<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Socio o cliente, esa es la diferencia

  • Socio o cliente, esa es la diferencia
Por Carolina Pérez Ramírez | Publicado el 10 de octubre de 2019
45 %

de las utilidades obtenidas por las entidades financieras son reinvertidas.

85 %

de las cooperativas en el país hacen parte de la modalidad financiera.

Hace dos meses Cristián David Echavarría recorre la ruta de la casa al trabajo en su motocicleta nueva. No tenía dinero para la compra, tampoco se catalogaba en lo que los bancos llaman como un cliente de bajo riesgo; aun así, se armó de paciencia, comparó opciones y encontró en una cooperativa financiera la mejor opción para la financiación de su vehículo.

Gracias a esta búsqueda, ahora Cristián David es uno de los 6,3 millones de colombianos asociados a cooperativas, según cifras estimadas por la Confederación de Cooperativas de Colombia, Confecoop; es decir, como él, en el país, el equivalente a todos los habitantes de Antioquia y Córdoba juntos, son socios de las entidades solidarias.

Cristián, nuevo en la materia, no entiende muy bien la diferencia entre uno y otro. A la larga su decisión se basó en la tasa de interés, “haciendo cuentas, para un préstamo de 5,8 millones, terminaba pagando más del doble a cinco años en un almacén”, por eso buscó primero en bancos y luego en cooperativas y se definió por la última, con un crédito a una tasa cercana al 1 %, que, cuando hace cuentas a futuro, alivia su bolsillo.

Según explica Oswaldo Gómez, gerente de Confiar, en estos tipos de casos es donde radica la diferencia entre los bancos y las cooperativas. Para el directivo, la capacidad de entender las necesidades de la gente y compartir el riesgo con los afiliados, es el contraste entre un lado y otro. “Una cooperativa también es una empresa, lo que pasa es que aquí es una empresa de muchas personas”, puntualiza. Por eso el directivo hace hincapié en que, a esa parte de la población, que no accede fácilmente a los créditos, a quienes están catalogados como con alto riesgo, es hacia donde apuntan las cooperativas pues, dice, “saben interpretar la situación y actúan como un riesgo compartido”.

De números a beneficios

En términos simples, mientras un banco tiene accionistas y clientes, en las cooperativas hay asociados. En los bancos, son los accionistas quienes invierten el capital, en cambio, en el sector solidario, lo hacen los afiliados con sus aportes. Bajo esta premisa, en la que todos son dueños, al final de la operación del sector solidario las ganancias se distribuyen en beneficios como educación y cultura, y por supuesto, ayudas financieras, de ahí que en la mayoría de casos las tasas sean más bajas.

De otro lado, según cifras entregadas por la Superintendencia financiera, más del 45 % de las utilidades obtenidas por los establecimientos de crédito son reinvertidas en lo que se traduce como una mayor oferta de productos y servicios a los clientes. Aspectos necesarios para fortalecer la productividad nacional, pues en el caso de las líneas de ahorro y crédito, hay una relación estrecha entre estos y el desarrollo de las Pyme, las cuales producen el 48 % del PIB del país, algo así como 543 mil millones de pesos anuales.

Carlos Ernesto Acero, presidente ejecutivo de la Confederación de Cooperativas de Colombia, Confecoop, señala la necesidad de seguir fortaleciendo el sector y girar hacia un desarrollo sostenible. Acero aprovechó la instalación del Congreso Nacional Cooperativo, para señalar los casos de éxito de las cooperativas europeas, las cuales soportan el desarrollo sostenible e invitó a seguir ese camino.

Una apuesta por
la infraestructura

En el ámbito local, Oswaldo Gómez, resalta que la diversificación de inversiones se está orientando en la mayoría de los casos hacia la construcción de vivienda de interés social. Y, aunque los asociados a las cooperativas también pueden interesarse en otro tipo de viviendas de mayor valor, el segmento que realmente quieren apoyar es aquel que necesita beneficiarse de los subsidios para hacer realidad sus sueños de ser propietarios.

“Las cooperativas estamos más interesadas en los créditos hipotecarios que en los créditos de consumo, ¿por qué?, porque por medio de este se genera patrimonio a los afiliados”, puntualiza.

Contexto de la Noticia

Informe Participación en el mercado

La cifra de 6.3 millones de asociados a cooperativas, aunque grande, dista de los 28 millones de colombianos bancarizados según consta en el Reporte de Inclusión Financiera de la Superintendencia Financiera de Colombia.

La brecha también es de género pues durante 2018 el promedio de los desembolsos a las colombianas fue inferior al de los hombres. En el sector solidario la proporción es inversa, solo en Antioquia se calcula que hacen parte de este más de 62 mil mujeres amas de casa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS