<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Cuatro niños han muerto por malaria en Urrao: grupos ilegales impiden que sean atendidos

En el resguardo Andabú de Urrao hay 400 indígenas confinados por la disputa territorial que sostienen los ilegales en el territorio.

  • El brote de malaria se registra en el resguardo desde hace un mes. FOTO: JULIO CÉSAR ECHEVRRI
    El brote de malaria se registra en el resguardo desde hace un mes. FOTO: JULIO CÉSAR ECHEVRRI
04 de octubre de 2022
bookmark

Cuatro niños indígenas han muerto en el municipio de Urrao (Suroeste de Antioquia) por malaria. La comunidad del resguardo Andabú asegura que ha sido víctima de confinamiento por la disputa de los armados y esto ha imposibilitado el traslado de los menores para su atención.

“Lamentamos y rechazamos la muerte de cuatro niños indígenas del Resguardo de Andabú, en Urrao, Antioquia. Solicitamos a las autoridades locales y departamentales adelantar todas las acciones que garanticen la vida y los derechos de los integrantes de esta comunidad”, señaló la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

Lea más: Cierran el páramo de Urrao por deterioro ambiental

La Organización Indígena de Antioquia alertó que el brote de la malaria ocurrió en el último mes y que los niños muertos tenían menos de 10 años. En el resguardo de Andabú hay 400 personas confinadas por la disputa del territorio que hacen grupos armados en la región.

“Se ha afectado la salida de la gente a recibir la atención médica. El mayor ha solicitado que la autoridad de salud llegue al lugar para que la gente reciba la atención médica porque la epidemia de la malaria y el paludismo sigue avanzando. Nos preocupa mucho porque los armados no dejan salir a la comunidad de su territorio”, señaló William Pertúz, consejero de la Organización Indígena de Antioquia.

Entérese: Temor en Urrao por hostigamiento contra la fuerza pública

La Defensoría del Pueblo indicó que desde agosto pasado le pidió a la alcaldía municipal y a la Gobernación de Antioquia que activaran el mecanismo para llevar una brigada de salud hasta el territorio. Añadieron que son 95 las familias indígenas las que han sido víctimas del desplazamiento forzado.

El ministerio público también envió un oficio al alcalde de Urrao, Osvaldo Sepúlveda, para recibir información sobre las acciones que adelanta la administración municipal para garantizar el derecho a la vida, la salud y la integridad personal de la comunidad.

“A los grupos armados les digo nosotros somos una comunidad de paz. Pedirles que por favor respeten la vida de los indígenas y de los niños porque todos merecemos vivir una vida digna y buena en los territorios de los resguardos”, puntualizó el consejero Pertúz.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*