<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los guardianes de la defensa animal en Antioquia

  • Los guardianes de la defensa animal en Antioquia
  • Los guardianes de la defensa animal en Antioquia
  • Los guardianes de la defensa animal en Antioquia
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 21 de enero de 2020

Narra el poeta André Bretón que León Trotsky, uno de los líderes de la Revolución Bolchevique, con quien tuvo encuentros durante el exilio de este en México, “hablaba de los perros y (...) su lenguaje se hacía menos preciso, su pensamiento menos exigente que de costumbre y se abandonaba a amar, a atribuirle a un animal bondad natural, hablaba, incluso, como todo el mundo, de devoción”.

Fue tal su sentimiento hacia los caninos, que antes de ser asesinado, el líder ruso compartió sus últimos días con Azteca, una perra callejera que le regaló su nieto.

No todos los humanos comparten ese sentimiento de cariño por los animales. En Antioquia, el inicio de 2020 estuvo marcado por varios hechos que indignaron a quienes los protegen.

En Frontino, para acabar con una aparente sobrepoblación de garzas, los bomberos decidieron tumbar sus nidos, en un acto repudiado por la corporación ambiental Corpourabá, que inició una investigación. En Yolombó, en una corraleja, una vaca recibió golpes y patadas por parte de varios ciudadanos. En Amalfi, una polla de agua resultó herida en una noche frenética de estallido de pólvora y pese a los esfuerzos de Corantioquia, el Área Metropolitana y el CES, que la transportaron a Medellín para intentar salvarla, finalmente murió.

En el barrio Los Colores, al occidente de la ciudad, se dio un envenenamiento masivo de perros en varios parques, sin que aún las autoridades tengan pistas sobre los culpables. La tortura no para y exige acciones, aunque hay esfuerzos para que esto no ocurra y existe la Ley 1774 de 2016 de protección contra el maltrato animal.

“Nadie nació para ser torturado”, dice el diputado de Antioquia y exconcejal de Medellín Álvaro Múnera Builes.

Ejército de salvadores

La Fiscalía General creó en diciembre pasado el Gelma (Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal) conformado por 38 fiscales, 38 agentes del CTI y 44 policías que se encargan de investigar y judicializar casos relacionados con el maltrato animal.

En la capital antioqeña está el centro de Bienestar La Perla, que brinda refugio a mascotas abandonadas con el fin de darlas en adopción. También funciona la Inspección de Policía de Protección Animal, “que busca prevenir, atender, controlar y sancionar hechos relacionados con conductas contrarias a la convivencia, contravenciones e indisciplina sociales en materia de animales (maltrato, comercio, tráfico y tenencia inadecuada)”, basada en la ley ya mencionada, que definió a los animales como seres sintientes y merecedores de respeto y buen trato, explica Alejandro Gaviria, abogado de la Inspección, adscrita a la Secretaría de Seguridad y Convivencia.

Según cifras de esta dependencia, mientras que en 2018 fueron 220 PQR (Peticiones, Quejas y Reclamos), en 2019 2019 se recibieron 203. Y los operativos de un año a otro se incrementaron 18%. Por otro lado, se recibieron 24 denuncias menos por caninos peligrosos de un año a otro.

En contraste con lo que tiene Medellín en infraestructura y estrategias, en el departamento todo está por hacer, advierte el diputado Múnera Builes, que busca implementar en los municipios, desde la Asamblea y el Plan de Desarrollo Departamental, los logros de la capital.

Además de los esfuerzos que hacen los corporados del Concejo y la Asamblea (que lideran causas animalistas), en Medellín hay cerca de cien fundaciones y organizaciones defensoras de animales, dice Paola Pineda, líder de la Fundación Donatón por los Animales, que desde 2015 realiza eventos para captar recursos que distribuye entre estas.

Es un grupo de activistas, políticos y funcionarios que dan esa batalla cotidiana por buscar un mejor territorio para la vida animal, doméstica y silvestre.

Los animales tienen derechos constitucionales desde 2016 en Colombia, pero muchos los siguen desconociendo e incluso ejercen crueldad y maltrato. La bandera de quienes presentamos hoy, seleccionados por el impacto que han logrado en la comunidad, es llegar a una sociedad que proteja ese eslabón que, a veces, se ve tan débil en la cadena de la vida.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS otros programas en favor de la fauna

En Medellín y Antioquia también funciona el convenio entre el Área Metropolitana, Corantioquia y la Universidad CES, que con profesionales del Centro de Veterinaria y Zootecnia de esta última institución, atiende los casos de emergencia médica de fauna silvestre y en algunos casos doméstica, ocurridos en la ciudad y los municipios. A través de este se han atendido felinos, aves y diversas especies, muchas de los cuales han retornado a su hábitat. En Barbosa funciona el CAV (Centro de Atención y Valoración de fauna silvestre), a donde llegan los animales decomisados por la Policía y autoridades ambientales que, tras un proceso de adaptación, son devueltos a sus hábitats. En caso de maltrato animal puede denunciar a las líneas: 4939771 (inspección ambiental), 3856000 (Área Metropolitana para fauna silvestre) y 3855560 (centro de bienestar animal La Perla).

Los héroes de la causa ambientalista Protagonistas

Image
Donatón, apoyo a las fundaciones
Paola Pineda
En la fundación Donatón por los animales se alivian las cargas para las más de cien fundaciones que existen en Medellín dedicadas al rescate y salvamento animal y que no reciben apoyo estatal ni empresarial. Cuenta una de sus líderes, Paola Pineda, que Donatón nació en 2015 por iniciativa de integrantes de varias organizaciones que sufrían el mismo problema: rescatar animales maltratados pero no tener recursos para financiar su recuperación. “Las fundaciones y albergues carecen de recursos y a sus líderes les toca poner de su bolsillo y ayudarse con donaciones o eventos”, advierte. El objetivo de Donatón es aliviar ese hueco financiero mediante eventos que captan recursos en dinero y especie, que se distribuyen entre las organizaciones. La primera Donatón recolectó 50 toneladas de concentrado para beneficio de 3.000 animales. El evento se realiza cada año. De allí nació la Gatotón, solo para felinos, de la que se benefician cerca de 2.000 mascotas por año. Otro es la Adoptatón, que consiste en jornadas masivas de adopción. Los animales que se entregan pertenecen a las mismas fundaciones e incluso al centro estatal La Perla, que es su aliado. Lo que se recauda se destina a jornadas de esterilización masiva en municipios y barrios, como Santa Fe de Antioquia, Moravia, Amagá y El Santuario. Dice Paola que ya llegaron a las 2.000 esterilizaciones gratuitas. Donatón ha ayudado a cerca de 25.000 animales, con 300 entregados en adopción.
Image
Jiménez, la voz en el concejo
Nuevo concejal ambientalista
Llegar al Concejo de Medellín significó para Juan Jiménez Lara la oportunidad de lograr sueños que desde su fundación, Manejo Humanitario de Fauna Callejera (de la que se retiró tras ser elegido), le habrían sido muy difíciles, pues implican cambiar programas y políticas públicas. Este médico veterinario dice que se inició en esta causa desde que salió del colegio: “Empecé adoptando un perro que fue maltratado y abandonado y eso me marcó mucho. Cuando murió dije: tengo que hacer cosas de mucho mayor fondo por ellos”. En 2005 inició su labor como activista. En el Concejo, Jiménez asumió la bandera de la causa animalista, que por casi dos décadas lideró el ahora diputado Álvaro Múnera. Su primera intervención fue sobre el envenenamiento masivo de mascotas en el barrio Los Colores. “Sentí que hay un Concejo jugado en pleno por los animales”. Tiene dos proyectos básicos. Uno, lograr que toda la temática de protección animal sea coordinada desde una sola subsecretaría y no como pasa actualmente, que es manejada desde Medio Ambiente, Salud y Seguridad. “Eso nos permitirá optimizar recursos y tiempo, pues en una sola jornada se podrán hacer esterilizaciones, implantar microchips y realizar adopciones”. Y segundo, espera que se dé más integración con el grupo de defensa animal de la Fiscalía, Gelma, y que en el Plan de Desarrollo se incluya un componente educativo sobre el respeto y protección animal.
Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección