Encuentro con Maestros 2018

El Banco de la República y Prensa Escuela se unen para contarnos por qué es importante la educación financiera.

WhatsApp Image 2018-09-26 at 08.55.36

Los docentes Quiteria Olivia Esquivia, Ilda Mery Molina y Germán Alonso Vásquez crean su propuesta pedagógica para enseñar temas financieros a estudiantes del grado sexto.

 

El Banco de la República y Prensa Escuela realizaron el Encuentro con Maestros 2018, una serie de talleres en los que los docentes afianzaron sus conocimientos sobre temas financieros, entendiendo la información económica como un recurso fundamental para la toma de decisiones con sentido crítico.

Este fue un espacio para compartir, aprender y reflexionar sobre la importancia de la economía en nuestra cotidianidad. Natalia Cubillos, periodista de Economía de El Colombiano, y Gonzalo Rincón, economista del Banco de la República, líder de la Red de Educación, fueron los encargados de orientar el taller en el que los docentes formularon algunas propuestas pedagógicas para descubrir el valor de la información de prensa para enriquecer este tema en las distintas áreas del conocimiento.

 

La periodista destaca que estos espacios de formación son de gran utilidad “para que los profes aprendan a utilizar el periódico como medio de enseñanza de Economía, porque ellos son quienes pueden inspirar a los estudiantes a no tener sesgos a la luz de la información que allí se publica. La economía está en cada cosa que hacemos en la vida e infortunadamente falta inspirar a la gente para que le den la importancia que se merece”.

Y es que el taller les brinda a los docentes las herramientas para que puedan utilizar la prensa en el proceso de formación de los jóvenes, desde una perspectiva ciudadana.  La docente Sandra María Álvarez, del colegio Bethlemitas de Bello, resalta que el taller de Prensa Escuela “nos actualiza y nos permite ver la realidad desde otras perspectivas. Entender la sección de Economía nos permite llevar esa información a nuestros estudiantes de una forma práctica, de una manera más sencilla y aplicada en el contexto que vivimos”.

Las noticias se convierten en un recurso fundamental para un primer acercamiento a la información financiera, comprendiendo cómo influye en nuestras actividades diarias. Por eso, Gabriel Roldán, profesor de la institución María de los Ángeles Cano Márquez, asegura que “hoy en día los estudiantes no leen mucho la prensa. Con las noticias podemos acercarlos a la información de actualidad para que conozcan su entorno y lo que sucede en el país con una visión diferente de los temas económicos”.

Experiencias Significativas: un espacio para aprender y compartir

La Fiesta del Libro y la Cultura es un espacio para el encuentro de ciudadanos que comparten un interés común: la lectura y la escritura. Los habitantes de la ciudad y quienes vienen de otro lugar, se reúnen durante 10 días alrededor de la literatura y los libros.

Este evento es también el escenario propicio para que docentes y estudiantes compartan con la ciudad las actividades que día a día desarrollan en sus colegios. Y este año lo hicieron en el marco del Encuentro de Experiencias Significativas Prensa Escuela 2018 en la  carpa de Prensa Escuela ubicada en la Zona de Jardín Lectura Viva del Jardín Botánico de Medellín.

La Escuela Normal Superior Antioqueña, la I.E Benedikta Sur Nieden, la I.E Villa del Socorro, el Colegio Colombo Británico, la I.E Rafael Uribe Uribe y la I.E Ángela Restrepo Moreno fueron las instituciones seleccionadas para compartir sus experiencias significativas en relación con su trabajo con la prensa como recurso didáctico.

Literatura, ensayos y periódicos escolares fueron algunas de las propuestas que surgieron en los colegios a partir del trabajo con la prensa. Algunos de los maestros participantes compartieron sus testimonios con nosotros.

 

IMG_20180914_120901

“Trabajamos con la cartilla Pequeñas acciones, grandes transformaciones de Prensa Escuela. Cuando los estudiantes la leyeron empezaron a manifestar sus pensamientos sobre el barrio, pero lo hicieron con angustia. Nos quedamos con un sinsabor y quisimos pasar del miedo, la rabia y la tristeza a la calma y la alegría. Fue ahí cuando leímos el cuento Ramón Preocupón y todos los niños empezaron a expresar sus preocupaciones. Por eso, decidimos hacer quitapesares, siguiendo la tradición guatemalteca, que son los muñequitos que Ramón aprende a hacer en el cuento y a los que les cuenta sus tristezas, porque hay muchas cosas que los estudiantes no expresan ni comunican”, Nora Arias Tamayo – I.E Benedikta Sur Nieden.

IMG_20180912_152656

“Nuestra experiencia es Caminos de barrio, surge a partir del interés por incentivar la lectura y la escritura en los estudiantes. Pero para eso necesitábamos una herramienta a la que ellos pudieran acudir periódicamente y empezamos a utilizar El Colombiano. Semanalmente leíamos artículos y luego decidimos que ellos iban a hacer sus propias investigaciones en el barrio sobre temas culturales, sociales o deportivos; según lo que le llamara la atención a cada uno. Ellos mismos tomaron las fotografías, escribieron sus artículos y armaron sus periódicos. Nos hemos divertido y hemos aprendido mucho en esta experiencia, porque cada semestre son nuevas historias que aportan mucho al colegio y enseñan a los estudiantes a expresarse mejor de manera escrita”, Anira Muñoz Cano – I.E Villa del Socorro.

colombo

“Construyamos relatos de paz es una experiencia basada en la lectura de un texto literario que trabajamos de manera transversal con la prensa. En el grado décimo leímos Historia de un país invisible de Pilar Lozano que, además, es periodista. Fue una oportunidad para trabajar la crónica literaria y distinguir los géneros periodísticos. El texto menciona a Toribío, Istmina, Ituango y otros lugares de Colombia que han vivido fuertemente el conflicto. A partir de ese texto, los estudiantes conectaron lo leído con artículos de El Colombiano donde pudieron mirar, a través del conflicto, cómo se puede generar paz. Ellos hicieron ensayos, crónicas y un cuento. También veíamos la importancia de que ellos tomaran una postura frente a la situación del país y lo hicieron informados y con sentido crítico. En el grado once trabajamos el texto El festín de la muerte, que aborda el tema de la Segunda Guerra Munial. Luego tomamos artículos de El Colombiano que tuvieran relación: ¿qué ha pasado con esos países?, ¿será que seguimos en guerra?, se hicieron muchos cuestionamientos e hicieron propuestas”, Mónica María Velásquez – Colegio Colombo Británico.

“Pequeñas acciones, grandes transformaciones”, fue la premisa Prensa Escuela durante los Días del Libro

IMG-20180529-WA0035

El pasado 18 y 19 de mayo en el barrio Carlos E. Restrepo se llevó a cabo La 12ª Feria Popular Días del Libro, un encuentro ciudadano donde la literatura, el arte y la cultura  son el centro de conversación.

Prensa Escuela hizo presencia con dos talleres inspirados en la cartilla “Pequeñas acciones, grandes transformaciones”, publicada en 2018 por la Corporación Héctor Abad Gómez, World Vision Colombia y El Colombiano.

El trabajo con la cartilla fue enriquecedor pues permitió abordar el tema de la ciudadanía desde la participación, además de incorporar diversos artículos que les permitieron a los asistentes reconocer situaciones cotidianas que necesitan de la participación ciudadana para ser transformados positivamente.

IMG-20180529-WA0036

La lectura en voz alta, la lectura silenciosa y el diálogo fueron las estrategias utilizadas para generar discusiones que giraron en torno al respeto del espacio público, al cuidado del medio ambiente y al papel de los jóvenes en la construcción de la paz. Las discusiones trascendieron a la formulación de propuestas educativas que buscan informar y concientizar a los ciudadanos para aportar al cambio desde el conocimiento y el compromiso personal.

El Taller contó con 70 asistentes, en su mayoría jóvenes, y ratifica el compromiso de Prensa Escuela por participar en eventos de ciudad.

Experiencia significativa Colegio Cumbres

WhatsApp Image 2018-01-16 at 4.29.50 PM

 

Para Prensa Escuela es muy satisfactorio compartir experiencias significativas que les permiten a los jóvenes expresar sus opiniones y replantear su papel frente a la posibilidad de narrar su realidad a través de un medio de información escolar.

En el 2017 el Colegio Cumbres le pide a Prensa Escuela apoyo para el fortalecimiento del periódico escolar, El Espejo. Y por una grata coincidencia, podemos acompañarlos realizando unos talleres con énfasis en los géneros del perfil, la crónica y la entrevista, con la orientación de Santiago Burbano, estudiante de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana, y exalumno del Colegio Cumbres.

Queremos compartir  algunas apreciaciones acerca de lo que este espacio de formación ha significado, tanto para Santiago Burbano como para Manuelita García, estudiante del grado 12 y participante en El Taller Prensa Escuela que se realiza en el colegio como parte de esta asesoría.

 

 

Más preguntas que respuestas

 

Por Santiago Burbano Orozco

Estudiante Comunicación Social – Periodismo

Universidad Pontifica Bolivariana

Tallerista Prensa Escuela El Colombiano 

 ¿Para qué escribir? fue la primera pregunta que surgió en la sesión del taller, una pregunta casi como ¿para qué vivir?  Y si se está al frente de un medio de comunicación, como era el caso de los asistentes, miembros del periódico estudiantil El Espejo del Colegio Cumbres, se debe hacer esta pregunta.  ¿Para qué escribo en este medio?, ¿cuál es mi propósito con los textos que publico?, ¿realmente es importante la escritura en un medio como este?

Finalmente eso es un taller: una serie de preguntas que llevan a cuestionamientos profundos; mucho más que derramar montones de saberes específicos por los oídos de unos asistentes atónitos que retendrán escasamente un par de frases y cifras. No.

Educar es poner a pensar, cuestionar y, si es necesario, desacomodar de una postura asentada y tiesa; y construir juntos. La pregunta sobre las razones para escribir los llevó como equipo a elaborar sus propios motivos, a pensarse desde la escritura.  Con ella exploramos los géneros periodísticos y más tarde tomaron el periódico escolar en sus manos para confrontar qué, de todo lo que conversaron, realmente se expresaba en la construcción del medio.

Ellos se dieron cuenta de que no siempre cumplían con el verdadero propósito de su periódico.  “Uy, mirá este titular tan flojo”, “yo, la verdad, no me interesaría por leer este texto”, “es que la redacción está buena, pero el tema no tanto”.  Más frases así dieron cuenta de que, poniendo en común los pensamientos sobre su trabajo, podían surgir críticas necesarias y sanas para perfeccionarlo cada vez más. El modelo anterior era presentarle un derrotero de temas o áreas al equipo redactor y ellos mismos elegir uno que fuera de su preferencia personal para escribir sobre él y llenar una de las páginas que estaban en blanco.  La reflexión se orientó hacia poder poner siempre en común tanto los temas como los textos y entre todos evaluar la pertinencia de los mismos.  Se habló de no tocar los temas de los medios tradicionales, pues competir en información con ellos es un sinsentido, y mejor buscar las historias propias de su Colegio y su comunidad, tratando siempre narrar, contar, elaborar un contenido sólido y atractivo para sus públicos.

Al comienzo, cuando se plantea la posibilidad de salir del esquema para escribir sobre el portero del colegio, o sobre la habilidad especial de algún compañero, los chicos quedan algo sorprendidos, y yo de inmediato entendí su sorpresa.  Hace cuatro años yo estaba sentado ahí, como ellos, y sé lo limitadas que parecían las posibilidades en ese momento y lo restringido y estrecho que resulta lo viable dentro del patio de fútbol y los salones de clase, pero fue una gran oportunidad poder comprender su situación, por haberla vivido antes, y hacerles caer en cuenta de que las cosas no necesariamente eran así, y que las opciones eran infinitas y los temas y géneros abundaban. Que era válido contar historias diferentes y que escribir un informe sobre el último acto cívico que se llevó a cabo en la institución no era precisamente su razón de ser. Pensar más allá y fuera del molde que una vida escolar como esa construye tácitamente.

Tal vez quedaron con muchas más preguntas que respuestas, y tal vez aún se sientan algo desorientados, pero el hecho de que por lo menos piensen que escribir y contar en un medio como El Espejo tiene más de reflexión que de mecánica, vale la pena.

 

 

La importancia de cuestionarse

Por: Manuelita García

Colegio Cumbres

 Resolver interrogantes es, tal vez, una de las formas más completas de introspección. Saber el para qué de nuestras acciones y lograr desglosar las razones guarda una complejidad un tanto existencialista.

Durante mucho tiempo he desarrollado ciertas actividades, como el escribir o coordinar el periódico escolar, que, puedo decir, me llenan completamente, pero solía cuestionar su trasfondo de manera superficial.

Algún día, hace unos meses, se me dio la grata noticia de que, junto a mi equipo periodístico, recibiría un taller brindado por Prensa Escuela. En principio la idea me maravilló, ya que sabía que sería de muchísimo provecho para este proyecto escolar que de la mano de mis demás compañeros tengo el honor de liderar, además se me informó que el facilitador que serviría el curso y nos guiaría a lo largo de las sesiones, sería un egresado del colegio, al cual he admirado de manera visceral desde la primera vez que tuve la oportunidad de leer alguno de sus textos.

Así estaban las cosas, alineadas perfectamente; asistiría a un taller para fomentar el potencial de El Espejo (el periódico escolar) y este sería servido por una persona que tiene relación con el mismo, no se podría pedir nada más. Me sentía emocionada y a la expectativa de lo que aprendería.

Cuando llegó el día de la primera sesión se logró inundar nuestro pensamiento con una pregunta, ¿Para qué escribir? La lluvia de ideas cayó como tormenta sobre el aula, aunque, lo más mágico fue que la reflexión estuvo acompañada de la experiencia de terceros, como Cortázar o García Lorca, poniendo en contexto lo que tal vez no habíamos sido capaces de concretar en palabras. Luego, en las demás tardes, se nos propuso una serie de retos, por los cuales pudimos conocer la habilidad de las personas con las que convivimos día a día y observar los tintes de nuestras propias capacidades.

Estas sesiones hicieron de nuestros martes días para reconsiderar el porqué de lo que ejecutamos como equipo, además de retarnos a expresar nuestra perspectiva de la cotidianidad de maneras totalmente innovadoras para nosotros.

Más que aglomerar ideas que lograrán aumentar la calidad de lo publicado, me llevo la idea de preguntarme. Preguntarme todo y preguntarme mucho. Desde la duda nace la pasión, el desafío y la motivación para construir aquello que nos mueve, en este caso comprendiendo el trabajo del que relata detrás del telón, aquel que por medio de la palabra evita el olvido, instruye y detona los sentimientos más profundos.

A El Taller entré con ansias de una teoría metódica para perfeccionarme, pero salí de él aprendiendo el verdadero valor del que comunica, sabiendo que la fogosidad es indispensable, pero que el argumento de esta es la respuesta más importante a las preguntas que para conocernos debemos resolver.

Presentación publicación “Leer la vida en la prensa, un ejercicio ciudadano desde la infancia”

 

El pasado miércoles 18 de abril en las instalaciones de El Colombiano, Carlos Eduardo Valderrama Higuera profesor asociado e investigador del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Central de Bogotá,  Sonia Guerrero Cabrera de la  Universidad de San Buenaventura y Mónica López Gil docente de preescolar, conversaron en torno a la presentación  de la publicación “Leer la vida en la prensa, un ejercicio ciudadano desde la infancia”, un trabajo riguroso de investigación realizado por Prensa Escuela de El Colombiano en convenio con las universidades Pontificia Bolivariana y de San Buenaventura.

La publicación de este libro se hizo con recursos de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín, dentro de la colección Observatorio que coordina el Plan ciudadano de lectura, escritura y oralidad.

Esta propuesta pedagógica basada en la labor de la docente Mónica López del jardín Infantil José María Córdova de Medellín, y su trabajo con la prensa en estudiantes de 4 a 6 años, busca convertirse en un itinerario  guía  para el trabajo de docentes, que buscan incentivar a los estudiantes a generar transformaciones desde la palabra y la prensa, usando la información como herramienta para conectarse con el contexto e incidir en este.

 

Esta apuesta innovadora y creativa de investigación,  atiende a los objetivos principales propuestos por el programa Prensa Escuela, la formación de lectores con criterio y de productores de contenido con responsabilidad, así como de ciudadanos comprometidos a partir de la comprensión y la interacción con la información desde diversas fuentes.

 

A continuación encontrarán el enlace para acceder al libro, y aplicar esta serie de ideas dentro del aula de clases.

https://rbmam.janium.net/janium-bin/janium_login_opac.pl?find&ficha_no=631750