<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

2.266 personas esperan un órgano que salve sus vidas

  • FOTO SHUTTERSTOCK
    FOTO SHUTTERSTOCK
  •  FOTO julio césar herrera
    FOTO julio césar herrera
Por martha arias sandoval | Publicado el 11 de marzo de 2016
Infografía
2.266 personas esperan un órgano que salve sus vidas
726

personas esperaban en Antioquia un trasplante de córnea al 4 de marzo de 2016.

212

pacientes estaban en lista
de espera de un riñón
en Antioquia al 4 de
marzo de 2016

1.474

personas fueron trasplantadas en
Antioquia, desde 2012
al 31 de enero de 2016.

119

personas recibieron trasplante de corazón
en Antioquia entre 2012
y 31 de enero de 2016.

en definitiva

En vida puede tomarse la decisión de donar órganos. Paradójicamente las creencias religiosas, a veces, se convierten en el mayor obstáculo para, con una donación, salvar a otra persona.

en definitiva

En vida puede tomarse la decisión de donar órganos. Paradójicamente las creencias religiosas, a veces, se convierten en el mayor obstáculo para, con una donación, salvar a otra persona.

Como toda mujer, María Helena Morales siempre ha estado atenta con su figura y presentación. Por ello, no tardó en notar que estaba engordando. De inmediato, acudió al médico para practicarse los exámenes que reflejaran la razón de su aumento de peso.

El diagnóstico no fue fácil, luego de varias pruebas el galeno le dio la noticia que le cambió la vida: necesitaba un trasplante de riñón.

Ella se practicó todos los análisis de rigor e ingresó a la lista de espera. Pero, luego de casi dos años, su situación se ha ido complicando porque sufre del corazón. El nuevo diagnóstico médico recomendó trasplante de riñón y corazón.

María Helena se define como una mujer serena que toma con la mayor calma posible la realidad que vive. Pero no siempre fue así. “Al principio no quería someterme al procedimiento, luego cambié de opinión”, comentó María Helena con voz serena y una expresión facial que a primera vista no refleja el semblante de quien recibirá doble trasplante.

Y luego agregó, “mi Dios me tiene destinada para algo. Yo creía que iba a morir como la mayoría de los miembros de mi familia: de un infarto. Todos nos tenemos que ir algún día, solo espero que el proceso previo al viaje sea menos difícil, mi papá murió hace años y sé cómo es la situación”.

Espera mortal

Como ella, miles de pacientes esperan un trasplante en Colombia. Datos del Instituto Nacional de Salud revelan que en el primer semestre de 2015, 2.266 personas estaban en espera de un trasplante de órgano. En el San Vicente Fundación, al 25 de febrero pasado, 178 personas estaban esperando donantes y los pretrasplantados sumaban 800 pacientes.

Pero no todos reciben la llamada anhelada al otro lado de la línea y fallecen esperando un órgano, tejido o fluido.

Los registros del Instituto Nacional de Salud, INS, dan cuenta de que 38 personas murieron esperando un órgano en el primer semestre de 2015. En el San Vicente Fundación fallecieron 18. De ellas, 10 aguardando un trasplante renal y 8 un procedimiento hepático.

Stephanie García, ejecutiva de mercadeo de la Asociación Nacional de Trasplantados, comentó que en 2015 murieron cinco personas esperando el procedimiento quirúrgico.

El promedio de espera para trasplante renal es de 8,3 meses, hepático un mes y de intestino 3,4 meses en Centros Especializados San Vicente Fundación, explicó Diana María Molina Montoya, su directora general.

Obstáculos

Son varias las dificultades que enfrentan quienes cuentan los días para recibir un traslado de órgano vivo o tejido que mejore su calidad de vida.

Alonso Vera, jefe del Servicio de Trasplantes del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá, explicó que en Colombia no existe una estructura de red de trasplantes que sea suficiente para captar los donantes que puedan registrarse.

Además, falta una red financiada por el Estado, “la actual es de nombre y sin financiación. Los órganos son un bien del Estado, pero no se manejan como tal. Son muchos los factores que inciden en la ausencia de donación”.

Lo otro es que el país no tiene cultura de donación y no todos los que requieren de estos procedimientos pueden acceder al sistema.

Conceptuó Vera que hay subregistros, ya que no todas las personas acceden al sistema para registrarse e ingresar a la lista de espera, “son cerca de 25.000 las personas que se someten a una diálisis. Además, muchas personas enfermas del hígado no están en los indicadores, se pierden en el sistema y no llegan al centro trasplantador”.

Para Vera, existen dos vacíos legales: estructura de red de donantes financiada por el Estado desde la base, que son los hospitales, posibles generadores de donantes. Falta financiamiento y estructura para esa red. Cada hospital de nivel dos para adelante debería tener una persona que detectara y manejara los donantes y los reportara. Los especialistas destinados a ello son pocos y falta financiación.

“Debería haber un centro regulador que podría ser el Instituto Nacional de Salud. Eso debería ser financiado por el Estado, reiteró Vera, experto en trasplantes.

En ese orden de ideas, son varios los retos a enfrentar, entre otros, según Alonso Vera, la educación para la donación en Colombia y la accesibilidad al sistema, de los pacientes por enfermedad crónica a un trasplante.

Para mostrar la dimensión de la problemática, el doctor Vera explicó que en Colombia se realizan cerca de 200 trasplantes de hígado al año, en un país desarrollado se realizan 20 de estos procedimientos hepáticos, por millón de habitantes. Si Colombia tiene 45 millones de habitantes, deberíamos realizar unos mil tratamientos médicos de esta índole” indicó el Médico.

Stephanie García, ejecutiva de mercado de la Asociación Nacional de Trasplantados, informó que uno de los principales problemas que enfrentan sus afiliados es el suministro de medicamentos, especialmente de alto costo y que no forman parte del Plan Obligatorio de Salud, POS.

La tutela y otras herramientas jurídicas son usadas por los miembros de la Asociación para pedir la medicina en los plazos oportunos. La mayoría de asociados pertenecen a estratos muy bajos.

Exámenes previos

Juan David Ramírez, coordinador operativo de trasplante de Centros Especializados de San Vicente Fundación, explicó que el paciente requiere unos exámenes previos antes de someterse a un trasplante. “La persona no está en lista de espera, desde el momento que se le informa que debe ser trasplantada. Se surten unos tiempos, mientras se realizan las pruebas y las EPS autorizan los exámenes, entre otros”.

Reiteró que “solo está en lista desde el momento que el grupo de trasplante le informa que tiene todas las pruebas, cumplió el protocolo y es apta”.

Aclaró que existen muchos mitos relacionados con estos procedimientos. Enfatizó que no hay tráficos de órganos, no hay lista de espera por orden de entrada. “Algunas personas creen que las van a matar para sacarle los órganos”, aclaró Ramírez.

La ejecutiva de mercadeo de la Asociación Nacional de Trasplantados coincide con Ramírez en el sentido de que las personas no donan sus órganos por algunos mitos existentes. “Existe desinformación. A la familia le da miedo la desfiguración del cadáver y que se trafique con los órganos”.

La Asociación, que tiene 29 años, cuenta con 30 niños y 122 adultos afiliados.

Desde recién nacidos hasta personas con más de 70 años son, han sido y serán objeto de esta intervención quirúrgica. Algunos de ellos, aún esperan que la sociedad tenga mayor conciencia sobre la importancia de donar órganos, tejidos y fluidos.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Campañas de sensibilización

La comunidad científica reiteró el llamado a la ciudadanía para que done órganos y tejidos. Diana María Molina, directora general de Centros Especializados del San Vicente Fundación, explicó que son dos campañas las que invitan a la comunidad a salvar vidas. Una de las campañas es hincha por siempre y se adelanta con el Deportivo Independiente Medellín, DIM. La otra estrategia se llama familia consciente. Esta tarea busca derribar mitos y aumentar el número de donantes de órganos y tejidos. Que las personas conozcan, cómo se puede ayudar a la población y cómo un trasplante cambia la vida del ser humano.

informe familia es la que acepta donación

· 1.431 personas recibieron trasplante de órganos abdominales y torácicos, según la Gobernación de Antioquia.

· El tiempo de espera para recibir el procedimiento varía según el órgano. En el caso del riñón el promedio de espera es de 6 meses a un año. De corazón de 1 a 3 meses. Son datos de personas en espera en Antioquia.

· Una vez la familia acepta la donación se evalúa que el donante sea apto clínicamente y no tenga ninguna contraindicación. Que sus órganos se encuentren en buen estado y sean viables para trasplante. El laboratorio determina dicha viabilidad.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección