<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La ANLA realiza esta semana segunda visita a Jericó

  • Panorámica del municipio de Jericó. Foto: Andrés Camilo Suárez
    Panorámica del municipio de Jericó. Foto: Andrés Camilo Suárez
Juan Diego Quiceno Mesa | Publicado el 23 de septiembre de 2020

Esta semana comenzó la segunda visita de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), al municipio de Jericó, en el Suroeste antioqueño, con el fin de conocer aspectos de hidrología e hidrogeología, así como componentes bióticos y paisajísticos del proyecto minero Quebradona.

La presencia de la entidad, programada hasta el 26 de septiembre, fue recibida por un sector de la ciudadanía que se opone al proyecto como una oportunidad para hacer visible una petición que se cursa a través de Change.org/SalvemosAlSuroeste que ya reúne más de 52.000 firmas y que pide a la ANLA negar de forma definitiva la licencia ambiental del proyecto.

“Lo que está en juego en esta segunda visita no es de poca monta”, señala Norman Correa, exdiputado de Antioquia y vocero del comité político de la Mesa Técnica del Suroeste, “la posibilidad de entregar argumentos técnicos desde lo ambiental, lo social, lo cultural, lo económico y lo político representan para Jericó y el Suroeste la posibilidad de zanjar las apetencias de una empresa extranjera”.

Felipe Márquez, presidente de AngloGold Ashanti Colombia, indicó respecto a esta visita que para la compañía es “indispensable escuchar, entender y dialogar con todas las personas y las autoridades que tienen presencia en el territorio con el fin de responder a sus observaciones e inquietudes relacionadas con el proyecto”.

Márquez señaló que el estudio de impacto ambiental presentado es producto de 14 años de estudio sobre las características sociales, económicas y ambientales de Jericó, en el que se escuchó, entre noviembre de 2018 y septiembre de 2019, según las cifras que maneja la compañía, las inquietudes de más de 2.600 habitantes de Jericó a través de 150 encuentros denominados Hablando se entiende la gente.

“Nos hemos caracterizado por construir una relación con la comunidad que tiene como base los principios de transparencia, diálogo y respeto, los cuales sentamos en hechos concretos de forma permanente”, concluyó el presidente de AngloGold Ashanti Colombia.

Por su parte, en un comunicado dado a conocer a la opinión pública, la campaña “Salvemos al Suroeste” apoyada por la Veeduría Ciudadana John Jairo Arcila, las mesas ambientales de la región y otras organizaciones sociales del territorio, señala que “las comunidades esperan que el alcalde del municipio, David Toro, no suprima el derecho de libre expresión, ni se silencie la voz del pueblo”.

Según esta campaña, “las comunidades” manifestaron que dicha acción “sucedió el fin de semana previo a la fecha en la que estaba programada la visita de la ANLA, cuando la Policía, con la orden del Alcalde, pasó con una escalera quitando las banderas en oposición a la mina de las casas, con la excusa de que se trataba de contaminación visual”.

El alcalde Toro señaló a EL COLOMBIANO que la acción se tomó en el marco del estatuto municipal de Jericó de medio ambiente. “Ahí se dice que para colocar o instalar algo en las fachadas que tenga que ver con publicidad, se tiene que pedir permiso. Y eso de alguna manera es publicidad, así se puede interpretar”. Esto lo facultó, según el alcalde, a desmontar las banderas. “No a dañarlas ni a botarlas, solo desmontarlas”.

Según Toro, posteriormente las personas que quisieron instalar elementos de este tipo pidieron el permiso y el hecho no pasó a mayores. “Nosotros somos conscientes de la libre expresión. Lo tenemos claro, pero hay que seguir el conducto regular. A veces no gustan algunas medidas, pero hay que hacerlas. Finalmente la gente las instaló. El compromiso es que la gente que tenga la bandera en su fachada, cuente con el permiso, como así finalmente se dio”, finalizó.

En redes sociales también se ha hecho público en las últimas horas un tuit en el que una usuaria señala que las personas que están protestando en Jericó contra el proyecto provienen de fuera del municipio.

El alcalde Toro confirmó que tiene información de que sí hay personas que participan de dichas movilizaciones que no son de Jericó. “Veo dos posibles causas: eventual solidaridad con los marchantes de Jericó; y desinformación de personas de otros municipios que creen que eventualmente sus municipios se verían afectados por el proyecto minero”, aventuró como explicación.

Entretanto, y justo con el propósito de hacer nacional la oposición a Quebradona, la campaña “Salvemos al Suroeste” extendió la invitación a todo el país “a unirse en redes sociales por medio del hashtag #SalvemosAlSuroeste, expresando los argumentos para defender el Suroeste Antioqueño de los devastadores impactos que implicaría la megaminería en la región”.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección