<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Denuncian que a un preso le salió una aguja incrustada en su porción de carne

La denuncia la hizo la Veeduría Penitenciaria Nacional a través del defensor de derechos humanos Jorge Alberto Carmona

  • ¿Qué habría pasado si el recluso se traga la aguja? Es la pregunta que queda rondando en el penal. FOTO CORTESÍA
    ¿Qué habría pasado si el recluso se traga la aguja? Es la pregunta que queda rondando en el penal. FOTO CORTESÍA
Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 24 de marzo de 2022

¿Se imagina estar comiendo algo y de repente sentir que se está tragando una aguja? Pues esto le ocurrió a una persona privada de la libertad de la cárcel de Puerto Triunfo, según una denuncia del defensor de los derechos de la población carcelaria Jorge Alberto Carmona Vélez.

De acuerdo con la versión de la Veeduría Penitenciaria Nacional que integra este defensor de los derechos humanos de los presos en Antioquia, en la cárcel El Pesebre de la mencionada localidad del Magdalena Medio antioqueño hay una “forma indiscriminada, inhumana, insalubre y mezquina” en la manera como les están brindando la alimentación a los privados de la libertad de ese establecimiento penitenciario y carcelario nacional.

Carmona Vélez hace alusión al caso concreto ocurrido el pasado martes, en el Patio 1 del penal, donde “un interno resultó lesionado en su garganta cuando intentaba comer una porción de carne que venía con una aguja incrustada”.

El reconocido defensor de los presos en Antioquia anexó una foto del alimento con la aguja atravesada. Y aprovechó para divulgar otros casos en los que, considera, a la población privada de la libertad de este penal, presuntamente le violan sus derechos.

Según dice, los internos “denuncian que las violaciones sistemáticas a los derechos humanos se volvió una tortura y una constante, pero que los cuadros de mando de la cárcel de Puerto Triunfo no les prestan atención”.

Un problema delicado ocurre con la calidad del agua del lugar, la cual los está enfermando y consideran que no es apta para el consumo humano. El líquido no es potable ni permanente, dicen. Y para colmo, las directivas del penal no autorizan que las familias de los privados de la libertad les lleven agua potable, lo que, argumentan, es violatorio de sus derechos.

Esta semana, las internas de la cárcel de El Pedregal, de Medellín, también denunciaron malos tratos por parte de la guardia del penal, mientras que en la penitenciaría de Itagüí se registró la fuga de un interno, el cual se habría entregado luego voluntariamente, aunque las autoridades penitenciarias dijeron que lo habían recapturado.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS