a que la capacidad de compra de quien busca adquirir el inmueble también ha retrocedido. Tenemos que trabajar con márgenes que ya de por sí son muy estrechos para los constructores y buscar los mejores aliados proveedores para reducir los costos”, señala Villa.

Por su parte, Manuel Ignacio Pérez, gerente de Mipko Constructores, explica que su empresa había hecho presupuestos en base a tasas de interés de 12%. “Ahora estamos en 18%, por lo que hay negocios que están abortando proyectos porque no tienen cierre financiero por costos. Nosotros no, pero hemos desistido de etapas. A finales del año pasado tuvimos que renunciar a toda una etapa y vender de nuevo con un precio más alto tope de vivienda VIS”, indica.

A esto se suma que los costos de crédito hipotecario podrían poner en aprietos a los compradores que esperan la entrega de su vivienda este año.

A cierre de 2022, el desistimiento de compra sobre el total de viviendas vendidas fue de 8,8%. “Hace un año los clientes podían tener unas tasas de crédito hipotecario entre 6% y 8%. Ahora casi se ha duplicado. Allí podría haber un comportamiento determinante. Algunos bancos hablan que entre 20% y 25% de los clientes no van a lograr el cierre financiero”, señala Juan Guillermo Barrera, gerente de Acierto Inmobiliario.

A todos estos factores económicos se suma la incertidumbre que, de acuerdo a empresas del sector, provocan las reformas anunciadas por el Gobierno, y en especial la que atañe al sistema de pensiones. Si bien no hay una propuesta definida, hay dudas en torno a qué va a pasar con el ahorro que los trabajadores tienen actualmente en fondos de pensiones privados, jugadores clave en el mercado de capitales.

“Muchos fondos de inversión inmobiliaria se apalancaban con recursos de los fondos de pensiones. Como la reforma está sobre la mesa, los fondos inmobiliarios que dinamizaban el sector comprando inmuebles para rentar, o que hacían desarrollos de la mano de constructores, están frenando sus políticas de inversión hasta saber si va a haber plata en el futuro”, afirma Zuleta.

En esa misma línea, Barrera considera que los estos instrumentos internacionales también están optando por esperar. “Los mercados se anticipan a las situaciones. El año pasado, si querías comprar un lote de $30.000 millones, te sobraban inversionistas. Hoy no invierten un peso en Colombia porque hay inseguridad en las políticas”, declara.

Otra de las dudas es la continuación de los subsidios para vivienda VIS . “El Gobierno quiere mantener ‘Mi Casa Ya’. El reto es asegurar los recursos para los 82.000 subsidios de vivienda proyectados en 2023”, declaró Edwin Chiriví, presidente (e) de Camacol.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección