<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Lavada de cerebro? Nuevo round en la batalla Santos vs. Uribe

El expresidente Juan Manuel Santos acusó a su antecesor de manipular a Iván Duque.

  • El expresidente Juan Manuel Santos habló del gobierno de Gustavo Petro y cuestionó al exmandatario Álvaro Uribe Vélez. FOTOS: Archivo
    El expresidente Juan Manuel Santos habló del gobierno de Gustavo Petro y cuestionó al exmandatario Álvaro Uribe Vélez. FOTOS: Archivo
Publicado el 20 de septiembre de 2022

El único premio nobel de paz que tiene Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que quien fuera su mentor y luego su principal contradictor, el expresidente Álvaro Uribe, se encargó de lavarle el cerebro a Iván Duque para que este se convirtiera en su opositor.

Santos sube el tono y señala a Duque de haber tenido una “actitud un poco infantil y ridícula” hacia él durante los cuatro años de su mandato. Lo curioso es que el novelón político sucedió mientras tres de ellos –Uribe, Duque y Petro– están en Nueva York participando de las actividades de la Asamblea General de Naciones Unidas que se lleva a cabo esta semana.

Todo comenzó por una entrevista que dio Santos al diario internacional El País, de España, en la que cuestionó la Colombia que le entregó Duque a su sucesor, llamó la atención sobre su implementación del Acuerdo de Paz con las extintas Farc y aseguró que Duque le apoyaba hasta que se juntó con Uribe.

Uribe le lavó el cerebro, lo trajo al Senado y entonces se volvió un opositor acérrimo de mi Gobierno. Cuando llegó a la Presidencia, le ofrecí toda mi ayuda, como debe hacer todo exmandatario. Sin embargo, como en una novela de Orwell, decidió que yo no existía”, afirmó Santos.

De parte de Uribe llegó una respuesta concisa: “¿Cómo le puedo yo lavar el cerebro al presidente Duque, si quedó comprobado que yo no tengo cerebro cuando se eligió a Santos?”, refiriéndose al apoyo que le dio en 2010. Ese expresidente dijo a EL COLOMBIANO que al momento de emitir esa declaración no conocía las afirmaciones que había dado su contrincante en medios y optó por no ampliar la respuesta a los señalamientos de Santos.

Iván Duque, por su parte, eligió no comentar los señalamientos de Santos, a pesar de que él fue el principal tema de críticas. Por el contrario, desde su equipo compartieron información de que él asumió la dirección de la Concordia Amazon Initiative, la alianza público-privada para proteger la Amazonía que él coordinará hasta 2023.

El cruce de declaraciones entre Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos no llegó a sus redes sociales, pero da otro episodio a la larga historia de disputas de los dos exmandatarios que pasaron de ser aliados a acérrimos detractores.

Santos fue ministro de Defensa de Uribe y este le apoyó en su aspiración a la Presidencia, pero ese matrimonio que llevó al Nobel de Paz a la Casa de Nariño se divorció cuando Santos empezó a aplicar una agenda lejana a lo que había sido el gobierno de Uribe: diálogos de paz, acercamiento con la Venezuela de Hugo Chávez y hasta críticas a su expadrino político.

El estilo que trazan como líderes de opinión es dispar. Uribe se mantiene activo en la política, en las decisiones del Centro Democrático y hasta se reunió con Petro cuando este ganó las elecciones. Por el contrario, en lo público Santos no participa en política y está dedicado a su vida familiar y no se ha visto públicamente con el Ejecutivo, aunque sí conversan. De ahí que Santos señale a Uribe de estar “aferrado al poder”.

Regaño de Santos a Petro

Juan Manuel Santos toma distancia de la administración de Gustavo Petro, sostiene que no le apoyó para llegar a la Presidencia pero que, como exmandatario, puede contar con él. Pero como un veterano de los pasillos de la Casa de Nariño hizo llamados de atención sobre las improvisaciones que se han visto en Palacio en estos 44 días del “gobierno del cambio” que tiene a la izquierda en el poder.

“El Gobierno está bien orientado pero le falta rigor y método, y también afinar las narrativas”, dijo Santos a El País. Y continuó: “Las políticas públicas, sobre todo cuando hay cambios, hay que explicarlas muy bien. La gente tiene que entender el porqué y el cómo”.

Santos le pidió a Petro “no dejar opacar el acuerdo con las Farc por lo que llaman la paz total” y mucho menos “meter en el mismo costal” las negociaciones con el ELN y las de las bandas criminales del narcotráfico. La diferenciación es clara: esa guerrilla es una asociación con fines políticos y los narcos son grupos delincuenciales.

Desde el gobierno el alto comisionado para la paz, Danilo Rueda, respondió asegurando que el Acuerdo de Paz se va a cumplir como está. “No va a haber embuchados, no va a haber trampas”, apuntó, en relación a la creación de una nueva instancia de negociación con los disidentes que incumplieron lo firmando en 2016.

Petro está en Nueva York para su primera Asamblea General de Naciones Unidas y desde allí –sin mencionar a Santos– opinó que “la paz siempre será criticada” y reiteró que su objetivo es dejar atrás la exclusión y la violencia.

“No he escuchado, en algún momento de la historia de Colombia, en donde yo haya podido observar procesos de paz, que no se critique la paz, y yo creo que lo que más hay que criticar es la guerra. Si logramos que todas las personas en Colombia abandonen el camino de las armas estaremos construyendo una gran nación”, afirmó Petro.

Entre los expresidentes de Colombia hay una comunicación de silencios. Ni Álvaro Uribe ni Iván Duque dialogan con Juan Manuel Santos y esos dos también marcan distancia de la administración de Gustavo Petro. Es más: a pesar de la retórica cordial Uribe no asistió a la investidura de Petro.

Así las cosas, la discordia que protagonizaron el fin de semana promete tener un nuevo tiempo en un futuro en el que, en medio de las diferencias que los separan, los tres exmandatarios coinciden en una misma opinión: a la Casa de Nariño le falta comunicar los alcances de la paz total

Contexto de la Noticia

Paréntesis La pelea santos - duque

Al exmandatario Iván Duque lo señalan de no haber implementado el Acuerdo de Paz con las Farc al pie de la letra y su antecesor Juan Manuel cuestiona que este no le llamara por su nombre durante su cuatrienio en la Casa de Nariño. Ese punto también lo replicó Gustavo Petro al recibir la Presidencia y, queriendo marcar diferencia con su antecesor, prometió cumplir a cabalidad el texto firmado en La Habana.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección