<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

En Urrao y Frontino encontraron los cuerpos de dos hermanos reclutados hace más de 20 años

Ambos, un hombre y una mujer, eran adolescentes cuando las extintas Farc se los llevaron de su casa, en Salgar, Suroeste antioqueño. En un trabajo de la UBPD y firmantes del Acuerdo de Paz pudieron hallarlos.

  • Los lugares exactos donde estaban enterrados los cuerpos fueron hallados, con dificultades, gracias a testimonios de firmantes de paz y otros. FOTOS: Cortesía UBPD
    Los lugares exactos donde estaban enterrados los cuerpos fueron hallados, con dificultades, gracias a testimonios de firmantes de paz y otros. FOTOS: Cortesía UBPD
  • FOTO: Cortesía UBPD
    FOTO: Cortesía UBPD
  • FOTO: Cortesía UBPD
    FOTO: Cortesía UBPD
26 de febrero de 2024
bookmark

Han pasado dos décadas desde que Yolima* y Felipe*, dos hermanos menores de edad, salieron de su casa reclutados por hombres de las extintas Farc y no volvieron nunca más. Dejaron su casa en Salgar, Suroeste antioqueño, donde nacieron, y la familia les perdió el rastro. El día que se los llevaron, los paramilitares también causaron estragos en la zona y varias familias huyeron desplazadas.

Desde entonces, hay una madre que nunca dejó de llorar por sus hijos y una hermana que no entendió por qué Yolima y Felipe dejaron la casa y terminaron en las filas de una organización armada.

Le puede interesar: Abrirán corredor humanitario en Segovia para atender a familias confinadas por enfrentamientos entre el Clan del Golfo y el Eln

“Estuvo a punto de enloquecerse, dormía detrás de un escaparate”, contó la hermana al referirse a la tristeza que casi consume a la madre luego de perder a dos hijos de tajo. Tuvieron que pasar muchos años para que la familia le diera un cierre digno y humano al dolor de no volver a saber nada de sus seres queridos desde que salieron del hogar en 1998.

Mientras estaba en las Farc, Yolima quedó embarazada y a su hijo lo nombró Bayron. Tuvo que entregarlo a una familia cuando cumplió 2 años porque en el monte no podía cuidarlo. Él, ahora de 23 años, no pudo estar en los momentos más importantes con su madre, quien falleció en las filas de la organización armada, en 2003, por causa de una explosión.

Antes de morir, Yolima sufrió el fallecimiento de Felipe. Un guerrillero la acompañó en esa época a buscar el cuerpo, en el corregimiento Nutibara, de Frontino, Occidente antioqueño, donde pereció en el año 2000, en medio de una operación armada.

Lea también: La religiosa que lleva dos décadas de lucha con las víctimas de la comuna 13 de Medellín

Pero de los cuerpos de los dos hermanos no volvieron a saber nada en la familia. Fue por eso que la madre, desesperada tras años de incertidumbre, pidió apoyo a firmantes del Acuerdo de Paz para recuperarlos y darles una sepultura digna. La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) lideró la misión de buscar los cuerpos, como lo ha hecho con otras personas en el departamento.

En una sola semana, la UBPD y su equipo forense recuperaron el cuerpo de Yolima, que estaba enterrado en una vereda de Urrao, en el Suroeste, en una zona con alto riesgo de deslizamiento debido a fallas geológicas que eran una amenaza latente de que el cuerpo desapareciera para siempre.

Pero allí lo encontraron y recuperaron, cerca del cerro El Plateado, un páramo de más de 3.000 metros de altitud que define el límite de municipios como Urrao, Salgar y El Carmen de Atrato.

FOTO: Cortesía UBPD
FOTO: Cortesía UBPD

Por su lado, el cuerpo de Felipe lo encontraron gracias al testimonio que dio aquel guerrillero que acompañó a Yolima a Frontino cuando aún estaba en el grupo armado. En ese municipio, en el corregimiento Nutibara, encontraron el cuerpo de quien salió de casa siendo aún casi un niño. Firmantes de paz, un campesino y la corporación Reencuentros fueron apoyo fundamental para que la UBPD cumpliera la misión.

Además: El primer diciembre sin padecer la incertidumbre de un ser querido desaparecido

“En Urrao y en Frontino hemos venido adelantando tareas buscando cuerpos de exguerrilleros muertos en combate que están enterrados en diferentes lugares. La mamá, oriunda de Salgar, nos ha venido pidiendo que ubiquemos los cuerpos de sus hijos para saber dónde quedaron”, relató José Ignacio Sánchez, firmante del Acuerdo de Paz, quien recordó que los excombatientes que tienen el compromiso con la paz no cesan en la tarea de hacer lo posible para que las familias recuperen los cuerpos de sus seres queridos desparecidos en el conflicto armado.

“Con la recuperación de los cuerpos contribuimos a aliviar el dolor de esta familia que los buscaba desde hace más de veinte años. La familia de Yolima y Felipe no tendrán más personas desaparecidas, pues los dos hijos han sido encontrados”, expresó por su lado Gloria María Araque, coordinadora de la UBPD en Antioquia.

FOTO: Cortesía UBPD
FOTO: Cortesía UBPD

La funcionaria dijo que en el Suroeste del departamento hay 1.642 personas dadas por desaparecidas, mientras que en el Occidente hay 803. También reiteró que Antioquia es el departamento del país con más personas desaparecidas por causa del conflicto armado, con el 25% del total de las víctimas, que equivalen a 23.418 personas.

Desde la UBPD recordaron que si usted tiene una solicitud de búsqueda o información que pueda ayudar a encontrar a una persona desaparecida, puede comunicarse a la línea 316 278 39 18, donde le darán orientación y tratarán los datos que suministre con confidencialidad.

*Nombres cambiados.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD