<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Medellín arranca piloto para bajar velocidad en sus vías más peligrosas

Medida arrancará en la Autopista Norte. Según los resultados, se replicaría. Esta es la justificación.

  • En las vías de la ciudad han muerto 261 personas. Solo en la Avenida Regional fueron 17 muertos. Foto: Juan Antonio Sánchez.
    En las vías de la ciudad han muerto 261 personas. Solo en la Avenida Regional fueron 17 muertos. Foto: Juan Antonio Sánchez.
Image
21 de noviembre de 2020
bookmark

La Secretaría de Movilidad de Medellín tomará una decisión que el jefe de ese despacho, Carlos Cadena, ha catalogado de impopular: reducir los límites de velocidad en las vías donde más personas han muerto este año.

La acción comenzará con un plan piloto en la Autopista Norte, también llamada Simona Duque. Allí, solo durante este 2020, seis personas perdieron la vida en incidentes de tránsito. “La gestión de la velocidad es esencial. Por eso vamos a hacer un piloto: en la Autopista Norte bajaremos el límite de velocidad de 80 a 50 km por hora. Regulando la velocidad podremos salvar nueve vidas al año”, precisa Cadena.

Y, si bien la medida puede tener resistencia por parte de conductores, los expertos consideran que es un acierto. El primero en ponderar la acción es Alejandro Maya, exdirector de la Agencia Nacional de Seguridad Vial: “Medellín tiene que avanzar en ese sentido, no es coherente que haya zonas urbanas con velocidades de 80 kilómetros por hora. Lo que recomienda la ONU es que en las ciudades no se pase de 50”.

El piloto se hará en la Autopista Norte porque este es un corredor estratégico que comunica a Medellín con el norte del Aburrá. Cadena explica que antes de comenzar el plan, la Secretaría hizo una sensibilización con quienes viven y transitan cerca de ese corredor vial. “Se les explicó que íbamos a bajar la velocidad y el porqué de esta medida. La idea era que entendieran que era algo necesario”, precisa el secretario.

Además de pedagogía, se mejorará la señalización vial, otro factor que consideran importante para salvar vidas. En particular, se reforzarán las señales existentes y se instalarán nuevas que permitan prevenir a los conductores de peligros, pasos peatonales, límites de velocidad, entre otros.

La importancia del piloto radica en que varias de las arterias de la ciudad concentran la mayor cantidad de muertes.

En la Oriental, pleno centro de Medellín, fallecieron este año siete personas en siniestros viales; en San Juan, al occidente, fueron cinco. La vía más mortal, sin embargo, es la Regional en su calzada Oriental, donde 17 ciudadanos perdieron la vida allí.

“Desde hace 30 años se sabe que esas son las calles más peligrosas y siguen siéndolo. Ha faltado más pedagogía y reducir los límites de velocidad”, dice Fabio Nelson Giraldo, experto en seguridad vial.

En eso coincide Maya. Según su opinión, las velocidades en las zonas urbanas no deberían ser nunca mayores a 50 km por hora.

“Medellín no puede quedarse atrás en ese aspecto. La única ciudad en Colombia que ha reducido los límites de velocidad es Bogotá. Si lo hace la capital paisa, creo que sería un gran acierto”, esgrime.

¿Se afectará la movilidad?

Cadena explica que los cambios en los límites de velocidad no traerán perjuicios para la movilidad: “Hay que tener claro que no cambian las velocidades promedio de las vías, sino que se combate el exceso, lo que finalmente termina matando”.

Para Mauricio Mesa, vocero del colectivo SiCLas y defensor de la movilidad sostenible, la medida es buena. Sin embargo, cree que debe acompañarse con más pedagogía. “La bicicleta es un medio seguro, que no mata. Nos matan los conductores que, llevados por la cultura paisa del afán y el que más corra, nos pasan por encima”, se queja el ciclista.

Ante esto, Cadena responde que se está haciendo una fuerte pedagogía para cambiar patrones de conducta como los excesos en la velocidad o la agresividad a la hora de conducir.

Para los expertos Maya y Giraldo no debe haber discusión frente a una posible afectación de la movilidad. “Las ciudades deben pensar en el peatón y no en los carros particulares. Ahora hay que poner más semáforos y mejorar los pasos peatonales a nivel. Ellos son la prioridad junto con el transporte público”, expone Giraldo.

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD