<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

A cuidar su estómago ahora que pasó diciembre

  • El sistema digestivo puede verse alterado por el consumo excesivo de alimentos. Dejar de comer no es una solución. FOTO SHUTTERSTOCK
    El sistema digestivo puede verse alterado por el consumo excesivo de alimentos. Dejar de comer no es una solución. FOTO SHUTTERSTOCK
Daniela Osorio Zuluaga | Publicado el 06 de enero de 2020
4

litros son la “capacidad máxima de alimentos para un estómago común”, OMS

en definitiva

La comida en exceso puede generar problemas en el sistema digestivo. La solución está en volver a las porciones normales y evitando añadir alimentos innecesarias en el día a día.

Se acabaron los buñuelos, la natilla, las hojuelas, el sancocho familiar y las excusas de comer a toda hora. Luego de los excesos de fin de año, enero es el mes de ponerle orden a los hábitos del día a día, entre ellos, los nutritivos.

¿Si es verdad que un mes al año no hace daño? Mauricio González, gastroenterólogo de la Universidad Nacional de Colombia, explica que el problema de fondo no está en toda la comida que se ingiere en ese mes, sino en las costumbres que se adquieren.

Creencias

¿El estómago se dilata si se come más? ¿Habría que consumir más para estar satisfecho? Aquí no se habla de engordar o “sacar barriga” sino de que el órgano interno amplía su capacidad para recibir alimentos, por lo que se necesita comer más.

El especialista indica que los cambios de tamaño ocurren siempre. Cuando la comida llega al vientre, los músculos se expanden y hacen el proceso digestivo normal. Se contraen nuevamente a medida que se digiere.

Solo si el individuo repite el patrón el sistema digestivo se puede modificar a largo plazo, “como ocurre con los casos de personas con problemas de obesidad, que cada vez van necesitando más para llenarse”, aclara González.

Algo sí cambió

Este órgano aprende. En el proceso digestivo existen dos glándulas: la grelina, que se encarga de generar la sensación de hambre, y la leptina, que envía la señal de saciedad para dejar de comer.

Cuando se cambia los hábitos alimenticios, “el estómago comienza a asimilar esos nuevos ritmos de digestión y envía señales parecidas al hambre para que empecemos a buscar cómo responderles”, señala el gastroenterólogo.

Explica el doctor que como es un órgano con “cerebro” es posible que, luego de los desmanes de fin de año, durante enero y parte de febrero sienta el deseo de comer entre comidas, incluso si antes de no tenía esa costumbre.

En este punto hay que actuar con cuidado, indica Mauricio González. Las dietas de solo frutas o ayunos prolongados pueden poner en riesgo el funcionamiento normal del sistema, causando alteraciones en el azúcar o en la presión, por ejemplo.

Alternativas para solucionar la sensación de pesadez o para limpiar el organismo, como los jugos verdes, “pueden ser beneficiosos para dejar descansar al cuerpo sin restringir otros alimentos necesarios”.

Volver a las porciones normales, aunque parezca obvio, dice el experto, es la mejor solución.

Contexto de la Noticia

Paréntesis POR QUÉ SE PRODUCE LA ACIDEZ

El ácido estomacal es un componente natural que, en condiciones normales, se produce durante la digestión de los alimentos. El reflujo se genera de manera natural pero sube al esófago para proteger al sistema digestivo de infecciones o daños. El gastroenterólogo Mauricio González explica que esa sensación molesta se produce al comer en exceso. Lo que ocurre es que aumenta la presión en el abdomen, empujando los ácidos hacia arriba. No obstante, hay alimentos irritantes, como la harina, que desestabilizan los niveles normales de acidez y generan la sensación de dolor o quemazón.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección