<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Teñirse el pelo de colores vibrantes, más allá que llamar la atención

Para los humanos los rituales son importantes, y darle color al pelo se convirtió en uno más.

  • Llevar el pelo de colores llamativos se ha convertido en un estilo de vida. FOTOS Getty, @jamesrodriguez y @joablancostudio
    Llevar el pelo de colores llamativos se ha convertido en un estilo de vida. FOTOS Getty, @jamesrodriguez y @joablancostudio
  • Algunos de los colores de Manuela Salgado en su cabello. FOTOS Cortesía @manuelasalgado21 en Instagram
    Algunos de los colores de Manuela Salgado en su cabello. FOTOS Cortesía @manuelasalgado21 en Instagram
Por Juan Alcaraz S. | Publicado el 04 de marzo de 2022

Como ocurrió con los tatuajes, pintarse el pelo de colores vibrantes dejó de ser un tabú. Lo hacen niños, niñas, jóvenes, adultos. Se lo pintan Karol G, James y J Balvin. Lo hacen por gusto. Y libres, sobre todo eso.

La diseñadora gráfica Manuela Salgado también se lo pinta desde hace 12 años. Desde ese tiempo comenzó a experimentar con su cabello. Al principio lo hizo de manera sutil y como una forma de marcar la diferencia ante los demás. Lo ha tenido rubio, anaranjado, azul, rosado, amarillo, verde, morado.

Le gusta porque muestra su esencia y cómo se siente en determinados momentos. Y cambia porque no le gusta sentir lo mismo todos los días.

“Para mí el cabello es una forma de expresarme, así como otros lo hacen con el arte. En medio de todo está la subjetividad, porque para algunos será muy lindo y para otros no tanto. Aquí no se trata de belleza, sino la historia que se quiere contar, es una herramienta para mostrarme ante el mundo”, dice Manuela.

Algunos de los colores de Manuela Salgado en su cabello. FOTOS Cortesía @manuelasalgado21 en Instagram
Algunos de los colores de Manuela Salgado en su cabello. FOTOS Cortesía @manuelasalgado21 en Instagram

¿Por qué se ven más pelos de colores?

Mariantonia Lemos, coordinadora de la maestría en Estudios del Comportamiento de Eafit, dice que detrás de todo hay una razón: se han dejado de moralizar muchos comportamientos que realmente no tienen una incidencia importante a nivel social.

Es decir, expresarse mediante un tatuaje o el color del pelo “claramente no hace daño a otras personas”. Sin embargo, desde la perspectiva cultural antes sí existían muchos prejuicios alrededor.

También se le atribuye a que en Medellín y el resto del país se está comprendiendo que las libertades individuales pueden convivir con la responsabilidad colectiva. Y en ese sentido cada quien va aprendiendo a expresar su forma de ser y pensar de maneras distintas, por eso aparecen estas manifestaciones: pintarse el pelo para expresar emociones.

Un factor más: es una norma descriptiva. Esto significa que al tener referentes sociales que lo hacen, muchos lo interpretan como un comportamiento que está bien y eso les da mayor libertad para hacerlo.

Por lo general estos referentes son personas con muchos seguidores en las redes sociales, son famosas por distintas razones, pero al mismo tiempo son admiradas. “Personalidades como Karol G o James Rodríguez, por ejemplo, tienen una ventaja enorme y es el hecho de mostrarle a sus fans que proviene de un nivel parecido a ellos, que no pertenece a otro mundo”, dice Lemos.

Catherine Villota, editora de moda, explica que este fenómeno no es nuevo, y más bien lo que se está generando en la actualidad es una tendencia masiva y con más frecuencia.

Agrega que antes los colores eran más pálidos, ahora son más encendidos y fluorescentes. Se pasó de los rosas claros a tonos fucsia, morado y azul turquesa eléctrico, una idea que viene desde hace tres temporadas. También dice que es una tendencia relacionada con lo fantasioso, los unicornios y la ilusión.

Está dentro de un sistema que es lo urbano y casi inocente, pero al mismo tiempo contestatario porque sigue siendo un acto de rebeldía pintarse el pelo de colores no convencionales”.

Un toque personal

Joa Blanco, artista creativo del pelo y quien le ha pintado el cabello de colores a artistas como J Balvin y DJ Agudelo, le atribuye este gusto a la acogida que ha tenido el reguetón y todo su proceso creativo.

“Animó a la gente a arriesgarse más, hasta el punto de querer conseguir un cambio visual. El pelo es tan importante como una prenda, y si se acompaña con un buen corte, pasa a ser parte del look personal”, dice.

Los colores que más le solicitan los clientes son los tonos pasteles como el rosa y morado, pero también hay quienes se van por aquellos neón que brillan en la oscuridad como verde y amarillo.

Es un gusto que no tiene edad. Joan cuenta que, por ejemplo, en su estudio ha recibido clientes de más de 40 años que llegan a pedirle que les pinte el cabello para verse más jóvenes o son personas que trabajan en el medio del espectáculo.

4 consejos de Joa Blanco para cuidar el color del pelo

¿La elección del color influye en algo?

Hay quienes cambian de look cuando están pasando por momentos de transición en la vida. O cuando quieren empezar a tener una actitud diferente frente a algo, porque para los seres humanos los rituales son importantes.

Según la docente Mariantonia, cuando las personas tienen algún tipo de emoción, por lo general buscan estrategias que le permitan expresarla, lo que en psicología se llama Acción Opuesta.

Por ejemplo, ante un momento de tristeza, alguien puede decidir ir a la peluquería y cambiar la apariencia, esta es una forma de subir el ánimo. Sin embargo, otros lo pueden hacer porque se identifican con un influencer y luego lo adoptan como una construcción individual.

“En la medida en que empiezan a ver que en la sociedad la gente lo hace y que los demás no reaccionan negativamente, otros, como los adultos, pueden pensar que no está mal hacerlo”.

A esto se suma los cambios que trajo la pandemia: darle prioridad a la comodidad, reconocerse y expresarlo. “Se llega a pensar que se puede normalizar este comportamiento, se entiende que hacerlo es normal y está bien”.

La profesora Lemus dice que es importante no categorizar los tonos que se aplican, porque llevar el color azul, por ejemplo, no siempre significa que esa persona está triste, puede simplemente ser porque le gusta esa tonalidad. Y se siente bien luciéndolo.

“Esto es interesante porque se ve cómo los fenómenos se empiezan a generalizar, a veces es solo un grupo específico que comienza con una moda, que desde la psicología se les denomina creadores de tendencias”. En otras palabras: tiene la posibilidad de hacer un comportamiento que al principio se enfrenta a las críticas, pero que con el tiempo demuestran que esta acción se puede hacer y no afecta a nadie.

Pintarse el pelo de colores es algo efímero, se va desvaneciendo y lavando con los días, por lo que para la mayoría también se ha convertido en una herramienta para alzar la voz a través de lo pasajero.

Si quiere más información:

Juan Alcaraz

Periodista. Hago preguntas para entender la realidad. Curioso, muy curioso. Creo en el poder de las historias para intentar comprender la vida.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección