<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Libertad de exjefe de las Farc puso a discutir a tres países

  • Rodrigo Granda era conocido como el “canciller” de las Farc. Fue detenido en el aeropuerto de México por una orden de captura en su contra y decidió regresar al país voluntariamente. FOTO cortesía
    Rodrigo Granda era conocido como el “canciller” de las Farc. Fue detenido en el aeropuerto de México por una orden de captura en su contra y decidió regresar al país voluntariamente. FOTO cortesía
  • Tras el incidente, la Sijin aseguró que Rodrigo Granda sabía que tenía una orden de captura en su contra. Este es el documento en el que se le anuncia. FOTO ministerio de defensa
    Tras el incidente, la Sijin aseguró que Rodrigo Granda sabía que tenía una orden de captura en su contra. Este es el documento en el que se le anuncia. FOTO ministerio de defensa
Publicado el 21 de octubre de 2021

Una circular roja de la Interpol provocó pronunciamientos entre Paraguay, México y Colombia. La orden de captura contra Rodrigo Granda sigue vigente.

El aterrizaje de un exjefe de las Farc en territorio mexicano implicó una disputa entre tres países, una circular roja de la Organización Internacional de la Policía Criminal, Interpol, y una serie de críticas entre el gobierno colombiano y algunos de los firmantes del Acuerdo de Paz.

¿La razón? Un procedimiento judicial que le impidió la entrada a Rodrigo Granda, conocido en épocas de guerra como el “canciller” de las Farc, a Ciudad de México en la noche del pasado martes y, posteriormente, fue detenido por cuatro agentes de ese país aún estando en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Pese a que en un principio se habló de una supuesta “captura” por parte de las autoridades, horas después se confirmó que se trató de una detención que le impidió ingresar a la ciudad porque entró en vigencia una circular roja de la Interpol emitida por Paraguay que ordenaba su captura por los delitos de “secuestro, asociación criminal y homicidio doloso”.

Todo esto por los reconocidos casos de secuestro de Cecilia Cubas, hija a del expresidente paraguayo Raúl Cubas Grau, quien gobernó esa nación entre 1998 y 1999; y de María Edith de Debernardi, una sobreviviente de ese mismo delito que fue raptada en 2001 en la ciudad Luque, de Paraguay (Ver: Antecedentes).

Sin embargo, dicha orden de captura no aplica para Colombia por el acto legislativo 01 de 2016, que permite que sea la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, la que juzgue a los miembros de las extintas Farc que se acogieron a la negociación con el Gobierno.

El lío internacional

Precisamente por esa norma que impide que Granda sea capturado en el país, el ministro de relaciones internacionales de Paraguay, Euclides Acevedo, salió a defender los intereses de su nación alegando que ese gobierno había hecho todos los trámites necesarios para efectuar la captura y que, en orden de ideas, no se explicaba por qué México lo liberó y lo envió en un vuelo de vuelta hacia Bogotá.

“Entiendo que ese acuerdo es una especie de indulto dentro de Colombia, pero nosotros tenemos una orden de captura y estamos obligados a darle cumplimiento”, dijo el canciller Acevedo.

México, por su parte, se defendió mediante su Secretaría de Relaciones Exteriores argumentando que la solicitud de detención y extradición del exjefe de las Farc llegó “a última hora” y que el implicado había salido de Ciudad de México antes de que “la petición pudiera ser considerada”.

De hecho, esa entidad aseguró que el requerimiento por parte de Paraguay llegó este mismo martes 19 de octubre en horas de la noche, un hecho que se sumaría a la denuncia que realizó Granda en donde afirmó que fueron movimientos realizados desde Colombia “por personas muy influyentes” los que, según él, habrían pedido que se ejecutara dicha circular roja, emitida desde el año 2008.

No obstante, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, se desligó del asunto afirmando que el trámite judicial se llevó a cabo por la circular roja que tenía Paraguay en su contra y ratificó que Interpol Colombia “no está facultada ni tiene acceso para modificar, aclarar o cancelar la información publicada por otros países”.

Una retirada voluntaria

Tras el incidente que se convirtió rápidamente en una noticia nacional, Granda detalló sus movimientos en México y su llegada a Colombia.

De su visita a la capital de ese país, EL COLOMBIANO conoció que contaba con el permiso de la JEP para viajar entre el 19 y el 26 de octubre, y que visitó personalmente las instalaciones de la Dijin, donde, según el general Jorge Luis Vargas, director general de la Policía Nacional, se le notificó de su estado ante la Interpol.

Ya estando en México, el excombatiente iría a un congreso organizado por el Partido del Trabajo, aliado del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Este último, además, es cercano a Granda y al también exjefe de las Farc, Rodrigo Londoño, quien estaba en el mismo viaje . Incluso, Obrador los invitó a su posesión como presidente, en 2018.

Bajo ese contexto, y tras ser detenido por Migración, Granda decidió abandonar voluntariamente el aeropuerto Internacional Benito Juárez y regresar a Colombia: “No queremos un incidente diplomático entre Colombia, Paraguay y México”, dijo Granda.

Por ahora, el canciller Acevedo aseguró que buscará explicaciones por parte de la embajada de México en Paraguay y dejó en firme la orden de captura que tiene ese país en contra de Rodrigo Granda. “Vamos a hacer el máximo esfuerzo para que sea extraditado y juzgado como corresponde”, sentenció. No osbtante, pese a aseverar que la circular está activa, en Interpol no aparece el requerimiento.

Mientras tanto, el exjefe de las Farc ya completó los procesos pertinentes ante la Jurisdicción Especial para la Paz y, además, pidió que todos sus procesos, tanto nacionales como internacionales, sean juzgados por la JEP en territorio colombiano.

16
Derechos de petición han presentado integrantes de Comunes ante Dijin: Policía

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES los crímenes en paraguay

La orden de captura en contra de Rodrigo Granda sigue su curso en Paraguay por los secuestros de María Edith de Debernardi, en 2001, y de Cecilia Cubas, en 2004. Esta última era la hija del expresidente paraguayo Raúl Cubas Grau. Su caso estremeció al país por investigaciones posteriores al asesinato. Se supo, por ejemplo, que Edith fue sedada y enterrada, aún con vida, en un túnel bajo tierra. La mujer de 34 años de edad murió el 24 de diciembre de 2004.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

JEP convoca a audiencia a víctimas de violencia sexual y de género

  • La audiencia se llevará a cabo este lunes 19 de noviembre en la sede de la JEP en Bogotá. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.
    La audiencia se llevará a cabo este lunes 19 de noviembre en la sede de la JEP en Bogotá. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.

Maza Márquez entutela a la JEP y suspendieron audiencia a la que estaba citado

  • Maza Márquez fue condenado a 30 años de cárcel por la justicia ordinaria. Foto: Colprensa
    Maza Márquez fue condenado a 30 años de cárcel por la justicia ordinaria. Foto: Colprensa
Colprensa y redacción | Publicado el 25 de noviembre de 2021
Notas de la sección