<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Carne de res se encogió o desapareció de las mesas de los colombianos

Comercializadores de Medellín aseguran que los precios empezarán a tener una merma, pero temporal. ¿Qué pasa?

  • El sacrificio de ganado vacuno a septiembre del año anterior fue de 2,29 millones de cabezas. Comerciantes aseguran que los precios del alimento están a la baja en el Valle de Aburrá. FOTO MANUELSALDARRIAGA
    El sacrificio de ganado vacuno a septiembre del año anterior fue de 2,29 millones de cabezas. Comerciantes aseguran que los precios del alimento están a la baja en el Valle de Aburrá. FOTO MANUELSALDARRIAGA
Carne de res se encogió o desapareció de las mesas de los colombianos
12 de febrero de 2023
bookmark

El viernes Libia García miraba con atención el listado de precios de una carnicería ubicada en la Plaza Minorista, y con expresión aliviada destacaba cómo, después de varios meses, volvían a ofrecerse algunos cortes de carne con precios por debajo de $10.000 la libra.

El hallazgo le causó una buena impresión, pues según ella desde hacía rato un billete de esa denominación no le alcanzaba para comprar siquiera “un pedacito de trestelas o espaldilla”, porque con los precios que ha alcanzado el producto la porción en el plato se encogió, por no decir que se esfumó.

Walter Ruiz, presidente de Asocolcarnes, sostuvo que la res está teniendo uno de los niveles más bajos en precios de los últimos doce meses, debido a la baja demanda y a que en épocas previas al verano los ganaderos “se descargan” un poco de animales en las fincas, para contrarrestar una eventual escasez de comida, es decir que rebajan los inventarios, lo que genera un fenómeno de sobreoferta.

Según el vocero de 230 comercializadores de carne de Antioquia, esto está ocurriendo desde la segunda semana de enero, tanto en los precios al consumidor de res como de carne de cerdo. “La baja demanda corresponde a un ciclo normal del negocio después de las fiestas decembrinas, lo que provoca que algunos expendios acudan a las promociones”, añadió.

A juicio de Ruiz, la carne se ha vuelto un bien suntuario e inalcanzable para muchos sectores de la sociedad. Pero, señaló que cuando esta baja de precio es la preferida, más que el pollo y el cerdo, es decir, es de mejor aceptación.

No obstante, reconoce que con lo que se compra un kilo de res actualmente, se puede adquirir kilo y medio de cerdo, y por simple economía del hogar mientras más carne se lleve más almuerzos se pueden despachar.

Otro aspecto que estaría beneficiando por estos días a los consumidores es el hecho de que los niveles de exportación están disminuyendo. En 2022 los despachos de carne se contrajeron 22,8%, según cifras del Dane.

“Y desconocemos si el reciente hallazgo de un cargamento de droga en un barco con reses en Europa, vaya a tener un efecto adicional, en el mercado de carne”, comentó el vocero de los comerciantes.

Pero la vista de precios de carnes de res de $9.000, $9.250 y $9.500 que alegró a doña Libia es temporal, y posiblemente se mantenga durante la cuaresma, que empieza el próximo 22 de febrero e irá hasta comienzos de abril, según anticipó Ruiz.

Pollo y cerdo por res

Pero mientras en las carnicerías de la Central Mayorista de Antioquia y la Plaza Minorista de Medellín aún se observan cortes de carne como la punta de anca entre $21.500 y $25.600 la libra, analistas del sector ganadero de Bancolombia consideran que la menor oferta de res seguirá siendo cubierta por las carnes de cerdo y pollo.

“La carne de res ha ido perdiendo, de manera paulatina, participación en el consumo total de carne en Colombia a costa del cerdo y el pollo. De mantenerse la tendencia actual de menor sacrificio bovino, la oferta interna de carne de res seguramente seguirá a la baja en 2023, lo que les permitiría a las demás proteínas mantener el ritmo de crecimiento”, anotó la dirección de Investigaciones Económicas de esa entidad financiera.

En ese sentido, la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Dane mostró que entre enero y septiembre del año anterior el sacrificio de ganado vacuno fue de 2,29 millones de cabezas, lo que representó un decrecimiento de 6,3% con relación al mismo periodo del año de 2021 cuando se contabilizaron 2,44 millones.

Por su parte, el sacrificio destinado a la exportación tuvo una disminución de 27,8%, al pasar de un equivalente de 213.671 cabezas en 2021 a destinar 154.352 cabezas para el mercado externo durante 2022.

En contraste, el sacrificio de cerdos tuvo un crecimiento de 6,3%, pasando de 3,8 millones de cabezas entre enero y septiembre de 2021 a 4,05 millones en los mismos meses del año pasado.

Para los analistas del sector pecuario, en el largo plazo una industria exportadora bovina es la mejor estrategia para garantizar abastecimiento local. “Con el paso del tiempo una agroindustria exportadora exitosa termina ayudando a incrementar la oferta local del tipo de producto que no se demanda en el exterior”, añadieron (ver Informe).

Adicionalmente, sostienen que lo que se genera es un efecto multiplicador que beneficia, además de los exportadores, a los agricultores, agroempresarios, proveedores de servicios, comercializadores de insumos, entre otros.

“Así las cosas, no se trata de enfrentar el mercado local con el de exportación bajo un raciocinio nacionalista destructivo, menos cuando existen productos sustitutos como las otras carnes; se trata de generar empleo y riqueza en el país aprovechando, de manera sostenible, las oportunidades que ofrecen los mercados globales”, sugirieron los investigadores económicos de Bancolombia, liderados por Juan Pablo Espinosa.

En la Feria de Ganados de Medellín, en lo corrido de este año, se aprecia una disminución de precios en línea con lo que evidenció el viernes en la Minorista doña Libia: a comienzos de enero el kilo en pie de un macho cebado (animal vivo) estuvo en promedio en $9.735, valor que bajó a $9.288 en los primeros días de febrero, una merma de $447 que ojalá se mantenga y se siga percibiendo a la hora de ir a mercar.

18,25%
inflación que acumula la carne y sus derivados en los últimos 12 meses, según el Dane.
Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD