<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los tres expedientes que tienen en jaque a Piedad Córdoba

La investigan por supuesto nexo con Álex Saab y posibles relaciones con las Farc. La acusan de retrasar liberaciones. Su hermano será extraditado.

  • Ingrid Betancourt, Piedad Córdoba y Alex Saab. FOTOS: COLPRENSA
    Ingrid Betancourt, Piedad Córdoba y Alex Saab. FOTOS: COLPRENSA
  • Los tres expedientes que tienen en jaque a Piedad Córdoba
Por DANIELA OSORIO ZULUAGA | Publicado el 15 de febrero de 2022

Solo diez días de diferencia separan los dos golpes más duros que ha recibido la política y candidata Piedad Córdoba –avalada por el Pacto Histórico– a tan solo un mes de las elecciones al Congreso donde espera obtener un puesto en el Senado.

Además de la captura de su hermano Álvaro Fredy Córdoba por presuntos nexos con disidencias de las Farc, que lo tienen al borde la extradición, la exsenadora también se vio involucrada en las polémicas revelaciones de Andrés Vásquez, un hombre que lideró su equipo de comunicaciones y que ahora la acusa de haber retrasado liberaciones de secuestrados de las Farc, cuando su trabajo era agilizarlas.

Vázquez también la señaló de haber sostenido estrechas relaciones con el expresidente de Venezuela Hugo Chávez y con el presunto testaferro de Nicolás Maduro, Álex Saab.

Pese a que en un principio se creyó que las declaraciones de Vázquez habían sido ante la Fiscalía –como lo reveló el canal Caracol en su investigación– fuentes de ese ente acusador le aseguraron a EL COLOMBIANO que no fue así, y que se trató de un aporte ante la Corte Suprema de Justicia por parte del exasesor de Piedad Córdoba.

De hecho, funcionarios de la Corte Suprema también corroboraron esa información y le aseguraron a este diario que Vázquez entregó su versión en ese tema como parte de la indagación preliminar que adelanta el alto tribunal por Farcpolítica y que se compulsaron copias de todas sus declaraciones a la Fiscalía.

Más allá de eso, las polémicas en las que se ha visto envuelta la exsenadora también la han puesto a responder ante la justicia. Según información de la Fiscalía, en su nombre hay actualmente tres investigaciones: dos abiertas, que tienen que ver con el proceso penal de su hermano y con una denuncia por injuria y calumnia del exprocurador Alejandro Ordoñez, y una archivada ante la Dirección Nacional Especializada contra el Crimen Organizado.

Los líos con la justicia

Pero esas no han sido las únicas movidas recientes que la han salpicado. Un mes atrás –el pasado 11 de enero– asambleistas ecuatorianos sacudieron la política nacional al entregarle al presidente Iván Duque, a la Fiscalía y al Congreso un dosier clasificado con 125 páginas en las que se, supuestamente, evidenciarían movimientos sospechosos y pruebas de cómo el expresidente Juan Manuel Santos y la excongresista Piedad Córdoba habrían colaborado para favorecer a Saab.

En esa ocasión –muy diferente a esta en la que ha primado el silencio–, la exsenadora aseguró que todo era parte de un montaje judicial para alejarla de la política y le pidió a la Corte Suprema que abriera una investigación en su contra para esclarecer los hechos en los que, según asegura, no ha tenido nada que ver. (Ver: Antecedentes)

Incluso, la exsenadora y actual candidata se atrevió a decir en su momento que “ante la inminencia de un giro social que implicará el comienzo de la transformación en Colombia, sectores de la ultraderecha de América Latina iniciaron una campaña de deslegitimación a la oposición, convertida en alternativa real de poder”.

Pero lo cierto es que las declaraciones de Vázquez, quien es el testigo clave en el más reciente caso, no son nuevas y tienen sus antecedentes en 2008, cuando la justicia abrió un caso al que le llamó Farcpolítica que está relacionado con más de 900 correos electrónicos encontrados en el computador del jefe guerrillero Raúl Reyes y que estarían dirigidos a una mujer bajo el alias de Teodora de Bolívar, un nombre que desde esa época Ordoñez empezó a relacionar con la exsenadora.

Aún así, la voz de Vázquez pesa por la estrecha relación que sostuvo con la exsenadora en las épocas más álgidas del conflicto armado, cuando Piedad Córdoba fue designada por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez –en agosto de 2007– como facilitadora del Acuerdo Humanitario entre el Gobierno y las Farc que le permitió al Estado hacer cambios de presos políticos de las Farc por secuestrados.

Para esa época, según las acusaciones del exasesor, la exsenadora se habría aprovechado de ese rol que le dio el Gobierno y habría empezado a intervenir en las decisiones que tomaba la guerrilla con respecto a los secuestrados. Las sugerencias, según ese testimonio, iban desde cómo mostrar a los cautivos para que no se vieran tan mal ante la opinión pública, hasta a quiénes liberar primero y a quienes no debido a su importancia política.

En diálogo con EL COLOMBIANO, el representante a la Cámara Jaime Felipe Lozada –hijo de la exsecuestrada Gloria Polanco– aseguró que él vio de cerca la relación entre Córdoba y Vázquez mientras abogaba por la liberación de sus familiares y que, en efecto, era Córdoba la que se encargaba de hablarle al oído al entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez, quien se había ofrecido a interceder a favor de los secuestrados, y a los altos mandos de las Farc.

De hecho, el expresidente y exsenador Uribe se refirió al tema recordando que fue el mismo Chávez el que se ofreció a intermediar con las Farc y que de las más de 28 facilitaciones de liberación de secuestrados que autorizó varias de ellas fueron lideradas entre el exmandatario venezolano y la exsenadora.

Respecto a la relación de la política con Álex Saab –el empresario barranquillero actualmente preso en Estados Unidos por supuestos lavados de dinero– Vázquez insistió en que Piedad Córdoba le presentó a Saab a Maduro y que le ayudó a recuperar 30 millones de dólares que le reclamaba al gobierno de Venezuela.

Así mismo, insistió en que la exsenadora abría creado una lista de empresarios con las que intermediaba para que el régimen le pagara a los empresarios colombianos que estaban en contra del gobierno Uribe y retrasara los que estaban a favor. (Ver: Recuadros)

Por ahora, Piedad Córdoba ha sostenido un silencio poco usual en su trayectoria política y ha designado a su abogada, Ximena Castillo, para que la defienda de las graves acusaciones.

Castillo argumentó que es poco probable que Córdoba hubiera demorado la liberación de Ingrid Betancourt y otros secuestrados básicamente porque le convenía más a su imagen liberarlos y quedarse con el crédito político que ello implicaba

“ELLA TENÍA MUCHO PODER Y DEFINÍA LA AGENDA DE LAS LIBERACIONES”

Los tres expedientes que tienen en jaque a Piedad Córdoba

Bastaron menos de 12 horas para que el representante a la Cámara por Huila Jaime Felipe Lozada se pronunciara por las acusaciones del exaseor Andrés Vásquez sobre Piedad Córdoba asegurando que varias de ellas eran ciertas y que él las había comprobado de cerca mientras abogaba por el rescate de su mamá, Gloria Polanco. Su caso familiar es reconocido en Colombia porque la excongresista y política Polanco fue secuestrada junto a dos de sus hijos por la extinta guerrilla de las Farc el 26 de julio de 2001. En diálogo con EL COLOMBIANO, Lozada detalló el porqué de sus afirmaciones.

¿Cuándo conoció a la exsenadora Piedad Córdoba y en qué contexto?

“A Piedad la conocí en el proceso de liberación de los secuestrados. Ella fue quien hizo la intermediación ante las Farc y el gobierno de Venezuela para liberar a los secuestrados y que eran solicitados como intercambio humanitario por guerrilleros presos”.

¿Cómo era la relación de ellos dos?

“Según lo que vi, Vázquez era su hombre de confianza, su asesor y su mano derecha. Por eso puedo decir que varias de las cosas que él dijo son ciertas. Otras no me constan”.

¿Qué de lo que él ha dicho le consta?

“Piedad Córdoba tenía un poder y una influencia muy importante en el gobierno de Chávez y en el secretariado de las Farc. Ella era quien marcaba la pauta y definía la agenda para la liberación de los secuestrados”.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES La audiencia en la corte se ha aplazado tres veces

Tras ser acusada por asambleistas ecuatorianos de colaborar con Álex Saab, Piedad Córdoba aseguró que era un montaje judicial para alejarla de la política y le pidió a la Corte Suprema investigarla para demostrar su inocencia. Pese a que la Corte la citó a versión libre para escuchar su versión de los hechos y evaluar si amerita abrir una investigación, la cita se ha tenido que retrasar en por lo menos tres ocasiones por inconvenientes de Córdoba y de la magistrada Cristina Lombana.

Protagonistas Los vínculos de quienes la enredan

Image
Camilo Córdoba
Hijo de piedad
La senadora ha arrastrado a uno de sus hijos, Camilo Córdoba (de quien no se conocen imágenes recientes), a varios de los escándalos con los que la han relacionado. El asambleísta ecuatoriano Fernando Villavicencio –que fue uno de los funcionarios que entregó el informe en el que se acusa a Córdoba de relaciones con Álex Saab– también reveló supuestas pruebas de que mamá e hijo ingresaron a Ecuador junto al empresario barranquillero acusado de lavado de activos. Además de eso, el exasesor de Córdoba también habló de una empresa, en la que Camilo aparece como director, que se habría creado en Panamá para camuflar dineros.
Image
Álvaro Fredy Córdoba
Hermano de piedad
Hace menos de dos semanas, Córdoba recibió un golpe emocional y político con la noticia de que su hermano, Álvaro Fredy Córdoba, fue capturado por la Dijín en la capital antioqueña acusado de aliarse con emisarios de Gentil Duarte para traficar cocaína al exterior. Además de ese delito de narcotráfico –que lo tiene al borde de la extradición– Fredy Córdoba también es procesado por porte ilegal de armas y concierto para delinquir. A eso, se suma el hecho de que la exsenadora no tiene visa norteamericana, por lo que no podría volver a ver a su hermano si es extraditado.
Image
Andrés Vásquez
Exasesor de de piedad
El politólogo Andrés Vázquez fue el asesor de Piedad Córdoba durante varios años y la acompañó en múltiples tareas como negociadora entre el Gobierno y las Farc para la liberación de secuestrados. Fue el que destapó el más reciente escándalo por sus declaraciones ante la Corte Suprema de Justicia con las que acusó a la exsenadora de retrasar secuestros, ayudar a Álex Saab y retrasar pagos a empresarios uribistas. Según se ha conocido con el paso del tiempo, Vázquez y Córdoba terminaron su amistad y vínculo laboral por asuntos económicos.
Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección