<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Una mujer coordina los bomberos de toda Antioquia

La capitana Paula Ríos ha dedicado la mitad de su vida al servicio bomberil y hoy es la máxima líder.

  • Paula Andrea Ríos ha dedicado más de veinte años de su vida al servicio de los bomberos. FOTO CORTESÍA DAGRAN
    Paula Andrea Ríos ha dedicado más de veinte años de su vida al servicio de los bomberos. FOTO CORTESÍA DAGRAN
Publicado el 16 de agosto de 2022

A sus 42 años, Paula Andrea Ríos ha logrado dos hitos en su vida de servicio como bombera. El primero fue convertirse en capitana de esta entidad; y el segundo, llegar a ser la primera mujer dirigiendo la coordinación ejecutiva de los cuerpos de bomberos de toda Antioquia ante el Dagran, tarea que le permite dirigir estas entidades ante una eventual emergencia en el departamento.

Ella es la interlocutora de esta entidad de la Gobernación, ya sea con la Dirección Nacional de Bomberos o los cuerpos de estos rescatistas de Antioquia, para tareas de capacitación y coordinación del manejo de emergencias, así como la atención de las mismas.

Ríos es una mujer de complexión menuda y expresivos ojos cafés, que acompaña su hablar pausado con movimientos suaves de manos. Sin embargo, cuando lo exigen las circunstancias, se convierte en una recia y respetada oficial que le hace frente a todas las vicisitudes de su oficio.

Ella, oriunda de Copacabana, se vinculó al cuerpo de bomberos local en el 2000, a la edad de 21 años, sin la más mínima idea de que iba a hacer en un cuerpo predominantemente masculino, según admitió.

Sin embargo, tras su vinculación al área administrativa de la entidad, comenzó a ascender hasta convertirse en jefa de Compañía y en jefa de Estación tras 15 años de carrera. Bajo su mando, cerca de 21 bomberos esperaban sus instrucciones para atender las emergencias en este municipio del norte del Aburrá.

Camino duro

Pese al éxito de su carrera profesional, este no fue labrado en un camino sencillo. Ríos recuerda que en sus años de bombera —tal como pasa hoy en la mayoría de los 100 cuerpos de bomberos de Antioquia— la falta de elementos y de equipo eran lo habitual para cumplir su misión.

“No teníamos ni una bicicleta para salir a atender emergencias, nos tocaba esperar que la Policía, el Tránsito o algún particular nos llevara. Encima no teníamos pagos, solamente éramos personas con ganas de ayudar a la comunidad”, recordó.

Aún así, ella y sus subordinados salían a atender accidentes de tránsito, incendios forestales y estructurales, buscando ofrecer lo poquísimo que tenían para ayudar a la comunidad.

Llegada a la Gobernación

Tras una década y media de servicio, una particular propuesta se le apareció a Ríos. En agosto de 2020, la Gobernación de Antioquia lanzó una convocatoria para la vacante de coordinador ejecutivo de bomberos.

Ríos no tenía muchas ganas de participar pues este cargo generalmente lo ocupan hombres con larga trayectoria en sus cargos.

“Pensaba que ese nombramiento ya debía tener hasta nombre propio, así que ¿para qué me iba a presentar?. Pero el comandante de Copacabana me animó. Presenté entonces mi hoja de vida y tras surtirse el proceso de selección, el 14 de septiembre me dijeron que había sido elegida por la Junta Departamental de Bomberos”, explicó.

Retos al llegar

Desde su llegada al puesto el 15 de octubre, la capitana descubrió que las afugias que padecían los bomberos de Copacabana, infortunadamente es una regla en el departamento.

“Por ejemplo, el dinero con el que cuenta el Fondo Departamental de Bomberos es de tan solo $214 millones. Este rubro no nos permite ejecutar proyectos donde realmente impactemos y fortalezcamos los bomberos con equipos, herramientas y capacitación”, apuntó.

Por ello, desde hace un mes se le viene solicitando a la Asamblea la destinación de más recursos para el Fondo creado en 2015. “Si desde la base los bomberos están bien formados y bien capacitados, pues los resultados serán mejores” , argumentó.

Otra situación que debió capotear Ríos fue la ocurrida el 14 de noviembre de 2020. A casi un mes de su llegada al cargo, se presentó un deslizamiento en Dabeiba que afectó tres veredas, anegó seis kilómetros de la vía al Urabá y dejó 500 damnificados, 16 personas desaparecidas y tres muertos.

Ríos recordó que en ese momento debió coordinar los miembros de los cuerpos de bomberos de municipios del Urabá, del Occidente, así como de la Cruz Roja, la Defensa Civil y el Ejército.

Ella admitió que el primer día en Dabeiba fue muy duro por la magnitud de la tragedia y más si se tiene en cuenta que ella era la primera mujer en la historia que ocupaba dicho cargo. “Pero luego me pausé, pensé bien lo que había que hacer, y retomé mis labores logrando brindar el apoyo que necesitaba Dabeiba en ese momento”, agregó.

Fortalecimiento, la meta

Desde lo personal, Ríos admitió que una de las cosas que más le ha costado asimilar como bombera y coordinadora es ausentarse durante las fechas especiales y dejar a su familia a un lado; y más teniendo en cuenta que la capitana tiene esposo e hija.

“Tengo un punto a favor ya que por fortuna mi esposo también es bombero y mi niña ya tiene 15 años. Ellos me apoyan mucho porque en este cargo debo ausentarme mínimo una semana cuando salgo a campo. Si mi esposo no fuera bombero yo creo que ya me hubiera ‘echado’”, bromeó la capitana.

Pero más allá de las dificultades, la capitana se ha concentrado –con lo que tiene a mano– en superar otros retos como lo ha sido impulsar la formalización de los cuerpos de bomberos antioqueños y la financiación de estos con la sobretasa bomberil municipal, tareas que le ha sido un poco más fácil de afrontar gracias a la buena disposición de los demás comandantes, en su mayoría hombres.

“Al principio estaban escépticos con la regulación, pero hemos ido creando esa cultura en ellos y hoy ya no los siento tan reacios al cambio. Eso me tiene satisfecha porque sé que he hecho lo que he podido con los recursos disponibles. Además les hemos brindado asesoría a los bomberos todos los días. A diario nos llaman para presentarnos inquietudes sobre proyectos”.

Vendrán más

Con humildad, la capitana reconoció que su designación es un precedente para que otras mujeres lleguen al alto cargo y espera que en el futuro alguna de las 12 comandantes que hay en Antioquia la sucedan, o que incluso ocupen el cargo de delegadas departamentales de los bomberos. “Antes no nos atrevíamos a aspirar a estos cargos porque siempre han sido ocupados por hombres. Sin embargo, hoy estoy demostrando que sí podemos hacer las cosas bien”, apuntó.

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección