<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Decrecimiento pasa factura: empresas colombianas están más colgadas con sus deudas

Así lo asegura un estudio de Cesce, que menciona los altos costos operativos, el menor consumo de los hogares y los riesgos comerciales como las principales bases de este problema.

  • La mayor problemática se presenta en los créditos con moras superiores a 90 días y particularmente en el tercer trimestre (julio a septiembre) se dio el 44% de los avisos de falta de pago del 2023. FOTO EL COLOMBIANO
    La mayor problemática se presenta en los créditos con moras superiores a 90 días y particularmente en el tercer trimestre (julio a septiembre) se dio el 44% de los avisos de falta de pago del 2023. FOTO EL COLOMBIANO
21 de noviembre de 2023
bookmark

A las empresas colombianas se les está poniendo cuesta arriba cumplir con sus pagos. Según registros de la aseguradora especializada Cesce, en lo corrido del año hasta septiembre los avisos de falta de pago incrementaron 62% frente al mismo lapso de 2022, siendo Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla donde más compañías se están colgando con sus obligaciones.

Katherine Sierra, jefe de la Unidad de Recuperaciones de Cesce Colombia, aseguró que la mayor problemática se presenta en los créditos con moras superiores a 90 días y particularmente en el tercer trimestre (julio a septiembre) se dio el 44% de los avisos de falta de pago del 2023.

Entre los patrones, se encontró que las empresas con las que más obligaciones existen y tienen mayores dificultades para recuperar la plata son las de servicios financieros; las de comercio al por mayor; las de fabricación de productos para la alimentación de animales; y las de construcción.

Para la firma, no hay duda de que la desaceleración de la economía está pasando factura y poniendo en aprietos a las organizaciones, sobre todo aquellas que cuentan con un fuerte apalancamiento financiero detrás de sus operaciones.

Así, la inflación, que en octubre alcanzó el 10,48% anual, les ha subido los costos operativos; mientras tanto, las tasas de interés del Banrep, hoy en 13,25%, se han estado transmitiendo fuertemente a la economía y están afectando las cargas financieras y las opciones de financiación; mientras que la incertidumbre político económica dificultó la planeación de largo plazo, exacerbó los riesgos comerciales y ha vuelto a los hogares más recatados a la hora de comprar.

Riesgo de insolvencia latente

Con este panorama en mente, la firma mencionó que varias empresas no descartan el camino de la insolvencia para enfrentar su situación. Incluso recordó cómo al primer trimestre de este año se presentaron 254 solicitudes de entrada a estos proceso en Colombia.

De este total, la Supersociedades describió que 164 estaban encaminadas a renegociar acreencias, mientras que 90 buscaban directamente liquidar el negocio por las altas deudas.

En su orden, las ciudades donde este año se han reportado mayor número de solicitudes para ingresar en este tipo de procesos son Bogotá, que contabilizó 123; Bucaramanga, que recibió 35; mientras en Medellín hubo 32, en este caso, 23 provenientes de personas jurídicas y 9 de naturales.

Un dato llamativo es que entre los cuatro sectores con mayor número de firmas en insolvencia, tres son los que más cayeron en el informe sobre la economía colombiana del Dane, durante el tercer trimestre.

Se trata del comercio, que tiene 1.026 empresas en insolvencia responsables de 35.800 empleos; la industria manufacturera, con 723 compañías que poseen 38.000 trabajadores; y construcción, con 509 firmas que emplean a 16.350 personas.

Evite sorpresas en 2024

Gustavo Cuberos, socio en Holland & Knight, apuntó que pensando en el 2024 las mejores estrategias para evitar caer en procesos de insolvencia dependen del propio empresario, y “son sin duda el control del gasto (costos de producción, comercialización y administración) y la trasparencia con los acreedores, especialmente, financieros y proveedores”.

Esto, continuó el experto, por cuanto en el momento de una eventual crisis se va a necesitar solidaridad y colaboración y esto no se logrará si se ha sido elusivo, poco trasparente y en otras palabras, poco digno de credibilidad, “que es tan necesaria, bien para lograr modificación de condiciones extraconcursales o dentro del trámite de insolvencia”.

Según Cuberos, actualmente la razón principal por la que las empresas caen en insolvencia es iliquidez, “la cual a su turno deriva de los altos costos del crédito en este momento, de bajas en las ventas de todo tipo de bienes y servicios y de manera general, por incertidumbres del mercado que no se han logrado superar por diversos motivos después de la pandemia (conflictos internos y externos, ambiente político enrarecido, etc.)”.

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*