<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

En las cárceles le temen más al virus que a la misma justicia

  • Así viven los reclusos en la cárcel del municipio de Guapi, en el Pacífico caucano. Foto ARCHIVO Manuel Saldarriaga
    Así viven los reclusos en la cárcel del municipio de Guapi, en el Pacífico caucano. Foto ARCHIVO Manuel Saldarriaga
Por OLGA PATRICIA RENDÓN M. | Publicado el 15 de abril de 2020

El Inpec confirmó el contagio de 19 internos en Villavicencio. Piden al Gobierno excarcelaciones.

La llama en las cárceles sigue encendida. No pasaron 48 horas del primer recluso muerto por coronavirus en el país, cuando en la cárcel de Neiva los internos quemaron colchonetas y protagonizaron una noche de infierno. Los videos conocidos por EL COLOMBIANO dan cuenta de la rabia y el miedo que se acumula entre los privados de la libertad, que exigían la excarcelación esperada hace más de tres semanas.

Exigen al Gobierno la disminución del hacinamiento y no les importa cuál sea la salida jurídica que les permita estar tranquilos: les da igual la prisión domiciliaria transitoria, la libertad condicional, la rebaja de penas; el caso es que piden tener más espacio quienes se queden en la cárcel y puedan contar con un mejor ambiente, más limpio y más sano para evitar el contagio

En la Cárcel de Villavicencio han fallecido dos reclusos (uno de ellos murió cinco días después de salir en libertad) y un internos más está hospitalizado, detalló el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec). Ayer en ese mismo penal se confirmaron otros 15 positivos, los cuales se mantienen aislados, dijo Juan G. Zuluaga, gobernador del Meta.

Y el jefe de la guardia en la Cárcel Distrital de Bogotá también dio positivo, como lo confirmó el domingo la Secretaría de Seguridad de la capital.

“El Instituto continúa con los protocolos establecidos para evitar la propagación del virus, bajo los lineamientos del Ministerio de Justicia y con el apoyo de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec) y las instituciones de salud nacionales, departamentales y distritales”, se lee en el más reciente comunicado del Inpec.

Tanto los privados de la libertad como la guardia esperan que el Gobierno produzca pronto el decreto que les permitirá mitigar un poco el riesgo de contagio. La ministra de Justicia, Margarita Cabello, sigue evaluando alternativas.

Piden soluciones

La Defensoría del Pueblo recalcó que “las personas privadas de la libertad son sujetos de especial protección estatal”, por eso pidió celeridad al Ministerio de Justicia para que emita el decreto que “permita detenciones domiciliarias con mayor favorabilidad que en el código penal vigente, con mayor cobertura, sin criterios reduccionistas extrangulantes, para salvar la vida de miles de privados de la libertad y de los guardianes”.

Al respecto, Indira Velásquez, coordinadora de Acción Social del Instituto Seres, de la Universidad del Rosario, explicó que “el decreto de excarcelaciones o de cambio en las medidas de aseguramiento tiene que ser inmediato, pero eso va de la mano de la capacidad técnica y científica de los juzgados y del Inpec para revisar caso por caso”.

Según su relato, en las cárceles de Colombia “no existe el mínimo vital de espacio para los reclusos. Hay cárceles donde literalmente deben dormir el uno encima de otro, cuelgan hamacas en el suelo, usan las mismas colchonetas, son muy pocos baños. A las 3 :00 p.m. ya todo el mundo está guardado en la celda, todos apretujados. Hay contacto físico y contacto sexual dentro de las prisiones y el hacinamiento facilita muchísimo el contagio”.

en definitiva

Frente a la demora del Gobierno para dar respuesta a la población carcelaria frente al covid-19 los ánimos de los reclusos se han ido exasperando y los motines y protestas son pan de cada día.

Contexto de la Noticia

radiografía Fiscal dice que “Romaña” está detrás

El fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, aseguró este fin de semana que alias “Romaña”, de las disidencias de las Farc, y el Eln, promovieron el amotinamiento y la fuga masiva frustrada por los guardias del Inpec el 21 de marzo pasado, que cobró la vida de 23 reclusos y dejó 80 heridos. “No se puede permitir que algunas personas sigan instigando en las cárceles, utilizando a quienes, por humanidad, deben salir de ellas”, expresó Barbosa. Sin embargo, varios presos consultados por EL COLOMBIANO aseguran que sí planearon el amotinamiento a través de redes sociales y whatsapp pero que no hubo ninguna motivación externa más allá del miedo por el virus.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección