<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Hay que pensar en los usos lícitos de la coca y el cannabis”: MinJusticia

El ministro de Justicia, Néstor Osuna, dice que no construirá más cárceles y que se despenalizarán delitos menores. Considera ampliar las competencias de la JEP.

  • Néstor Osuna fue conjuez de la Corte Constitucional de Colombia entre 2005 y 2010. FOTO Colprensa
    Néstor Osuna fue conjuez de la Corte Constitucional de Colombia entre 2005 y 2010. FOTO Colprensa
  • Néstor Osuna es abogado egresado de la Universidad Externado. FOTO: Colprensa
    Néstor Osuna es abogado egresado de la Universidad Externado. FOTO: Colprensa
  • Néstor Osuna fue magistrado del Consejo Superior de la Judicatura. FOTO Colprensa
    Néstor Osuna fue magistrado del Consejo Superior de la Judicatura. FOTO Colprensa
Por Juan Alcaraz S. | Publicado el 21 de agosto de 2022

El recién nombrado ministro de Justicia, Néstor Osuna, lleva menos de una semana en el cargo y ya tiene definida una hoja de ruta para aplicar durante su gestión, la cual pasa por no construir más cárceles, buscar alternativas para el consumo responsable de drogas, ratificar que no se hará uso del glifosato para atacar cultivos de uso ilícito y, ante todo, lograr un mejor acceso a la justicia.

Por eso, EL COLOMBIANO, entrevistó al ministro Osuna, quien explicó en detalle cómo aplicará esa ruta que se trazó y los retos que le esperan.

Pero este abogado de 6o años, además, recordó cómo el pasado 7 de agosto, el día de la posesión del presidente Gustavo Petro, su nombre comenzó a resonar con fuerza por un trino que publicó su esposo, el periodista Mauricio Arroyave: es una foto en la que se le ve al ahora Ministro sentado en primera fila –junto a varios integrantes del gabinete– acompañada de esta frase: “Orgulloso de mi esposo, el nuevo ministro de Justicia, el señor Néstor Osuna”.

También le reveló a EL COLOMBIANO que tuvo su primera reunión oficial con el Fiscal General, Francisco Barbosa, en la que encontraron importantes coincidencias sobre los casos que asumirá siendo cabeza de esta cartera.

¿Cuál cree que será el principal reto que tendrá en este ministerio?

“Lograr un cambio cultural, más que cambios institucionales y legislativos, para que la sociedad colombiana se vaya acostumbrando a que la justicia sea también una herramienta de paz y eso incluye reconciliación y justicia restaurativa. La estrategia punitiva, castigadora, con la que hemos enfrentado algunos fenómenos en la actualidad no nos ha dado buenos resultados; entonces, otras formas de justicia complementaria podrían servirles mucho más a las víctimas que han sufrido delitos o daños, la sociedad y a las mismas personas que han cometido esos delitos o daños”.

¿Cómo es la idea de cambiar el sentimiento de castigo por el de reparación?

“Que unos castigos que siendo castigos tienen la finalidad de reparar a las víctimas y restablecer la armonía social y la convivencia. Eso no quiere decir que se vaya a abandonar la pena de cárcel, sino que es pensar que para algunas conductas se puede implementar una reparación del daño causado. Hay que pensar en una reflexión abierta y democrática sobre las formas en las que sobre todo las víctimas de delitos podrían ver resarcir realmente el agravio que sufrieron, cosa que no ocurre en la actualidad”.

Este Ministerio tiene pensado radicar un proyecto de ley para despenalizar algunos delitos menores y reducir el hacinamiento carcelario, ¿qué tipo de conductas se despenalizarían?

“Por ejemplo, la inasistencia alimentaria, porque de qué sirve que el padre o la madre que incumple con sus obligaciones alimentarias frente a sus hijos se vaya para la cárcel, ahí sí que menos podrá cumplir, además se empobrece completamente su familia. Todo sería sin crear alarma social, sino más bien que sea algo acompañado de un proceso de reflexión pública sobre qué cosas pueden remediarse mejor con sanciones alternativas a la cárcel”.

Néstor Osuna es abogado egresado de la Universidad Externado. FOTO: Colprensa
Néstor Osuna es abogado egresado de la Universidad Externado. FOTO: Colprensa

Este Gobierno dijo que no construirá más cárceles, ¿cuál es la razón?

“Nuestra política es de humanización y dignificación de la vida en las cárceles, y en ese sentido la experiencia ha demostrado que construir más cárceles no resuelve los problemas de criminalidad y tampoco los de hacinamiento. Una persona privada de libertad le cuesta al Estado colombiano 2.500.000 pesos al mes, dinero con el que se podría hacer algo mucho mejor que tenerlos ahí. Las cárceles que están en construcción y remodelando se terminarán”.

¿Y cómo se puede dignificar la vida en las cárceles?

“Llevando programas de formación técnica y profesional a las cárceles, pensar que cada persona que esté en la cárcel a la salida de ese período de privación de la libertad tenga un empleo después de haber recibido una formación, aprendan algún oficio que le pueda cambiar la vida”.

¿Qué perfil debe tener el nuevo director o directora del Inpec?

“El presidente Gustavo Petro está pensando en una persona que tenga experiencia en criminología y comprometida con el respeto y la promoción de los derechos humanos. Yo aún no sé el nombre de quién ocupará el cargo, eso es competencia del presidente”.

Leer más: ¿Quién es Néstor Osuna, el ministro de Justicia de Gustavo Petro?

Néstor Osuna fue magistrado del Consejo Superior de la Judicatura. FOTO Colprensa
Néstor Osuna fue magistrado del Consejo Superior de la Judicatura. FOTO Colprensa

¿Cuál será la figura para que las narcobandas dejen las armas y se consolide la “paz total”?

“Se comenzará a diseñar una estrategia para que Colombia pueda por fin disminuir los grupos armados organizados. Entonces, tenemos que ser suficientemente inteligentes y precavidos para que no nos ocurra lo que ha ocurrido en otras ocasiones y es que se pactan unas condiciones de entrega con unos actores, pero inmediatamente son reemplazados por otros. Así el asunto no se resuelve. Necesitamos desmantelamiento de las organizaciones, verdad plena y reparación, dentro de ellos algunas políticas de sometimiento a la justicia que incluya las condiciones de entrega y acceso a algún beneficio”.

¿Se debe reformar la JEP para consolidar, por ejemplo, el proceso con el ELN?

“La JEP tiene una estructura funcional que está dando muy buenos resultados. Es posible que, si resulta fructífero un proceso de paz con el ELN, a la JEP se le puedan ampliar las competencias para que el sistema de justicia transicional que se pacte eventualmente con el ELN también sea asumido en lo que corresponde por la JEP”.

¿Este nuevo Gobierno es radical en cerrar el uso del glifosato para atacar los cultivos de uso ilícitos?

“El glifosato no se va a utilizar para fumigar cultivos, hay una orden muy clara de la Corte Constitucional que este Gobierno la acata, además hay suficientes argumentos ambientales, sanitarios y económicos para evitar la utilización de ese producto”.

¿Cómo sería esa nueva política pública de reducción de cultivos ilícitos en Colombia?

“Es una combinación de distintos asuntos que tienen que ver con el acceso a la productividad y la producción y comercio de alimentos que les permita a los cultivadores cambiar esos cultivos por unos que también sean viables económicamente y ambientalmente sostenibles. Hay que pensar en los usos lícitos de la coca y el cannabis, y regularlos en mayor detalle a como están hoy”.

Ministro Osuna, ¿usted está de acuerdo con el uso recreativo de la marihuana?

“Ese es un asunto en el que la opinión personal no es relevante, pero digamos que el Gobierno Nacional sí está pensando en que el cannabis debe tener una regulación como está ocurriendo en el resto del mundo”.

Y, entonces, ¿cuál es su opinión personal?

“No le voy a contestar eso”.

En el tema de extradición, ¿piensan darles un nuevo enfoque a los procesos?

“Colombia cumple y seguirá cumpliendo con sus compromisos internacionales. La extradición es una herramienta eficaz de colaboración judicial, pero hay un asunto en el que podríamos pensar y es que las personas que deban ofrecer verdad, justicia y reparación por graves violaciones de derechos humanos en Colombia, ahí tenemos que buscar unos mecanismos para que esos derechos no se vean nublados por la figura de la extradición”.

El presidente le encomendó un mejor relacionamiento con las Cortes...

“Sí. Primero que todo se respetará la independencia y autonomía del poder judicial, acatar sus fallos sin cuestionarlos cuando no sean favorables y respetar a las personas que ejercen esa función judicial. Segundo, aumentar en la medida de lo posible el presupuesto para que haya más jueces en el país y así una mayor oferta de justicia, un asunto que estamos bastante rezagados. El Gobierno no está pensando en una reforma constitucional a la forma como se integran las altas cortes o el Consejo Superior de la Judicatura, lo prioritario es acerca la justicia a los ciudadanos, se hará todo lo posible para que haya más juzgados y una respuesta más pronta”.

¿Una reforma a la justicia debe estar enfocada en tener más jueces o en más efectividad?

“En ambas cosas, lo uno y lo otro vienen juntos. Tenemos un rezago muy grande en las dimensiones del poder judicial. Desde el año 1992 la demanda de justicia en Colombia ha subido casi un 300% y la oferta de justicia por ahí un 40% aproximadamente, entonces es necesario hacer muchas cosas”.

¿Y cuáles serían esas soluciones?

“Ampliar la oferta, más despachos judiciales en el país, adoptar procesos más ágiles y respuestas más prontas, eliminar los procesos judiciales informales”.

También tiene otro gran reto y es seguir digitalizando la justicia colombiana

“Sí, y eso implica tener más y mejor internet, mayor familiaridad con las TIC por parte de los funcionarios judiciales y los ciudadanos para acceder a la justicia. Si algo hemos visto es que la digitalización le hace mucho beneficio a la administración de justicia, necesitamos pasar del expediente escaneado al digital, hay algunos ensayos, pero es necesario seguir avanzando y para eso hay que capacitar los funcionarios, abogados y usuarios”.

¿Cómo fue la historia del mensaje que publicó su esposo en Twitter durante la posesión del presidente Gustavo Petro el 7 de agosto?

“Leí el trino de Mauricio exactamente cuando se suspendió por unos minutos el acto para traer la espada de Bolívar, saqué el celular y miré el mensaje. Como la posesión estaba siendo tan simbólica y emocionante, lo respondí muy tranquilo sin saber que tendría algún efecto”.

¿Y qué pasó después?

“Por la noche me enteré que había tenido ese efecto. Al otro día mi hermana me dijo que mi nombramiento valía tres pesos, que lo importante había sido el trino de Mauricio”.

Es uno de los pocos ministros de Colombia que es abiertamente gay, ¿qué piensa de marcar este precedente en temas de inclusión?

“Fue algo que no he buscado, pero si está teniendo ese efecto me alegro de que lo tenga, que le sirva a la sociedad para reflexionar sobre la inclusión, la homofobia, la pluralidad, y el respeto”.

Juan Alcaraz

Periodista. Hago preguntas para entender la realidad. Curioso, muy curioso. Creo en el poder de las historias para intentar comprender la vida.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección