<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“No nos alegra que termine Les Luthiers”: el colectivo de comedia musical se despide de los escenarios

Jorge Maronna, uno de los fundadores del colectivo, habló con EL COLOMBIANO sobre este adiós definitivo.

  • Les Luthiers se presenta en Medellín, en el Teatro Metropolitano, el 9 de mayo. FOTO Cortesía
    Les Luthiers se presenta en Medellín, en el Teatro Metropolitano, el 9 de mayo. FOTO Cortesía
  • Las boletas para la función se pueden adquirir en www.tuboleta.com. Los precios son de 506.800, 424.300, 306.450 y 223.950 pesos. FOTO: Cortesía
    Las boletas para la función se pueden adquirir en www.tuboleta.com. Los precios son de 506.800, 424.300, 306.450 y 223.950 pesos. FOTO: Cortesía
31 de marzo de 2023
bookmark

Con 55 años en los escenarios, los integrantes del colectivo de comedia musical Les Luthiers sorprendieron los primeros días de enero de este 2023 a sus seguidores con un importante anuncio: el retiro definitivo de los escenarios.

La noticia llenó de tristeza no solo a sus fanáticos, sino al mundo del espectáculo de la comedia musical, un formato en el que el colectivo argentino es un icono en Hispanoamérica.

La razón de las despedidas no es otra más que la edad de sus integrantes más veteranos: Carlos López Puccio, 77 años, y Jorge Maronna, 75.

“Nos sentimos muy vitales, y artísticamente creemos estar en nuestro mejor momento; pero a medida que nos acercamos a los 80 nuestros músculos y articulaciones nos anticipan que pronto comenzarán a presentarnos impedimentos”, dijo Jorge Maronna en entrevista, desde su natal Buenos Aires, con EL COLOMBIANO.

Las boletas para la función se pueden adquirir en www.tuboleta.com. Los precios son de 506.800, 424.300, 306.450 y 223.950 pesos. FOTO: Cortesía
Las boletas para la función se pueden adquirir en www.tuboleta.com. Los precios son de 506.800, 424.300, 306.450 y 223.950 pesos. FOTO: Cortesía

Nueva etapa

En 2019 Les Luthiers fue renovado con la llegada de nuevos músicos y comediantes, entre ellos Roberto Antier, Tomás Mayer-Wolf, Martín O’Connor y Horacio Tato Turano, tras la muerte ese mismo año de uno de sus fundadores: Marcos Mundstock.

Ellos se sumaron a López Puccio y Maronna que en 1968 comenzaron esta aventura por la música y la comedia.

El nombre de Les Luthiers surge por su trabajo con instrumentos informales, creados con materiales corrientes y que ellos mismos hacen. Un luthier es una persona que hace instrumentos musicales.

Le puede interesar; ¡Prográmese! Más de 100 restaurantes ofrecen menú para compartir a precio especial en Medellín Gourmet

La información del retiro de los escenarios llegó acompañada por otra noticia, que de cierta manera menguó la tristeza por el adiós: el estreno de un nuevo montaje con el que recorrerán este 2023 América del Sur y España, como una manera de despedirse de sus seguidores.

Aunque la decisión no parece tener reversa, Jorge Maronna no descarta que en un futuro Johann Sebastian Mastropiero, el compositor ficticio que creó Les Luthiers exija que se estrenen sus obras porque es un “creador infatigable y fatigante”, apunta Maronna.

La función en Medellín es el martes 9 de mayo. Los precios son de 506.800, 424.300, 306.450 y 223.950 pesos. Las boletas se pueden adquirir en www.tuboleta.com

¿Qué tan difícil fue tomar la decisión que esta era la gira de despedida, la última después de más de 50 años en el escenario?

“No fue fácil, no nos alegra que termine Les Luthiers, esta creación única y amada a la que dedicamos toda nuestra vida. Con Carlos López Puccio llevamos más de medio siglo trotando por los escenarios, lo que es muy grato, pero también desgastante, y nos parece prudente retirarnos cuando todavía podemos movernos”.

Para el público esta gira representa sensaciones encontradas, hay nostalgia, hay tristeza, hay alegría...¿Para ustedes que significa?

“Nostalgia, tristeza y alegría coexisten en nosotros en este momento. Sentimos empatía con nuestro público por la pena que genera esta despedida, pero también recibimos mucho cariño y gratitud en cada función de nuestro espectáculo”.

Lea también: J Álvarez celebra 15 años de una carrera que comenzó en Medellín

¿Esta última gira es un homenaje a los ausentes, a esos fundadores que ya no están, qué tanto hay de ellos en esta gira?

“Les Luthiers es una familia proteica que, a través de varias décadas, fue transformándose paulatinamente. Recordamos con gratitud a todos los artistas que nos acompañaron en este largo camino, y en particular a los fundadores, nuestros hermanos, los inolvidables Gerardo Masana, Marcos Mundstock y Daniel Rabinovich, que han dejado una impronta imborrable en la historia del grupo”.

¿Se cierra definitivamente la puerta para Les Luthiers o en un futuro podríamos ver una nueva generación que mantenga vigente el legado de Johann Sebastian Mastropiero?

“La puerta de Les Luthiers se cierra a fines de este año, porque Carlos y yo creemos que ya merecemos una tregua, pero no es imposible que alguna vez reaparezca Mastropiero exigiendo que le estrenen nuevas obras, este hombre es un creador infatigable y fatigante”.

¿Qué significa para ustedes haber podido encajado en varias generaciones y en diferentes culturas, a qué le atribuyen ese impacto?

“Si tenemos en cuenta nuestros modestos comienzos como aficionados, tan amplia aceptación se trata de un milagro. Durante muchos años el espectador que nos acompañaba era de nuestra generación, pero más tarde se sumó una respetable cantidad de jóvenes y hasta de niños.

Es posible que para eso haya colaborado nuestra búsqueda de un humor atemporal, universal y familiar y el cuidado que ponemos en la confección de cada nueva pieza”.

Con Les Luthiers se cierra un ciclo de humor musical ¿Ven renovación en este formato?

“En nuestros primeros años escuchábamos con devoción los discos del músico y dibujante Gerard Hoffnung y los de Peter Schikele, creador de excelentes parodias musicales y de un personaje emparentado con Mastropiero y bautizado como P.D.Q. Bach,pero hace tiempo que no he visto buenos espectáculos o conciertos de humor musical, lo que lamento profundamente”.

Le puede gustar: Fito Páez agotó boletería en Medellín y abrieron nueva fecha

¿Desde sus perspectivas cómo ven los cambios en la industrial musical, en la forma de componer, producir y hacer música, a partir de fenómenos como el reguetón?

“Debo disculparme y confesar con vergüenza que ignoro todo acerca del reguetón y los cambios que ha generado. Por favor, entienda usted que no es fácil saltar de la prehistoria a la modernidad, yo tenía entendido que el baile más difundido era el minué”.

¿En el mundo actual qué tan complejo se ha vuelto hacer humor, donde muchas cosas son malinterpretadas, en temas de machismo, segregación o racismo?

“El oficio de humorista se ha vuelto difícil y hasta riesgoso. Nosotros manejamos un humor blanco, familiar, y siempre tratamos de respetar al público, pero, sin embargo, ciertos chistes de nuestros viejos shows, que en su momento fueron muy festejados, hoy podrían llevarnos al escarnio público, a la lapidación y al patíbulo.

Los paradigmas han cambiado, lo que es normal en este mundo, pero hoy existe tal hipersensibilidad, amén de cierta sobreactuación, que el humorista ya no sabe con claridad qué puede ofender ni a quiénes. Como ejemplo reciente, me parece tristemente ridículo lo que ocurre con los libros del pobre Roald Dahl, que ni siquiera tiene oportunidad de defenderse de las tontas modificaciones a su obra”.

Lea también. Becky G, en La reina del Flow, y a Óscar Rentería le cierran la puerta en La W: Ahí les quedo

OPINIÓN ESPECIAL

Merecido descanso a los genios del humor

Germán Carvajal (comediante)

“Les Luthiers es un milagro de los que poco suceden en el arte: genios que el destino hace coincidir al mismo tiempo, en un mismo lugar y con un mismo propósito para crear un mundo paralelo de sonidos, gestos y signos, que rompen las reglas, marcan una época y permanecen para siempre. Les Luthiers es comparable (guardando las distancias de género) a The Beatles o The Rollingstone: Una magia que acaba convertida en leyenda.

Aunque en principio consideraron la idea de que su éxito y su estilo sobreviviría con nuevos integrantes, finalmente han aceptado que el carisma y la gracia son un soplo individual que suma en un colectivo pero no es heredable, por esto han decidido cerrar su ciclo. Muchos pueden representar a Les Luthiers pero solo ellos son Les Luthiers.

Con la muerte de Daniel Rabinovich y Marcos Mundstock y el posterior retiro de Carlos Núñez, Jorge Maronna y Carlos López Puccio son los encargados de bajar el telón para un conjunto histórico, después de una larga y exitosa carrera. Merecido descanso para los genios de la risa, la creatividad y el buen gusto musical. Gracias Les Luthiers, el aplauso será eterno”.

Sin Daniel y Marcos no fueron lo mismo

César Augusto Betancur “Pucheros” (Libretista)

“Les Luthiers creó una forma de hacer y comunicar humor que se volvió irrepetible y difícil de continuar para ellos mismos. Como compañía intentó seguir, incorporó nuevos miembros al equipo, pero resultó imposible remplazar a Daniel Rabinovich y a Marcos Mundstock. Yo, por ejemplo, en los últimos recitales que hicieron en Bogotá no quise ir, porque no concibo a Les Luthiers sin este par de manes que ya murieron.

Ellos quisieron seguir, que es lo más lógico, pero creo que en los últimos tiempos se dieron cuenta que sin Daniel y sin Marcos era casi imposible, porque desde mi gusto personal ellos eran el sello de Les Luthiers y sin ellos en escena no me llamaba la atención verlos.

Sin Les Luthiers en el escenario va a pasar algo parecido a lo sucedido con el tango, un tipo de arte lleno de nostalgia, complejo de repetir, imitar y hacer, quedarán como unos clásicos, como unos iconos”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*