<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ismael Arciniegas, el primer colombiano ejecutado en China

  • La familia de Arciniegas es oriunda del Valle del Cauca. FOTO COLPRENSA
    La familia de Arciniegas es oriunda del Valle del Cauca. FOTO COLPRENSA
Por santiago valenzuela a. | Publicado el 28 de febrero de 2017
Infografía
Pena de muerte a colombiano en China por narcotráfico
15.034

colombianos están recluidos en el exterior, según
la Cancillería.

Antes de ser ejecutado, Ismael Enrique Arciniegas pudo hablar unos minutos con su hijo. “No es mucho lo que puedo decir por motivos de seguridad de mi familia, pero sí puedo decir que el flagelo del narcotráfico destruye familias”, dijo Juan José, hijo del Ismael, a través de su cuenta de Facebook.

Tras permanecer siete años preso en la ciudad de Guangzhou, China, el Tribunal Popular Superior condenó a Arciniegas a pena de muerte con inyección letal. Su crimen: introducir 4 kilos de droga al país asiático. Murió a los 72 años. Hace seis años su hermano, Luis Germán Arciniegas, murió en China por un derrame cerebral. Los dos estuvieron bajo custodia de las autoridades chinas por narcotráfico.

China inspira temor en los traficantes de droga. De acuerdo con datos de la Cancillería, 8.526 colombianos están presos por narcotráfico en el exterior. Mientras que en la mayoría de los casos reciben penas severas como la cadena perpetua, en China se ha consolidado la pena de muerte como sanción.

A la fecha, según la Cancillería, van 15 personas condenadas a pena de muerte en China, tres ya fueron ratificadas, dos están en espera de apelación y en 10 las autoridades otorgaron la suspensión de la sanción por dos años.

El mismo viceministro de Asuntos Multilaterales, Francisco Echeverri, admitió que el sistema penal en China es radical. “Hemos logrado algunos éxitos en la repatriación de connacionales pero eso se ha logrado por razones de salud”.

En el caso de Ismael Enrique Arciniegas, el viceministro aclaró que existía un agravante por los 4 kilos de droga que ingresó al país asiático. “El delito de narcotráfico se considera una falta gravísima por la cantidad de droga que encontraron. Esto nos ha dificultado las gestiones un poco más”.

La Cancillería agotó todos los recursos diplomáticos para evitar que Arciniegas fuera ejecutado. Envió notas diplomáticas, gestionó diálogos con el embajador de Colombia en China y con el embajador chino en Colombia y entregó “reiteradas peticiones de clemencia”.

El panorama en el mundo tampoco es favorable para la Cancillería. Según Amnistía Internacional, “en 2015 hubo un aumento increíble del número de personas ejecutadas —al menos 1.634—, el más elevado que habíamos registrado desde 1989”.

China es autónoma

Un punto en el que insistió el viceministro Echeverri es en que, pese a que Colombia esté en desacuerdo con la pena de muerte, China es autónoma en su legislación. “Es uno de los 34 países donde el narcotráfico es considerado un delito grave. Tenemos que desde 2010 se han ejecutado en ese país nacionales de Corea del Sur, Reino Unido, Canadá y Filipinas”.

Para Mauricio Reyes, experto en Derecho internacional de la Universidad Nacional, no sorprende la decisión del Gobierno chino: “Este país ha considerado los derechos humanos como una intromisión occidental. La mayoría de naciones consideran la pena de muerte como una violación de los derechos humanos porque no se resocializa, está sujeta a errores procesales y deja al estado como victimario”.

Desde una orilla distinta opina Enrique Posada, director del Instituto Confucio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano: “La cantidad de droga y la forma cómo se trafica la droga son determinantes claves para un tribunal chino. La pena de muerte por tráfico de drogas también existe en países como Japón y Tailandia. Es una pena que inhibe por temor a los traficantes”.

Contexto de la Noticia

Polémica El congreso rechazó la ejecución

El senador Juan Manuel Galán, del Partido Liberal, criticó la decisión del gobierno chino y admitió que la Cancillería hizo “todo lo que estaba en sus manos. “Independientemente del delito, no puede justificarse la pena de muerte. Es absolutamente radical y severa”, dijo. De otro lado, Ana Paola Agudelo, representante a la Cámara por los colombianos en el exterior, sostuvo que “esta es una decisión que por supuesto no compartimos, porque consideramos que el derecho a la vida es inviolable”.

Santiago Valenzuela

Reportero. Creo, como Rainer Werner Fassbinder , que “ lo que no podemos cambiar, debemos al menos describirlo”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección