<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Loma de Los Bernal: de 12 fincas a 65 urbanizaciones

Este barrio de Belén ha tenido un desarrollo urbanístico reciente y vertiginoso. Es valorado por sus habitantes, pero le cuestionan carencia de vías.

  • Loma de Los Bernal: de 12 fincas a 65 urbanizaciones
  • Loma de Los Bernal: de 12 fincas a 65 urbanizaciones
03 de abril de 2016
bookmark

Cuando uno de los Bernal, en la mitad de la década de los 80, vendió a una constructora su lote en aquella gran despensa de tierras a un costado de la zona de Belén, empezó la transformación de lo que hasta entonces fueron las fincas de la familia.

No pasó mucho tiempo y, jalonado por un ímpetu en la construcción de propiedad horizontal en el sector de La Mota, fueron llegando las ofertas por los demás lotes que comprenden las cerca de 48,50 hectáreas de lo que hoy se conoce como la loma de Los Bernal.

Fueron 20, quizá 25 años de acelerada e ininterrumpida construcción. Así lo recuerda Juan Gonzalo Mejía, delineante de arquitectura y habitante de una de las dos últimas casafincas que hoy quedan de las 12 que había en el sector, otrora atestado de árboles, pájaros y mucho aire, pero en el que en la actualidad, calcula, hay 65 urbanizaciones, 22.000 habitantes y 10.000 carros.

“Todos estos árboles fueron talados. Algunos retoñaron (mangos, ciruelas, guayabos). Era un paraíso: cerca a la ciudad y con la ventaja de que no tenemos quebradas que nos inunden”, recuerda.

Mejía lamenta que con el desarrollo urbanístico mucho de eso se perdió. Ese furor de la construcción comenzó con Sorrento, en plena avenida 80 y el punto de partida de la loma. Luego se fueron levantando Torres de Aviñón y Cedros de la Colina, grandes urbanizaciones con más de 250 apartamentos cada una.

Un desarrollo desmedido

La loma de Los Bernal ha sido considerada el nuevo barrio El Poblado de Medellín. Cuenta con proyectos habitacionales de calidad, en una zona del suroccidente con mayor preponderancia rural. El sector limita al sur con El Rincón, al occidente con el corregimiento Altavista y el Cerro de las Tres Cruces, al norte con Aliadas y al oriente con la avenida 80.

Aníbal Vallejo, quien habitó Los Bernal durante 22 años, ha sido un crítico del crecimiento que allí se ha registrado. En su opinión, las urbanizaciones que llegaron poco pensaron en la construcción de vías aptas para la zona.

Recuerda Vallejo que los habitantes esperan el apoyo de la Alcaldía para hacer la Longitudinal.

Esa avenida es el sueño de miles de habitantes, entre ellos Mónica Noriega, presidente del Comité Cívico Loma de Los Bernal. Cree que la obra es la opción para acabar las congestiones vehiculares que viven habitantes del barrio.

“Hemos pedido mejorar las vías, porque estamos encajonados en un rincón donde la única salida es por la avenida 80 o Guayabal (Careperro). Por eso pedimos el túnel por el aeropuerto”, apunta, al tiempo que insiste en la importancia de hacer la Longitudinal, avenida que comunicaría el occidente de Medellín, por un costado, con el corregimiento de San Antonio de Prado.

Los Bernal, como otras zonas periféricas de Medellín, es de contrastes. Casas campestres que dieron paso a torres de 26 pisos, una explosión demográfica que a muchos preocupa pero que, para otros, es uno de los mejores vivideros.

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*