<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Con parqueaderos y oficinas, Schrader quería certificarse para Hidroituango

La firma acreditó construcción de parqueaderos y oficinas para que le otorgaran la licitación de la central hidroeléctrica más grande del país. Presentó 5 obras, solo dos eran represas, y solo le valieron una.

  • La fase final de las obras de Hidroituango comprenden las unidades 5, 6, 7 y 8. Aunque estas aún no tienen un compromiso regulatorio, su operación es crucial para la estabilidad de la hidroeléctrica. FOTO Jaime Pérez
    La fase final de las obras de Hidroituango comprenden las unidades 5, 6, 7 y 8. Aunque estas aún no tienen un compromiso regulatorio, su operación es crucial para la estabilidad de la hidroeléctrica. FOTO Jaime Pérez
21 de febrero de 2023
bookmark

El pasado viernes 17 de febrero, la licitación por las obras finales de Hidroituango quedó en suspenso luego de que EPM rechazara la oferta del único consorcio que se postuló para quedarse con ese millonario contrato.

Aunque EPM ha insistido en que el proceso todavía no se ha declarado desierto oficialmente, los anexos técnicos del informe de Análisis y Conclusiones en el que Schrader Camargo se rajó revelan nuevos detalles de los líos de esa firma para acreditarse.

El dato más llamativo de todos, según se desprende de esos documentos, es que Schrader sustentó su aspiración presentando cinco obras, de las cuales solamente dos están relacionadas con proyectos hidroeléctricos.

La primera de ellas se trató de la construcción de la embajada de Estados Unidos en Bogotá, ejecutada entre febrero de 1993 y noviembre de 1995. En ese proyecto, aunque Schrader Camargo no fue el contratista directo, la empresa argumentó ser el subcontratista principal.

Así mismo la empresa presentó certificados de su participación en un complejo de la Cervecería del Valle, levantado entre 2006 y 2008, en el que se encargó de construir un “sistema de drenaje, vías, patio de maniobras y parqueaderos, cerramientos perimetrales, edificios de procesos, edificio de oficinas, plantas de tratamiento, urbanismo, entre otros”.

En esos dos edificios, sumados también a otro complejo industrial construido en el municipio de Gachancipá (Cundinamarca), el lío para la firma fue no lograr argumentar que esos trabajos se relacionaran con estructuras como “captaciones, portales de túneles, canales, vertederos, centrales hidroeléctricas, puentes y estructuras aporticadas”, indispensables para postularse para una obra como Hidroituango.

“Una vez estudiada la información presentada por el oferente, luego de la solicitud realizada por EPM, se concluye que no se puede aceptar el volumen de concreto reportado para acreditar experiencia en la actividad 2”, consignó EPM en sus observaciones.

En los informes otro dato que llama la atención es que, a raíz de ese problema, EPM le pidió desde mediados de enero a Schrader ampliar su información reportada, justamente para aclarar si esos trabajos podían relacionarse con proyectos hidroeléctricos, pero la empresa no logró hacerlo de forma satisfactoria.

Por el lado de los proyectos hidroeléctricos, Schrader Camargo también salió mal librado. Aunque la empresa presentó certificados por su participación en dos centrales, El Quimbo y Riofrío II solamente pudo certificar uno solo.

Mientras en el caso de El Quimbo la firma logró acreditar 2.837 metros cúbicos de concreto en las estructuras exigidas por EPM, en el caso de Riofrío II no pudo certificar ninguno, ya que allí tampoco fue el contratista principal (como sí lo fue Arquitectos e Ingenieros Asociados S.A.).

En este último proyecto, Schrader Camargo terminó vinculado bajo un contrato de cuentas por participación, que para EPM resultó inadmisible, por no ser el responsable directo de las obras.

“(...) no es posible derivar los efectos contractuales que pretende el oferente, toda vez, que la ejecución del mismo y el crédito de su ejecución, por la naturaleza del contrato, debe radicarse en quien lo ejecutó bajo su nombre y crédito personal”, consideró EPM.

Al final, según se lee en el informe, EPM solo validó 7.944 metros cúbicos de experiencia para la firma colombiana, cuando el mínimo exigido en los pliegos (que por cierto fue rebajado en agosto) era de mínimo 28.350 metros cúbicos.

A diferencia de Schrader, su socio Yellow River, acreditó su experiencia con dos hidroeléctricas (Yanyangshan y Shuangjiangkou) y pasó sin problemas la evaluación.

Aunque el domingo los directivos de Schrader aseveraron aún tener margen para controvertir el rechazo de EPM, faltando horas para que se venza el plazo, no es claro cómo la empresa podría zafarse de ese callejón sin salida y si EPM estaría dispuesta a pasar de largo sus inconsistencias.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*