<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Prepárese para los efectos de una inflación del 4,5%

  • FOTO DONALDO ZULUAGA
    FOTO DONALDO ZULUAGA
Por ferney arias jiménez | Publicado el 05 de agosto de 2015
en definitiva

Faltando un buen trecho para que culmine el año, los indicadores que van mostrando el desempeño económico ponen en alerta a los analistas que a diario están ajustando los pronósticos.

El escenario de inflación para este año, “alrededor del 4,5 por ciento”, reconocido por el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, de inmediato provocó que distintos sectores y analistas empezaran a ajustar sus cábalas económicas para el año que viene.

El equipo técnico del Emisor indicó que la inflación al consumidor se mantendría por encima del 4,0 por ciento para buena parte de lo que resta de 2015, pero insiste en que “empezaría a disminuir a comienzos de 2016”.

La inflación anual al consumidor ha registrado un sensible incremento, al pasar de 3,66 por ciento a finales de 2014 a 4,42 por ciento en junio pasado, lo que la ubica por encima del techo del rango meta establecido por la junta directiva del Banco de la República (de 2,0 a 4,0 por ciento), y justamente hoy el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) revelará el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para los primeros siete meses de este año.

“Este comportamiento podría parecer paradójico dada la desaceleración de la actividad económica que debería reducir las presiones de demanda”, indicó Uribe en el informe presentado al Congreso, pero enfatizó en que las cifras muestran que las presiones han obedecido a las alzas de los precios de los alimentos por problemas de abastecimiento, y a los efectos de la depreciación de la tasa de cambio del dólar sobre los precios de los bienes transables.

Sergio Olarte, analista de BTG Pactual, coincide con la óptica del gerente y señala que “a pesar de la subida persistente de la inflación, los resultados de las encuestas de expectativas muestran un consenso cercano a 3,2 por ciento para julio de 2016 y julio 2017”.

Pero, mientras ese descenso ocurre y la inflación vuelve a los rangos fijados ¿qué pasará en el remate de 2015? De cara al desempeño de este segundo semestre, Anif expresa su preocupación por “la persistencia contractiva de la producción industrial a ritmos negativos del 2,4 por ciento anual en enero-abril de 2015”.

También agrega la caída del 0,5 por ciento anual del comercio en abril, y “el menor valor de las exportaciones (en dólares) por cuenta de la disminución en los precios del crudo, lo que elevaría el déficit de la balanza comercial”, advierte Anif..

Contexto de la Noticia

el salario mínimo para 2016 tendría un aumento mayor a los $28.995

Entendiendo que el ajuste del salario mínimo se define teniendo en cuenta Índice de Precios al Consumidor (IPC), la meta de inflación para el siguiente año, el incremento del Producto Interno Bruto (PIB), la productividad de la economía e inclusive la contribución de los salarios al ingreso nacional, el escenario de inflación del 4,5 por ciento pondría en la discusión de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Laborales y Salariales que el ajuste para 2016 supere los 28.995 pesos, es decir que la remuneración mínima pase de 644.350 pesos a un valor mayor a los 673.345 pesos. Para algunos miembros de esa Comisión, todavía es temprano para dar ese debate.

las mesadas pensionales también dependen del índice de inflación

Buena parte de los 1,21 millones de pensionados que en el país están a cargo de Colpensiones y fondos de pensiones resultan impactados por el IPC, que es el principal indicador que se aplica para el ajuste de las mesadas. Este año, por ejemplo, el Ministerio de Trabajo dispuso que las pensiones cuyo monto mensual en 2014 fue igual al salario mínimo legal mensual vigente, tuvieran una asignación de 644.350 pesos, mientras que los pensionados que en el 2014 tuvieron una mesada superior al mínimo tuvieran un reajuste para este año de 3,66 por ciento (es decir el IPC de 2014). Algo que cuida el Gobierno, es que las mesadas nunca sean menores al salario mínimo.

la incertidumbre por el desempeño del dólar agrava la coyuntura

El Banco de la República explica que durante el primer semestre del año se han observado incrementos en los precios de algunos productos que tienen un peso importante en la canasta del consumidor, como lo son automóviles y electrodomésticos en general, los cuales habían experimentado pocas alzas en años anteriores, contribuyendo a

mantener la inflación al consumidor en niveles relativamente bajos. Pero desde la presidencia de Fenalco, Guillermo Botero, pregunta: “¿Llegará el dólar a 3.200 pesos? A ese nivel el cantar es bien distinto y yo no sé cómo pensarán afrontar las autoridades ese fenómeno”. Para el dirigente, la tasa de cambio de la divisa estadounidense será clave para determinar el IPC de 2015.

los Precios de los alimentos importados apenas empiezan a elevarse

El Emisor también reconoce que en los últimos meses empezaron a verse reajustes en los precios de varios alimentos de origen importado, como cereales y aceites. Una vez más Fenalco advierte: “Hasta aquí todavía estamos en precios de productos predevaluación acelerada. ¿Qué pasará con los precios de los productos en 90 días? ¿Qué pasará cuando se acaben las existencias de maíz, arveja, garbanzo, lenteja y de las materias primas para la producción de alimentos balanceados para animales? Eso todavía no lo sabemos”. Este llamado de atención también lo hizo recientemente Andrés Valencia, presidente de Fenavi, quien dijo que la importación de maíz, a mayor precio, elevará los costos de producción avícola en un 30 por ciento.

los arrendamientos se incrementan con el IPC causado o proyectado

Los cánones de los arrendamientos de bienes inmuebles también se reajustan anualmente. En los contratos que fueron suscritos en fecha posterior al 10 de julio de 2003, es decir bajo el régimen de la Ley 820 de ese mismo año, se aplica un incremento en el momento de su renovación hasta del porcentaje del IPC causado, es decir 4,5 por ciento o más si fuera el caso.

El incremento máximo que tendrían los contratos de arrendamiento anteriores al 10 de julio de 2003, sería la meta de inflación que se determine para el año 2016, que según el Banco de la República estaría por debajo del 4 por ciento. Así las cosas, es claro que los arrendatarios estarán cruzando los dedos para que el IPC no siga aumentando y sus cuotas de pago no se disparen en 2016.

libertad y control en los costos de las instituciones educativas

Uno de los primeros avisos de la llamada cascada de incrementos de comienzo de año lo da, hasta con tres meses de anticipación, el Ministerio de Educación, que establece los parámetros para las tarifas de matrículas y pensiones para la educación ofrecida por los establecimientos privados. El ajuste, en los últimos años, ha estado en rangos similares a los de la inflación, aunque generalmente se aclara que los ajustes dependen de la calificación que obtiene la institución educativa, según los resultados alcanzados en las pruebas Saber 11. Los colegios catalogados en los regímenes vigilado superior y vigilado muy superior, pueden aplicar aumentos mayores, porcentualmente hablando a los de otras categorías.

tránsito por algunas vías se encarecería por aumento inflacionario

El Invías, que opera varias casetas de peaje en las principales carreteras del país, aplica incrementos anuales en los cobros, los cuales están en línea con el índice de inflación. Con un IPC del 4,5 por ciento, el peaje en Guarne (vía Medellín-Bogotá) que actualmente para un particular (categoría I) es de 9.900 pesos, aumentaría unos 445 pesos en 2016, con lo que esta valor sería de unos 10.345 pesos. Para un camión (categoría VII) que hoy paga 47.500 pesos el aumento sería de 2.237 pesos, con lo que el monto estaría alrededor de 49.737 pesos. Aplicando un IPC de 4,5 por ciento a los 6 peajes que hay en esa vía a un carro en la categoría I el pago total pasaría de 53.100 a 55.489 pesos.

los supuestos que deben atajar el creciente aumento de la inflación

El Banco de la República prevé que el IPC regrese a niveles del 3 por ciento en 2016, basado en que el fenómeno de El Niño que en la actualidad golpea a Colombia se mantendrá con una intensidad moderada y, por tanto,

tendrá efectos escasos sobre los precios agrícolas, de la energía eléctrica y del gas.

Igualmente, los pronósticos no contemplan una fuerte depreciación del peso. De llegar a ocurrir, las alzas en los precios transables y en los no transables, vía aumentos en los costos de producción y de transporte, podrían alcanzar un ritmo mayor que el esperado en los próximos trimestres. El Emisor asegura que la depreciación del peso no es exclusiva de esta moneda.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección