<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Celebración en Santa Bárbara por el regreso del perro ‘Beethoven’

La mascota terminó en un municipio el Valle. En Santa Bárbara lo recibieron con fiesta.

  • Beethoven posando en una patrulla de la Policía, tras ser hallado en carreteras del Valle. Foto. Cortesía para El Colombiano.
    Beethoven posando en una patrulla de la Policía, tras ser hallado en carreteras del Valle. Foto. Cortesía para El Colombiano.
  • Beethoven posó con una gorra de la Policía. En Ginebra, Valle, los policías lo cuidaron hasta que retornó a Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
    Beethoven posó con una gorra de la Policía. En Ginebra, Valle, los policías lo cuidaron hasta que retornó a Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
  • Aunque han tratado de adoptarlo en una finca, Beethoven prefiere estar en el parque de Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
    Aunque han tratado de adoptarlo en una finca, Beethoven prefiere estar en el parque de Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
Camilo Osorio | Publicado el 11 de octubre de 2021

Una verdadera fiesta se vivió en la noche del sábado en Santa Bárbara, Antioquia, por la llegada de Beethoven, el perro del pueblo que estaba desaparecido desde el 1 de octubre, y por el que había una cadena de búsqueda presencial y en redes sociales.

Beethoven, un perro blanco, de ocho años y resultado del cruce entre razas pitbull y bulldog, es la mascota “insignia” de este municipio antioqueño, por lo que su repentina desaparición encendió las alertas y motivó una recompensa de 500 mil pesos por información de su paradero.

Según el relato, Beethoven se fue del pueblo siguiendo a una pareja de migrantes que caminaba hacia el sur del país. Jaime León López, director de la fundación protectora de animales Amores Callejeros, se apersonó del caso e hizo afiches que difundió en redes sociales y pegó en postes.

Viajó hasta La Pintada, Antioquia, donde le dijeron que lo vieron. En ese lugar, la dueña de un restaurante le contó que el perro había dormido en su andén y no había querido comer, y que de pronto estaba en el municipio de Supía, Caldas.

Don Jaime, como es conocido, viajó a Supía, donde tampoco lo encontró y terminó en la ciudad de Manizales, preguntando por él en el comando de la Policía. Justo allí, un patrullero le notificó que habían visto al perro en una tractomula en compañía de los migrantes.

Con ese indicio, la Policía de Manizales lanzó el mensaje al departamento del Valle, donde lograron identificar a Beethoven a la altura del municipio de Tuluá. El conductor de otra tractomula fue quien notificó a la Policía, cuando los vio transitando por el mencionado municipio.

Beethoven posó con una gorra de la Policía. En Ginebra, Valle, los policías lo cuidaron hasta que retornó a Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
Beethoven posó con una gorra de la Policía. En Ginebra, Valle, los policías lo cuidaron hasta que retornó a Santa Bárbara. Foto: Cortesía.

Al apoyo de la Policía se sumó el respaldo de varios ciudadanos que contactaron a don Jaime para ayudarlo a llegar hasta el Valle, le dieron hospedaje en el municipio de Ginebra, y atención veterinaria a Beethoven, a quien le sangraban las patas.

Ya con Beethoven en sus manos, Don Jaime le avisó a sus vecinos en Santa Bárbara, que estaban preocupados por el perrito. Para su bienvenida, en la noche del sábado 9 de octubre, hubo una caravana de motos esperándolo al ingreso del municipio, que lo acompañaron hasta el parque principal, donde una multitud lo esperaba entre aplausos, silbidos y música.

Beethoven entró cargado en los brazos de un hombre de la Defensa Civil y en el parque principal hubo “francachela”, dijo don Jaime. Desde entonces, Beethoven ha estado jugando por las calles, como siempre se ha caracterizado.

Aunque han tratado de adoptarlo en una finca, Beethoven prefiere estar en el parque de Santa Bárbara. Foto: Cortesía.
Aunque han tratado de adoptarlo en una finca, Beethoven prefiere estar en el parque de Santa Bárbara. Foto: Cortesía.

Su historia

Los relatos en Santa Bárbara dicen que a Beethoven lo lanzaron desde un carro cuando era un cachorro. Desde ese entonces, hace ocho años, el perrito se la pasaba por las calles jugando con los niños. Aunque no tiene un lugar de descanso establecido, suele dormir en las bancas del parque principal.

Se volvió popular en el pueblo, y un vecino decidió adoptarlo en una finca. Pero Beethoven se deprimió y solo volvió a ser el mismo cuando lo trajeron al parque en libertad. “Es como dice la canción de Alberto Cortez, un callejero”. Es querido también por ser el cuidador de los borrachos, dice don Jaime. “Los acompaña a todos hasta la casa”.

Tras su regreso a Santa Bárbara, ciudadanos de Medellín y otras partes del país, han ofrecido regalarle un chip de ubicación, collares y atención veterinaria.

Camilo Osorio Sánchez

Comunicador y periodista de la Universidad del Valle, apasionado por las narrativas digitales, la innovación social y los enfoques de género.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección