<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

1 de cada 3 empresas espera ampliar su nómina este año

  • “La pandemia empieza a dejar de ser un tema coyuntural para transformarse en uno estructural”, expresó Bruce Mac Master, presidente de la Andi. FOTO Colprensa
    “La pandemia empieza a dejar de ser un tema coyuntural para transformarse en uno estructural”, expresó Bruce Mac Master, presidente de la Andi. FOTO Colprensa
Ferney Arias Jiménez | Publicado el 11 de abril de 2022

El 65% de las empresas del país, es decir dos de cada tres, espera que sus nóminas permanezcan iguales en 2022, según mostró la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), realizada por la Andi y otros gremios de la producción.

Según el sondeo, el 31,5% de los de los empresarios espera aumentos en su plantilla de trabajadores y solo el 3,5% proyecta una disminución en el número de empleados. También se indicó que el 26,5% de las empresas encuestadas manifestó que está siendo afectada por el contrabando y la ilegalidad en su sector.

El análisis de los empresarios anotó que la pandemia por el covid-19 ha tenido repercusiones mundiales significativas en el mercado laboral, relacionadas con la pérdida de ingresos de los hogares, caída del consumo, situaciones de precariedad y vulnerabilidad en algunos hogares, aumentos en pobreza y desigualdad, presión en la informalidad, entre otros.

El levantamiento de las medidas restrictivas impuestas inicialmente y la reactivación de los aparatos productivos en cada país corrigieron gran parte del golpe inicial. No obstante, aún persisten algunos daños en el empleo que empiezan a dejar de ser un tema coyuntural para transformarse en uno estructural.

La EOIC mencionó que es indispensable tener una radiografía clara de lo que está sucediendo en el empleo proveniente del sector manufacturero, porque puede aportar insumos a la discusión pública al analizar iniciativas estructurales y de choque para corregir los cuellos de botella que acarrea el mercado laboral colombiano desde antes de la pandemia y que esta coyuntura agravó.

La encuesta indagó sobre la estructura de contratación en las organizaciones durante el 2021. El 66,1% de los colaboradores trabajó con contrato a término indefinido durante el año de referencia, el 20,0% correspondió a empleados temporales contratados directamente por la empresa y el 13,9% restante corresponde a trabajadores contratados con empresas de servicios temporales.

Luego, se les preguntó a los empresarios sobre los cambios esperados de personal en las empresas en 2022. El 65% de las compañías afirma que el empleo permanecerá igual, el 31,5% espera aumentos en su plantilla de trabajadores y solo el 3,5% restante proyecta una disminución en el número de empleados de la empresa.

La situación actual y las perspectivas del sector privado en cuanto a diferentes modalidades de trabajo también fue tenida en cuenta por la encuesta, pues este aspecto resulta fundamental en una coyuntura marcada por la incertidumbre y el cambio constante.

Por esto, se les preguntó a los empresarios por el tipo de modalidades de trabajo que están utilizando en las organizaciones. El 96,8% de las empresas está laborando de forma presencial. Además, el 36.8% de las compañías mantiene parte de su personal bajo la modalidad trabajo en casa. En el 15,3% de las empresas algunos trabajadores está prestando servicios bajo la modalidad de trabajo remoto y en el 11,6% continúa con el teletrabajo.

Para profundizar en el tema, se les preguntó cuál o cuáles modalidades continuarían aplicando en las organizaciones, una vez finalizada la emergencia sanitaria. El 19,2% de los encuestados respondió que aún no ha definido este tema, el 13,7% de las empresas aplicará parcialmente el trabajo en casa, el 10,4% continuará con parte del personal en trabajo remoto y el 9,3% aplicará teletrabajo.

También se indagó sobre la continuidad de la modalidad de trabajo presencial en las áreas de producción y administrativas. Los empresarios afirmaron que el 95,7% de las áreas de producción y el 82,7% de las administrativas continuarán de forma presencial.

Continuando con el tema, se indagó sobre el número de días que establecerían en las empresas para aplicar las modalidades de teletrabajo y trabajo en casa. El 33,6% considera que se deben laborar cuatro días a la semana en el lugar de trabajo, el 28,9% establecerá tres días por semana, el 18,1% considera que debe ser al menos un día a la semana, el 14,8% establecerá dos días a la semana y el 4,7% considera que se puede trabajar de forma continua en la casa.

También preguntó a las empresas por las barreras o dificultades para lograr la implementación de las diversas modalidades. En cuanto al teletrabajo, se encontró que la principal barrera es que el tipo de industria o funciones que realizan los trabajadores requieren de la presencialidad (34,6%), mientras que el 20% de las empresas considera que no hay ninguna barrera.

Entre otros inconvenientes se encontraron las políticas empresariales que no permiten esta modalidad (13,1%), regulaciones de ley (10,0%), garantizar herramientas tecnológicas y conexión adecuada para todos los trabajadores (8,5%), supervisar las labores de los empleados y medir su desempeño (6,2%), la aplicabilidad de esta modalidad solo para determinadas áreas como las administrativas (6,2%), entre otros.

Sobre el trabajo en casa, las empresas contestaron que la mayor barrera para su implementación también es que el tipo de industria o funciones que realizan los trabajadores requieren de la presencialidad (36,5%), mientras que el 29,4% no encuentra ninguna dificultad. Otras barreras reportadas fueron: políticas empresariales que no permiten esta modalidad (9,5%), la aplicabilidad de esta modalidad solo para determinadas áreas como las administrativas (8,7%), garantizar herramientas tecnológicas y conexión adecuada para todos los trabajadores (5,6%), regulaciones de ley (5,6%), garantizar la salud y seguridad en el trabajo - SST (3,2%), manejo de los horarios personales y laborales (3,2%), entre otros.

Finalmente, la encuesta detectó que para la modalidad del trabajo remoto, los empresarios también consideran que el tipo de industria o funciones que realizan los trabajadores requieren de la presencialidad es la principal barrera para su implementación (28,5%), mientras que el 21,1% considera que no hay barreras.

Entre otras dificultades, se mencionan las siguientes: políticas empresariales que no permiten esta modalidad (8,9%), garantizar herramientas tecnológicas y conexión adecuada para todos los trabajadores (7,3%), regulaciones de ley (7,3%), supervisar las labores de los empleados y medir su desempeño (4,9%), la aplicabilidad de esta modalidad solo para determinadas áreas como las administrativas (4,9%), la necesidad de tener relacionamiento presencial ocasional entre áreas y que con este tipo de modalidad no sería posible nunca (4,1%), entre otros.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección