<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Colombia buscará 196 piezas de su historia en el exterior

  • Estas son algunas de las 691 piezas que el Gobierno español le devolvió al Estado colombiano en 2014. FOTO cancillería
    Estas son algunas de las 691 piezas que el Gobierno español le devolvió al Estado colombiano en 2014. FOTO cancillería
  • Las piezas permanecen en el Museo de América de Madrid. FOTO AFP
    Las piezas permanecen en el Museo de América de Madrid. FOTO AFP
  • Pieza de la colección Janssen. FOTO Cortesía appelogen.be, de Flickr
    Pieza de la colección Janssen. FOTO Cortesía appelogen.be, de Flickr
  • Dibujo del galeón san josé colprensa
    Dibujo del galeón san josé colprensa
  • Estauta de san agustín Ministerio de cultura
    Estauta de san agustín Ministerio de cultura
Por: santiago valenzuela | Publicado el 13 de febrero de 2016
En Definitiva

Además del hallazgo del galeón San José, el Gobierno recibió la noticia de que 17 piezas arqueológicas pertenecientes al grupo kogui serán devueltas desde Bélgica.

En los últimos cinco años han sido hurtados 196 bienes de interés cultural que le pertenecían a Colombia. Todos están en el exterior. Los datos están registrados en la Interpol, organización que recibe todas las denuncias relacionadas con pérdidas que interpone el Ministerio de Cultura. La búsqueda de los bienes robados es solo una de las estrategias del ministerio. En los últimos 10 años se han dado hallazgos como el del galeón San José, avaluado en más de 10.000 millones de dólares. También se han encontrado objetos pequeños y valiosos, como la estatua de San Agustín que fue encontrada en Linbgy, Dinamarca, en 2006.

Los hallazgos no solo se han dado en Europa o en los océanos colombianos. El Ministerio de Cultura rastreó información en Estados Unidos y encontró que 33 objetos arqueológicos provenientes de Colombia eran subastados en ese país. Identificó, además, cuatro piezas arqueológicas en Alemania.

En territorio colombiano hubo 89 incautaciones de bienes de interés cultural en 2015. Según datos del Mincultura, 42 piezas fueron encontradas en Santa Marta, 25 en Huila, 20 en Bogotá y 2 en Risaralda. En la estrategia de búsqueda de bienes de interés cultural también ha participado la Cancillería de Colombia, la Procuraduría General y el Instituto Colombiano de Antropología de Historia (Icanh), encargado de verificar el estado de cada pieza encontrada.

Eugenia Serpa, coordinadora del grupo Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, le explicó a EL COLOMBIANO cómo actúa el Gobierno frente al robo de piezas de patrimonio cultural en el país: “El ciudadano denuncia ante la Fiscalía, entidad que nos remite los datos a nosotros. Posteriormente hacemos la denuncia formal ante la Interpol. También tenemos acuerdos bilaterales con varios países. En América está Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Argentina, México, Panamá...”.

El acuerdo con Ecuador le permitió al gobierno colombiano recuperar la escultura “Santa Ana Triple”, también conocida como “Santa Ana, La Virgen y el Niño”, de los Franciscanos de Tunja. La escultura, que había sido hurtada el 14 de marzo de 1985, pudo regresar a manos de la comunidad franciscana el 24 de junio de 2015.

Este proceso de repatriación es solo uno de los que se han dado en el país. El primero de diciembre del año pasado terminó el proceso de repatriación de 316 piezas que hacen parte del patrimonio arqueológico del país. Para recuperar estas piezas se necesitaron doce meses de trabajo. La primera comunicación llegó desde Miami, Florida. El colombiano Martín Saldarriaga se comunicó con el Museo Arqueológico Julio César Cubillos de la Universidad del Valle, ubicada en Cali.

La coordinadora grupo Patrimonio Cultural del ministerio asegura que la convención de la Unesco de 1970, de la cual Colombia hace parte, ha sido clave para frenar el tráfico ilícito de bienes: “El hecho de que los países estén en la convención los obliga a devolver las piezas encontradas a los Estados que les pertenecen. Se da un proceso en el cual se necesita probar que las piezas son auténticas, enviar técnicos especializados para evaluarlos y finalmente traerlos al país”. Países como Bélgica, que no firmaron la convención de la Unesco, se han convertido en una especie de paraíso fiscal para los traficantes de bienes culturales.

Lo que no es tráfico ilícito

En los casos de tráfico de bienes culturales, el Ministerio tiene claro que ruta debe seguir. Sin embargo, existen otros bienes culturales, como el tesoro Quimbaya o la colección Janssen, en Bélgica, que posee 141 piezas colombianas. En estos casos, la línea diplomática del Estado no ha sido clara.

En la Corte Constitucional se ha dado un duro debate sobre el tesoro Quimbaya (ver recuadros). Un grupo de abogados ha liderado una batalla para que el Gobierno le pida a España las 122 piezas que fueron entregadas en 1892 por el gobierno colombiano. Sin embargo, la Cancillería se ha abstenido de tramitar esta solicitud porque, supuestamente, no existen sustentos legales.

Según Fabián Sanabria, antropólogo y exdirector del Icanh, “la identidad nacional puede estar en cualquier rincón del planeta. Me parece ridículo que algunos quieran repatriar los tesoros colombianos. Es como si Italia pidiera de vuelta La Gioconda. Hay casos distintos, en donde se presenta tráfico ilegal de bienes. En este sentido las acciones del Ministerio de Cultura han sido contundentes” .

Contexto de la Noticia

¿Qué Sigue? La ruta para recuperar el galeón

ROJO
El Gobierno Nacional anunció en diciembre pasado el hallazgo del Galeón San José. Sin embargo, no se conocen las coordenadas ni los métodos que empleará para recuperarlo del lecho marino.

AMARILLO
Si bien el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) ha señalado que cuenta con los instrumentos técnicos para no afectar el patrimonio, no se sabe si primará el tesoro ante el patrimonio.

VERDE
La recuperación del galeón, según algunos arqueólogos, puede demorarase 10 años, pues se necesitan tanques especiales para que no se deterioren los elementos del pecio.

Tesoro Quimbaya, en manos de españa

En 1892, el presidente Carlos Holguín Mallarino le obsequió 122 piezas precolombinas del tesoro Quimbaya a la reina de España, María Cristina de Habsburgo-Lorena.

Hace 20 años, el abogado Felipe Rincón Salgado emprendió una lucha jurídica para que el Gobierno colombiano pidiera la restitución del tesoro. El caso llegó a la Corte Constitucional en 2014 y el magistrado Alberto Rojas indagó todos los detalles del caso. Para el abogado Salgado, el tesoro Quimbaya es patrimonio arqueológico y por tanto inembargable, inalienable e imprescriptible. La petición del abogado no fue acogida por el Gobierno, pues la entrega del tesoro, en ese entonces, fue un obsequio legal. En una audiencia realizada en la Corte Constitucional en enero de este año, la vicecanciller Patti Londoño Jaramillo fue contundente: “No existe un mecanismo que permita a Colombia unilateralmente y de manera coercitiva obligar al Estado español a restituir las piezas que están en Madrid”.

La posición del Gobierno ha sido criticada por varios expertos. Uno de ellos es Antonio José Rengifo, experto en derecho internacional de la Universidad Nacional de Colombia. Rengifo ha explicado en diferentes escenarios que el pueblo indígena Quimbaya fue esencial en la construcción histórica de departamentos como Cauca, Chocó y Valle del Cauca. Además, estudios del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) también dan cuenta de la importancia de la orfebrería que los Quimbaya habían desarrollado en la América prehispánica. El obsequio del tesoro Quimbaya tampoco estuvo exenta de cuestionamientos en la época. Figuras como Rafael Pombo y Salvador Cristancho se opusieron al regalo que entregó el entonces presidente conservador, Carlos Holguín.

Colección Janssen, con 141 piezas colombianas

En Bélgica reposa una de las colecciones más completas de patrimonio cultural en el mundo. Dora y Paul Janssen poseen 350 piezas de arte precolombinas que pueden tener cerca de 3.000 años de historia. Del total de piezas, 141 provenían de Colombia; 127 son de oro, 6 de piedra y 8 de cerámica. Como Bélgica no suscribió la Convención de la Unesco de 1970 (que impone reglas para evitar el tráfico de bienes culturales) la familia Jenssen no ha tenido problema para conservar el tesoro. Se calcula que las piezas pueden estar avaluadas en 8 millones de euros. De acuerdo con el Museo del Oro, 14 piezas son especialmente valiosas porque no tienen precedentes en Colombia. La colección de Dora Janssen también tiene elementos originarios de los inuit de Alaska y de los mapuches del sur de Chile. También existen obras provenientes de las culturas Maya, Inca y Azteca. Hace una semana, la población indígena kogui de Colombia recibió una buena noticia desde Europa. La asociación francesa Tchendukua, que ha trabajado con grupos étnicos en Colombia, anunció la devolución de 17 piezas de oro que le pertenecían a la comunidad kogui y que estaban en la colección de Dora y Paul Janssen. Según Eric Julian, presidente la asociación, las piezas serán entregadas tras dos años de negociaciones con el Ministerio de Cultura, entidad que declinó la opción de exponerlas en el Museo del Oro, ubicado en Bogotá. “Para los kogui el oro no es solo un metal precioso, sino el reflejo del sol, que por su presencia equilibra las fuerzas de la naturaleza y protege a los hombres”, le dijo Julien a la agencia Efe. Según el portal France Info, Dora Janssen conoció hace tres años a los indígenas kogui cuando viajaron a una conferencia en Bruselas para hablar sobre ecología. Después visitó los Andes colombianos y decidió que los indígenas obtuvieran su tesoro de vuelta. Actualmente, el pueblo kogui es integrado por cerca de 10.000 personas que viven en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Galeón San José, ¿regresará a españa?

En este momento, uno de los tesoros sumergidos más valiosos de España se encuentra debajo de aguas colombianas. Se trata del galeón San José, encontrado por la Armada Nacional el 27 de noviembre del año pasado en las inmediaciones de islas del Rosario. El barco había naufragado en 1708, derribado por los ingleses. Viajaba hacia España con un tesoro de oro, esmeraldas y otros objetos valiosos como vasijas y porcelanas. Después de 35 años de indagaciones, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) anunció el hallazgo. Hasta el momento se han identificado más de 100 elementos elaborados con cerámica sobre la superficie del barco. La riqueza que transportaba el San José está calculada en más de 10.000 millones de dólares. Desde los años ochenta, la empresa Sea Search Armada (SSA) ha estado interesada en el galéon. De hecho, la empresa asegura que el hallazgo del Gobierno coincide con unas coordenadas que ellos ya había notificado. Por esta razón, han pedido el 50 por ciento del tesoro. Rodolfo Segovia, historiador experto en el galeón San José, señala que “la recuperación del galeón puede tardarse mínimo un par de años por la extracción de las piezas. El sitio afortunadamente está muy bien vigilado. Ninguno de los galeones tiene tanta riqueza como el San José”. Si bien el tesoro puede estar protegido, Antonio José Rengifo advierte que España puede quedarse con el galeón, ante la pasividad que ha mostrado el gobierno colombiano: “En menos de 12 horas después de que se anunciara el hallazgo, el ministro de Cultura de España pidió información sobre el San José. Lo mismo hizo con el galeón Nuestra Señora de las Mercedes, que fue hallado en Portugal por la compañía Odissey. Un tribunal de Estados Unidos le dio respaldo a España ¡no a su empresa! sino al gobierno español, que recuperó el galeón”. A favor de España, agrega Rengifo, existen detalles como la bandera de España en los galones encontrados, factor que ha inclinado la balanza a su favor en tribunales internacionales, como sucedió en el caso del galeón Nuestra Señora de las Mercedes.

piezas arqueológicas que han regresado

Tras un proceso engorroso que comenzó en 2003, el Gobierno colombiano logró, a mediados de 2014, recuperar 691 piezas arqueológicas que estaban en España. Todo comenzó con la incautación de 885 piezas que habían sido traficadas ilegalmente a España a comienzos de 2003. El Museo de América de la ciudad de Madrid custodió las piezas mientras se adelantaba el proceso penal y se identificaba la procedencia de cada una de las piezas. El Icanh realizó las evaluaciones respectivas para constatar que del total de piezas, 691 le pertenecían a Colombia. A comienzos de 2014, las autoridades judiciales españolas ordenaron la devolución de las piezas a Colombia. La repatriación se dio el 24 de junio de 2014. La mayoría de las piezas, según el Ministerio de Cultura, fueron hechas con cerámica y datan del año 1.400 a.C.

A la recuperación de estas piezas se suma la repatriación de la escultura de Santa Ana Triple, que fue regresada a Colombia el 24 de junio de 2015, 30 años después de haber sido hurtada y trasladada a Ecuador. La escultura de Santa Ana es considerada como bien de interés cultural, pues fue donada por España a la Comunidad Franciscana de Colombia (conforme consta en el Archivo General de Indias). La imagen mide 109 centímetros de alto por 65 cm de ancho. Está elaborada en madera tallada policromada y estofada. Otra recuperación reciente es la de la estatua de San Agustín, la cual fue hurtada el 12 de diciembre de 1988. El Icanh notificó ante la Interpol este hurto y logró encontrarla, con ayuda de la policía danesa, en la ciudad de Lingby el 9 de enero de 2006. En este proceso, el ciudadano Jan Erik Pelle fue acusado por el delito de receptación, pues además de la estatua poseía 181 piezas adicionales pertenecientes al patrimonio arqueológico colombiano. En mayo de 2009, el ciudadano danés aceptó devolver 172 piezas de las 181 identificadas. Según el Icanh, 81 hacen parte de las culturas Tumaco-La Tolita.

Después de este proceso, las autoridades identificaron nuevos elementos arqueológicos en Dinamarca. El 1 de agosto 2011, el Icanh recibió 256 piezas pertenecientes al patrimonio arqueológico provenientes de Lyngby, Dinamarca. La colección estaba compuesta por objetos de cerámica (225), piedra y líticos (23), hueso (5) y metal (3).

Santiago Valenzuela

Reportero. Creo, como Rainer Werner Fassbinder , que “ lo que no podemos cambiar, debemos al menos describirlo”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección