<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las primeras pistas tras el asesinato de un israelí en Medellín

  • Shay Pesso vivía entre Medellín y Panamá. Fue asesinado a los 30 años de edad. FOTO: CORTESÍA.
    Shay Pesso vivía entre Medellín y Panamá. Fue asesinado a los 30 años de edad. FOTO: CORTESÍA.
Por: Nelson Matta Colorado | Publicado el 07 de diciembre de 2021

Una motocicleta abandonada en la calle es la primera pista que tienen las autoridades para dar con el paradero de los asesinos de Shay Pesso, un ciudadano israelí abaleado en un vecindario de Medellín.

El crimen, ampliamente difundido por la prensa, sucedió en la noche del pasado 28 de noviembre en el barrio El Poblado. De acuerdo con el reporte inicial de la Policía, el extranjero de 30 años conducía una camioneta Suzuki Vitara y a las 8:00 p.m. se estacionó en la calle 10 con la carrera 41, junto a un lugar de oración de la comunidad hebrea.

Fuentes cercanas al caso le contaron a EL COLOMBIANO que los homicidas al parecer le estaban haciendo seguimiento a su objetivo, pues ni siquiera le dieron tiempo de bajarse del vehículo. Dos hombres en una motocicleta Pulsar negra se aproximaron, el pasajero descendió y se arrimó a la puerta del piloto.

Usando una pistola, disparó en cinco oportunidades a través del vidrio. Por la manera en que quedaron agrupados los agujeros en la ventanilla, los investigadores consideraron que se trató de un mercenario profesional, “con bastante práctica”, indicaron.

Pesso fue trasladado a urgencias de la clínica Las Vegas, donde finalmente falleció. En las pesquisas iniciales, las autoridades establecieron que llevaba más de tres años residiendo en Medellín, con viajes constantes al exterior, y que hacía dos meses se había separado de su compañera sentimental.

Se dedicaba al comercio y tenía inversiones en un salón de belleza. Entre sus documentos le encontraron un carné de residente otorgado por el Servicio Nacional de Migración de Panamá, país que también visitaba con frecuencia.

En las averiguaciones, los investigadores se enteraron que horas después del asesinato fue encontrada una motocicleta abandonada, con características parecidas a la usada por los sicarios. La dejaron en la avenida Regional, a tres cuadras de la Plaza Minorista, donde fue inmovilizada por agentes de tránsito.

En el análisis técnico realizado al vehículo de dos ruedas, le encontraron una caleta acondicionada junto al tanque de gasolina, que se abría con una guaya amarrada al sillín. De esta manera, cada que el conductor halaba la guaya, activaba un resorte que abría la tapa del compartimento secreto. El ensamblaje estaba oculto con calcomanías.

Al verificar la matrícula en las bases de datos, se constató que la moto aparece a nombre de una persona que está siendo investigada por su presunta participación en otro asesinato.

Los motivos por los cuales mataron a Pesso no están claros todavía. En el estudio de las hipótesis, las autoridades indagan si este hecho guarda relación con el homicidio de otro israelí perpetrado en Medellín hace cinco años.

La víctima fue Shay Azran, de 37 años. El 15 de junio de 2016 estaba estacionado en su moto en una calle del barrio Las Acacias, cuando fue tiroteado por sicarios motorizados.

Según la Fiscalía, el forastero alquilaba apartamentos para realizar fiestas, y se presume que su muerte fue orquestada por una organización ilegal liderada por otros israelíes, involucrada en la trata de personas, turismo sexual y narcotráfico transnacional.

Esta red aún está activa y con conexiones en Medellín, Guatapé, Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y Europa.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Los factores de violencia que Antioquia enfrenta en 2022

  • La desprotección de las áreas rurales, donde se han venido presentando los mayores actos de violencia, es un gran desafío para la seguridad en Antioquia. FOTO andrés camilo suárez
    La desprotección de las áreas rurales, donde se han venido presentando los mayores actos de violencia, es un gran desafío para la seguridad en Antioquia. FOTO andrés camilo suárez
Por: Nelson Matta Colorado | Publicado hace 3 horas

Contexto de la Noticia

inseguridad en las áreas rurales

De los 2.083 homicidios en Antioquia en 2021, el 54% ocurrieron en zona rural (1.135). De hecho, la primera masacre del 2022 fue en el campo, en la vereda Las Beatrices de Santo Domingo, a una hora del casco urbano, donde los sicarios mataron a cuatro personas en una finca.

Esta inseguridad rural, que va de la mano de la escasa presencia institucional, incluye atracos a fincas y a los conductores en vías secundarias e intermunicipales. El coronel Daniel Mazo, comandante de Policía Antioquia, anunció el plan “Finca más segura” para contrarrestar esos fenómenos.

tres disidencias de las farc en el territorio

En Antioquia delinquen tres grupos residuales de las Farc: el frente 18, liderado por “Ramiro”, en Ituango, Tarazá y Valdivia; el frente 36, de alias “Cabuyo”, en Briceño, Valdivia, Yarumal, Santa Rosa de Osos, Campamento, Angostura, Guadalupe, Toledo, Anorí y Carolina del Príncipe; y el frente 5°, de “Mamarrón”, en Ituango, Peque, Sabanalarga, Toledo y San Andrés de Cuerquia. Tienen alianzas con la confederación de disidentes “Segunda Marquetalia” y se dedican al narcotráfico, extorsión y minería ilegal. Tras la captura de “Mamarrón” el pasado 19 de enero, el comandante de la 7° División, general Juvenal Díaz, dijo que el grupo quedó desmantelado, pero sus redes de apoyo siguen activas y fuentes de inteligencia aseguran que “Diomer”, el subcomandante, asumiría las riendas.

El eln y sus tentáculos en cinco subregiones

La guerrilla del Eln cuenta con 11 frentes y compañías en el departamento, que contabilizan cerca de 300 combatientes y 600 colaboradores de las redes de apoyo. Estos grupos están repartidos en las subregiones de Bajo Cauca, Nordeste y Magdalena Medio, con células en el Valle de Aburrá y el Suroeste. Se dedican al narcotráfico, extorsiones, terrorismo, minería ilegal, infiltración de protestas sociales, secuestros y vandalismo. Una de sus acciones recurrentes es el bloqueo de la vía que va de Medellín a la Costa Atlántica, en inmediaciones de Valdivia y Tarazá, quemando vehículos, poniendo explosivos o disparándole a la Fuerza Pública.

bandas del aburrá van por plazas de vicio

La expansión de las bandas del Valle de Aburrá es una dinámica que ya ajusta más de cinco años sin freno, y es la principal causante de las violentas disputas por las plazas de vicio en distintas subregiones. Según fuentes policiales y de Fiscalía, los grupos que extendieron sus tentáculos mediante el patrocinio o las alianzas con combos de pueblos, son “la Terraza”, “los Triana”, “la Miel”, “Pachelly”, “el Mesa”, “los Chatas”, “Limonar 1”, “la Unión” y “Picacho”. Los sicarios de “la Terraza” están causando disputas por el narcotráfico en Andes, Jardín y Támesis; los de “la Miel”, en Venecia”; los de “el Mesa”, en Carmen de Viboral, La Unión y Sonsón; “los de Pachelly”, en Yarumal y Santa Rosa de Osos.

atención a las zonas críticas del departamento

De las nueve subregiones de Antioquia, en seis hubo incremento de homicidios durante 2021: Norte, Urabá, Nordeste, Occidente, Magdalena Medio y Oriente. Las principales causas fueron los conflictos territoriales entre grupos armados, las disputas de bandas por el tráfico local de narcóticos y los problemas de convivencia. De esas, la más crítica es el Norte, con un aumento del 45%; esta zona no solo alberga a las tres disidencias de las Farc, sino también al frente Edwin Velásquez del Clan del Golfo, que las combate violentamente, situación que ha provocado desplazamientos. Le sigue Urabá, con 29,4% de aumento, donde preocupa el fenómeno de pandillas juveniles y sus peleas en Turbo, Apartadó y Chigorodó.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

“Me dijo que me mataba desde el perro hasta la gallina más pequeña”, menor reclutada por alias “Mamarrón”

  • Junto con alias “Mamarrón” fueron procesados otros miembros de la disidencia del Frente 5° de las Farc FOTO: CORTESÍA FISCALÍA.
    Junto con alias “Mamarrón” fueron procesados otros miembros de la disidencia del Frente 5° de las Farc FOTO: CORTESÍA FISCALÍA.
Notas de la sección