<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La arquitectura apuesta por lo verde

  • Una vista panorámica de la ciudad de París, con la torre Eiffel al fondo, en la que se representa cómo podría quedar la ciudad en 2050 Foto: Efe reportajes
    Una vista panorámica de la ciudad de París, con la torre Eiffel al fondo, en la que se representa cómo podría quedar la ciudad en 2050 Foto: Efe reportajes
Publicado el 24 de junio de 2015

En el Futuro, París podría ofrecer un aspecto similar a una mezcla entre el jardín del Edén, con una futurista colonia espacial, de acuerdo a la espectacular visión de la ciudad luz, que ha concebido el arquitecto Vincent Callebaut para la urbe donde él mismo vive y trabaja a diario junto a más de 2,2 millones de personas.

Para ajustarse al plan oficial que busca reducir un 75 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero de París en 2050, y para combatir el fenómeno de ‘isla de calor’ y aumentar la densidad de la ciudad a largo plazo, el proyecto 2050 PARIS Smart City de Callebaut, propone ocho prototipos de edificios de gran altura, que generan energía y respetan el medioambiente.

Parques naturales en vertical
El proyecto de Callebaut contempla sustituir la actual Torre Montparnasse, un gigantesco rascacielos, por tres torres de fotosíntesis, un gran jardín similar a un Central Park neoyorquino en altura, construido en forma espiral vertical con fachadas orgánicas de algas verdes, capaces de realizar la fotosíntesis y producir biocombustible, según el estudio.

Algunas construcciones, diseñadas inspirándose en la geometría de la planta del bambú o conformadas por la superposición de terrazas irregulares similares a piedras redondeadas, aplican el concepto de huertos en altura, se sitúan junto a viviendas y permitirían a sus habitantes cultivar sus propios alimentos, “llevando el campo al corazón de la ciudad”, según este proyecto.

Otros edificios llamativos son las torres panal, unas viviendas con forma de colmena de abejas con casas y cuartos hexagonales, unos junto a otros, y las torres de mangle, inspiradas en los árboles del manglar, arraigadas en los andenes de las estaciones y capaces de generar electricidad mediante la luz solar y las propiedades químicas y físicas de diversos materiales.

También generarán energía a partir de recursos renovables y reciclables los denominados puente torres, unas estructuras anfibias deshabitadas y con vegetación sobre el río Sena, aguas arriba y aguas debajo de París, que producirán electricidad mediante turbinas impulsadas por el viento y la corriente fluvial.

Aunque las técnicas empleadas son únicas para cada uno de estos edificios multiuso, los objetivos generales de la ‘Smart City’ o Ciudad Inteligente son coherentes entre si: respetar la rica historia de París y abrazar su potencial para cultivar un futuro más saludable, disminuyendo los impactos de la urbe sobre el medioambiente, según la revista de arquitectura ArchDaily.

Inspiración de la naturaleza

De acuerdo a esta publicación, las formas de estos rascacielos están inspiradas por la naturaleza, mientras que dentro de sus paredes se utilizan procesos naturales (calefacción y refrigeración, oxigenación y retención de agua de lluvia) y, siempre que es posible, se trata de unidades autosuficientes.

Además, la inserción de espacios verdes en las zonas comunitarias y los jardines suspendidos, trasladará los efectos purificadores de la vida rural a la ciudad y animará a los residentes a involucrarse en el cultivo de un estilo de vida sostenible, según ArchDaily.

La Smart City también emplea técnicas innovadoras, como las cubiertas de las torres, que responden a la luz solar de manera que impactan positivamente en la dinámica térmica.

Por ejemplo, la piel de las torres manglar se compone de células individuales que forman una caparazón electroquímico sensible a la luz, que utiliza la luz solar que le llega para generar electricidad para todo el edificio.

Otra tecnología innovadora es la fitoluz, un sistema hibrido de turbina y lámpara que suministra la iluminación y la energía necesaria para iluminar y energizar el propio sistema, de acuerdo a esta misma fuente.

Según ArchDaily, las torres proyectadas son de usos múltiples, y combinan funciones residenciales, de negocios y comerciales, que se dividen de forma interna en los edificios, lo cual reduce la necesidad de un transporte extensivo y las emisiones de la ciudad por la combustión de combustibles fósiles.

Contexto de la Noticia

Para saber más Islas de calor, un fenómeno a combatir

Las islas de calor son un fenómeno meteorológico que se produce en las ciudades densamente urbanizadas, donde la temperatura media suele ser mayor que las de las áreas rurales próximas.

Uno de los edificios proyectados para los diferentes distritos de la capital francesa son las torres anti-smog, un corredor ecológico de 23 kilómetros de largo en el corazón parisino, compuesto por una serie de torres descontaminantes que atraparán los humos y partículas perjudiciales en su estructura fotocatalítica de dióxido de titanio.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección