<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Fiscal asesinado en Barú destapó narcopolítica en Paraguay

Marcelo Pecci, atacado por tres sicarios en motos acuáticas, lideró la operación hace un mes. Se ofrecen $2.000 millones de recompensa.

  • El fiscal Marcelo Pecci tenía 46 años de edad. Su esposa, la periodista Claudia Aguilera, le anunció minutos antes de ser asesinado, que iban a ser padres. Se casaron el pasado 30 de abril y el 5 de mayo viajaron a Colombia para disfrutar su luna de miel. FOTO Cortesía
    El fiscal Marcelo Pecci tenía 46 años de edad. Su esposa, la periodista Claudia Aguilera, le anunció minutos antes de ser asesinado, que iban a ser padres. Se casaron el pasado 30 de abril y el 5 de mayo viajaron a Colombia para disfrutar su luna de miel. FOTO Cortesía
Publicado el 11 de mayo de 2022
200.000
pesos pagaron los sicarios por alquilar la moto acuática en la que huyeron tras matar al fiscal.

Justo un mes antes de casarse, el fiscal paraguayo Marcelo Pecci adelantó una de las operaciones más significativas en la lucha contra el narcotráfico en su país. Con un grupo de operaciones especiales, Pecci se adentró en el mundo de la mafia paraguaya y les arrebató, de tajo, 250 millones de dólares.

En los registros oficiales de la operación denominada “A Ultranza Py”, se consignó que en aquel gran operativo se realizaron 12 allanamientos en los que se decomisaron 20 carros de alta gama, nueve aeronaves, 13 tractores, varios inmuebles y embarcaciones, todos pertenecientes a grupos de “narcos” que exportaban cocaína desde Colombia hacia Europa, pero que hacían su paso por Paraguay.

Con una felicitación en su hoja de vida, con el orgullo de haber asestado un golpe tan trascendental a la mafia, y con el reconocimiento de sus superiores, Pecci se casó el 30 de abril pasado. Como sitio para pasar su luna de miel escogió junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera, la Isla Barú, en Cartagena, lejos de las noticias de narcos y el estrés causado por la operación que dejó 30 personas capturadas, entre ellas, el ministro Joaquín Roa Burgos, de la Secretaría de Emergencia Nacional, quien resultó ser el dueño de uno de los yates decomisados.

Compañeros y allegados al fiscal Pecci que conversaron con EL COLOMBIANO, consideran que la mafia, cuyos tentáculos se alargan por el planeta, le siguieron el rastro desde Paraguay, y este martes, Pecci fue asesinado a las 10:45 a.m. mientras tomaba un descanso en la playa del hotel en el que se hospedaba desde el pasado 6 de mayo.

“Tenemos serios indicios de que ya sabían los movimientos que el fiscal iba a hacer. Pensamos que les siguieron la pista y pudieron haber contratado a unos sicarios en Cartagena, porque allí la red de mafiosos también tenía contactos”, dijo un fiscal paraguayo a este diario.

Investigación conjunta

De acuerdo con la información recabada por la fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñónez, los hombres que le quitaron la vida a Pecci se movilizaban en una moto acuática y le propinaron tres disparos.

“Fue cuando él se dirigía a la isla de Barú, cuando salía del hotel, y en jet ski se acercaron los tres hombres a matarle. Fueron directo a él, la señora está viva”, dijo la fiscal.

Tras el asesinato, el ministro de defensa de Colombia, Diego Molano, repudió el hecho y aseveró que ordenó al director de la Policía nacional, general Jorge Vargas, estar al frente de la situación. “Fueron enviados cinco investigadores de alto mando al lugar de los hechos y establecimos contacto con autoridades paraguayas y Dijin”. Al equipo interdisciplinario se sumó personal de Medicina Legal y el CTI de la Fiscalía, quien al final de la tarde entregó una fotografía del supuesto sicario de Pecci.

A este grupo investigativo se sumaron oficiales de Paraguay que viajaron en la tarde del martes a Colombia para ponerse al frente del caso junto a autoridades de Colombia.

Su último operativo

En la operación “A Ultranza Py”, liderada por Pescci, cayeron dos de los pesos pesados del narcotráfico. Miguel Angel Insfrán, alias “Tio Rico”, y su hermano José Insfrán, sindicados de lavado de activos y narcotráfico.

Con su aprehensión se desató en Paraguay una seguidilla de muertes que llamaron la atención de Pecci: primero fue asesinada Fátima Rejala, quien trabajaba para alias “Tio Rico” como cocinera; tres días después, la Policía reportó un cadáver en la población Ypané, incinerado en un vehículo.

Como buen investigador, Pecci siguió el hilo de esas muertes y aseveró que los crímenes fueron ordenados por el Clan Insfrán, “por presunta deslealtad y colaboración con la Policía”. Pero su olfato de sabueso lo llevó a descubrir que José Isfrán era pastor de una iglesia y construyó un ostentoso templo en Curuguaty. Allí se movilizaba en helicóptero.

Varios feligreses indicaron que frecuentemente llegaban colombianos a la iglesia y se identificaban como pastores. “Ellos se movilizaban en avionetas privadas”, atestiguaron.

En su investigación, el hoy fiscal asesinado descubrió que el diputado Juan Carlos Ozorio era parte de la Iglesia de Avivamiento de Paraguay. Pecci lo acusó de liderar un grupo de narcos que trabajaba con coca provenientes de Colombia y Bolivia, y entre las pruebas indicó que Ozorio viajó en 2021 a Colombia junto al pastor Isfrán y se reunió con religiosos colombianos a los que invitó a Paraguay porque se estaba gestando “algo grande”.

Con los pergaminos de una exitosa operación viajó Pecci a Colombia. Entre las primeras pesquisas los investigadores tienen que la moto acuática en la que huyeron los asesinos fue alquilada por 200 mil pesos por media hora y era de color rojo. Las autoridades tratan de establecer si los sicarios viajaron en el mismo avión de Pecci el pasado 5 de mayo y si fueron parte de los tentáculos de la mafia que un mes antes, Pecci logró desvertebrar.

Javier Alexánder Macías

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección