<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Se disolverá la cooperativa de caficultores más grande del país?

  • La compra del lote donde se construyó la planta de beneficio de La Chaparrala se señala como una de las malas decisiones tomadas por la administración de la cooperativa. FOTO Cortesía delosAndes
    La compra del lote donde se construyó la planta de beneficio de La Chaparrala se señala como una de las malas decisiones tomadas por la administración de la cooperativa. FOTO Cortesía delosAndes
Por FERNEY ARIAS JIMÉNEZ | Publicado el 07 de noviembre de 2019

La incertidumbre por el futuro de la entidad solidaria de productores de café más grande del país, DelosAndes, se apoderó tanto de la Federación Nacional de Cafeteros como de sus 3.885 asociados en cinco municipios del Suroeste antioqueño y uno del Chocó.

En un comunicado, el gremio precisó que no tuvo acceso durante los últimos tres años a la información financiera y contable de la cooperativa, ya que esta es una entidad autónoma, con órganos de dirección y control independientes.

“Esta situación hizo imposible para nuestros representantes intervenir en las decisiones comerciales e inclusive para ejercer el derecho de inspección, por lo que se procedió a advertir de esta situación a la Superintendencia de la Economía Solidaria (Supersolidaria)”, se lee en el texto de la Federación.

Por su parte, Álvaro Peláez, vicepresidente del consejo de administración de la cooperativa, manifestó que la semana pasada se ordenó el relevo transitorio del gerente, Juan David Rendón, de quien se espera rinda cuentas ante la junta de vigilancia y el propio consejo de administración.

Por el momento se encargó de la representación legal de la cooperativa, a la directora Administrativa, Sara Cristina Rendón, quien está siendo acompañada por expertos en temas financieros y administrativos.

Acciones emprendidas

Benicio Uribe, quien desde el año pasado ingresó como miembro suplente de la junta de vigilancia de delosAndes, sostuvo que la cooperativa está en causal de disolución. “Llevamos dos años consecutivos acumulando resultados negativos y se perdió casi el 100 % del patrimonio. No sé la Supersolidaria qué vaya a hacer con nosotros”.

En ese sentido, la Federación indicó que “procedió a poner estos hechos en conocimiento de la Supersolidaria, autoridad competente para determinar la situación económica de dicha entidad y tomar las decisiones que correspondan”.

EL COLOMBIANO consultó a ese despacho oficial, desde donde se informó que: “El tema se está ponderando bajo nuestra visión de supervisores. Todavía no hay comentarios al respecto, pues apenas estamos valorando las circunstancias que se conocen”.

La respuesta contrasta con las declaraciones entregadas por José Eliécer Sierra, representante por Antioquia a los comités Directivo y Nacional de Cafeteros, quien aseguró que la solicitud para que la cooperativa fuera intervenida por esa superintendencia se tramitó mucho antes de que terminará el mandato del presidente Juan Manuel Santos, es decir hace más de quince meses.

Mientras tanto, la Federación y el consejo de administración de la cooperativa afirmaron que, como parte de su compromiso con todos los caficultores, mantendrán la provisión del servicio de la garantía de compra en la zona de influencia de esa entidad y mantendrán activados los demás servicios como las centrales de beneficios, los almacenes de insumos, y las áreas de crédito y cartera.

Vale anotar que el año anterior, delos Andes compró 43,48 millones de kilos de café a los productores del Suroeste antioqueño, siendo la cooperativa con mayores volúmenes de grano comercializado del país.

¿Malos manejos?

Sin claridad sobre el real estado financiero de la cooperativa, pues en los reportes enviados a la Supersolidaria con corte a diciembre de 2018 figura con excedentes por 825,9 millones de pesos, las versiones sobre la mala hora de la entidad son múltiples.

Uribe sostuvo que la compra de un lote para construir la central de beneficio La Chaparrala, inaugurada en diciembre, y la importación de unos fertilizantes rusos para venderlos en los almacenes de insumos de la cooperativa hacen parte de las malas decisiones administrativas tomadas, que la tienen hoy sumida en una profunda crisis.

Este diario intentó comunicarse con el suspendido gerente Juan David Rendón para conocer su versión, pero no obtuvo respuesta.

Contexto de la Noticia

Opinión SE ocultó información

Benicio Uribe
Miembro Junta de Vigilancia.
“La cooperativa creó una empresa en Estados Unidos y el gerente se autoasignó un salario de 5.300 dólares mensuales. No supimos cómo el consejo de administración autorizó esa remuneración. Ese es un asunto que está por aclararse”.
Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección