“La Terraza” y “Caicedo” se disputan el control del Centro

El incremento de los hurtos en el Centro de Medellín, durante la temporada vacacional de enero, revivió la inconformidad ciudadana por los problemas de seguridad en el corazón de la urbe.

Al analizar la estadística oficial confirmamos que, comparando los registros de enero de 2020 con los de enero de 2019, hay un aumento en los delitos contra el patrimonio en esta área, donde las bandas ejercen un control de las actividades ilícitas. Esta es la reseña del tema elaborada por El Colombiano, con el apoyo de Revelaciones del Bajo Mundo.

En el centro de Medellín, los barrios en los que confluye la influencia de varias bandas a la vez son: La Candelaria, Guayaquil, Colón y Villanueva. Foto de Julio César Herrera.

En el centro de Medellín, los barrios en los que confluye la influencia de varias bandas a la vez son: La Candelaria, Guayaquil, Colón y Villanueva. Foto de Julio César Herrera.

Según el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia (Sisc) de la Alcaldía, el mes pasado se denunciaron 827 robos, mientras que en el mismo lapso del año anterior hubo 710, lo que implica un incremento del 16,5%.

El aumento se observó en todas las modalidades de hurto (a personas, residencias y vehículos), con excepción de los atracos a establecimientos comerciales (ver infografía).

Algunos guías turísticos se quejaron por la mala impresión que se estaban llevando los extranjeros, debido a los frecuentes robos y hasta agresiones por parte de mendigos en los recorridos por los sitios más representativos de la comuna 10 (La Candelaria).

No todos los asaltos están relacionados con habitantes de calle, pero la mayoría están insertados en las dinámicas del crimen organizado que controla, somete y explota la economía del Centro, tanto la legal como la ilícita.

¿Cuáles son las bandas que regentan el poder delincuencial en el territorio? Este diario consultó a investigadores e informes de Inteligencia policial para resolver la pregunta.

A CONTROL REMOTO

La delincuencia tiene varias facetas en el Centro: 1). Lavado de activos, contrabando y piratería, que se ocultan en su febril actividad comercial y financiera; 2). Las bandas de crimen organizado, que pilotean el narcotráfico, la extorsión, la vigilancia ilegal, el pagadiario y la prostitución; 3). La delincuencia común, enfatizada en los robos de menor cuantía y la violencia sexual; 4). Los fenómenos de intolerancia, mala convivencia y violencia intrafamiliar, que provocan riñas y ataques por discriminación de género.

En el campo de las bandas, hay que decir que la criminalidad del Centro se maneja desde afuera de la comuna, es decir, a control remoto.

De acuerdo con investigaciones policiales, ese control lo disputan “la Terraza”, una estructura con base de operaciones en Manrique (comuna 3); y “Caicedo”, originaria de Buenos Aires (comuna 9).

En La Candelaria actúan 16 grupos locales, autodenominados “convivires”, que se encargan de las tareas operativas: intimidaciones, vigilancia clandestina y recaudo de rentas ilícitas. Algunos están asociados con “la Terraza” y otros con “Caicedo”, lo que ha producido confrontaciones por las plazas de vicio desde 2017.

Entre los más conocidos están “la convivir del Bronx”, en el barrio San Benito; “la convivir de Boston”, en Boston y Bomboná; y “la convivir de la Aurora” o “los Caravanudos”, en los sectores El Hueco y Los Puentes.

El botín es bastante lucrativo en términos de drogas: según datos de la Sijín, hay cerca de 220 plazas en el Valle de Aburrá, de las cuales 180 se concentran en el Centro de Medellín. De esas, las principales están en los alrededores de la Plaza Minorista, el antiguo Bazar de los Puentes, el sector El Bronx (Av. De Greiff), el Parque del Periodista y Niquitao.

Al resaltar estos puntos en un mapa, se ve que coinciden con las concentraciones de habitantes de calle, que en varios casos son instrumentalizados para el transporte y expendio de las dosis (ver la infografía).

Otra banda que las autoridades consideran importante en el escenario es “los Cocuelos” o “los Intocables”, conformada principalmente por migrantes de Urabá y especializada en robos a personas. Aunque es independiente, debe rendir cuentas de sus ganancias a los grupos de “convivir” que operan alrededor de los parques de Berrío y San Antonio.

Según los investigadores, los vecindarios en los cuales confluyen las operaciones ilícitas de “la Terraza”, “Caicedo” y “los Cocuelos”, suelen ser los más complejos en materia de atracos, extorsiones y venta de droga. Estos son: Guayaquil, Colón, La Candelaria y Villanueva.

mapa combos centro

ENFRENTANDO EL DELITO

La Fuerza Pública está haciendo su trabajo. El Sisc detalló que en enero fueron capturados 465 presuntos delincuentes en el Centro, 102 más que en enero de 2019 (363). También decomisaron siete armas de fuego y 52.971 gramos de estupefacientes.

Los resultados, sin embargo, no alcanzan todavía para transmitirle una sensación de plena seguridad a la población flotante de 1,2 millones de personas que a diario visitan el Centro, un área vital que concentra 19.911 empresas con 265.000 empleados formales, y 58 instituciones educativas con 200.000 estudiantes, según datos de Proantioquia.

El coronel Ómar Rodríguez, subcomandante de la Policía Metropolitana, contó que este año comenzaron a implementarse unas mesas de trabajo interinstitucionales, con delegados de Espacio Público, la Personería, Secretaría de Seguridad y demás entidades involucradas en las dinámicas de la comuna 10.

“La idea es hacer un trabajo microgerencial y entre todos diseñar operaciones semanales de prevención del delito. Y no solo para temas de seguridad, sino para atender mejor las problemáticas que se vayan presentando en relación con el espacio público y demás”, dijo el oficial.

Y añadió: “De forma periódica vamos a evaluar la estrategia, para focalizarla en los puntos en los que esté ocurriendo el problema, por si se traslada de sector, y así brindar un mejor servicio”.

NOTA RELACIONADA: Capturaron y liberaron a “Pedro Pistolas”, el presunto cabecilla del Centro.

El Inspector.

4 comments

  1. GARFIO   •  

    no nos llamemos a mentiras señor alcalde ¿Cómo cree usted que han sobrevivido por años y años esas plazas de vicios del centro? pues yo se lo digo, gracias a la policía, ¿Cómo cree usted que pueden haber tantos policías en el centro y a la vez coexistir tantos vendedores de vicio ofreciendolo sin ningún recato? es la corrupción de la policía señor, pueden sacar las estadísticas que quieran pero la realidad es otra, no se si los alcaldes que han habido son parte de todo este entramado de corrupción o son engañados por la policía, pero la realidad es que ahí siguen todas las plazas, los tales convivires extorsionando a todo el mundo, y los jefes manejando las cosas desde la cárcel. Es tan evidente esto que ni teniendo todos esos jefes confinados en espacios pequeños pueden evitar que sigan afectando a la sociedad, esto solo es posible con la corrupción de funcionarios. busquele la lógica y verá. NOTA: y ni hablar del barrio Antioquia, eh avemaría ese si es el descaro mas grande del mundo a esos policías no les da ni pena (semejante tumor en la cara y lo niegan).

  2. Anon   •  

    URGENTE!! Que es lo que esta pasando en Itagui… Porque mataron ese señor en san pio?

  3. garduña podrida   •  

    GARFIO, su análisis tiene una buena base, yo salí hace varios años de Colombia, y me pregunto? cómo es que un político tiene buenos índices de popularidad cuando se presentan este tipo de problemas en una urbe? es sólo pantalla, sumado a que la ciudadanía se acostumbró a que la delincuencia sea parte de la cultura de la región..?

  4. Montañero del meza   •  

    Montañero con la terraza no te pongas vas a inventar no se dañe ni le dañe la tranquilad y el caminado a los de aranjuez que hasta bello le llegamos inventon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>