<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los 20 mejores discos colombianos de 2019

  • Foto Shutterstock
    Foto Shutterstock
Publicado el 28 de diciembre de 2019

Como ya es tradición, este año también presentamos lo mejor de la producción discográfica independiente de Colombia. Por eso acá tenemos la selección curatorial de los 20 mejores discos del año en el país.

Las posiciones de estos trabajos fueron escogidas por los lectores a través del blog “El Fan Fatal” en EL COLOMBIANO, del crítico Diego Londoño. Fueron más de 1.000 votos que reafirman el buen momento por el que pasa la industria discográfica local.

Conozca las producciones sonoras nacionales que se destacaron este año.

1. Orinoco - Cimarrón: Es un disco virtuoso por excelencia, desde la orilla del folclor y la tradición llanera colombiana. Impecable, una pieza de colección para el corazón.

2. Campesino - La Doble A: Una banda que ha crecido, que ya tiene un nombre de peso a sus espaldas. Esta producción reafirma el buen trabajo y el buen rocanrol. Historias reales en cada una de estas canciones.

3. A Place for Miracles - Tjebbe Donner: Una de las sorpresas del año, un álbum de calidad de exportación, un músico al que hay que prestarle más atención. Su historia hasta ahora empieza.

4. Soles negros - Oh’laville: Será uno de los más recordados de este año. Buenos instrumentistas en función de la canción. La banda de rocanrol que representa a Colombia de una muy buena manera.

5. Voces del bullerengue - Anónimas y resilientes: Este grupo es resistencia, memoria, folclor y la tradición de un pueblo en una voz necesaria y contundente. De escucha obligatoria. Muy recomendado.

6. El Siglo del Loro - Pala: Voz que debe traspasar fronteras, necesaria para la actualidad. Pala es un ejemplo para explicar eso de las historias, la franqueza y el corazón. Literatura musical.

7. Perdido en Libido - Señor Naranjo: Melancolía y poesía en una banda punk de influencias sin radicalismo. Este disco, con un claro horizonte estético, es de las mejores piezas entregadas por Medellín este año.

8. Cinema Trópico - Puerto Candelaria: Un disco adelantado, irreverente y propositivo. La elegancia de la música colombiana para las nuevas generaciones. Se quedará en la memoria durante muchos años.

9. Pantone - No Rules Clan: La actualidad del rap colombiano resumido en una producción discográfica. Sus canciones son calle e historia, sus rimas, poesía de la barriada.

10. Laberinto - Tequendama: La reunión de una superbanda, con integrantes de otros proyectos sonoros, generó un disco necesario para el actual y futuro rock colombiano.

11. Monstruos y animales - Los Makenzy: Siempre elegantes, Los Makenzy presentan canciones bien construidas, con inicios y finales inesperados. Una banda de rock poco predecible.

12. Esa Palenkera - Kombilesa mi: El palenque, la valentía, el rap y el orgullo del barrio construyen una pieza relevante. Este álbum es un claro ejemplo de la descentralización de las canciones que vive Colombia.

13. Ciudad Faro - Burning Caravan: Este disco lo lleva a recorrer el mundo solo con ponerse los audífonos. La influencia del mundo en buenas canciones construidas con cariño. Qué grata sorpresa.

14. Tandem - Mitú: Con este trabajo, esta agrupación demuestra que no se agota, que es una fuente de exploración irreverente, actual y raizal.

15. Bombo & Sal - Ruzto: Otra de las piezas de colección de la enciclopedia hip hop de nuestro tiempo. Un disco revelador de buenas rimas y gran futuro para el rap colombiano.

16. Deppsoul - Mabiland: Mabiland reafirma que hay una construcción de una artista coherente, firme y real. Canciones sinceras, universales, que solidifican la voz negra del rap y el soul en latinoamérica.

17. La nación del corrinche - Bomby: Más que un disco viral es la representación de lo rural en el barrio, el sentir colombiano en canciones llenas de alegría y fiesta. Un artista para escuchar y también ver en vivo.

18. Despierta - José Tobón: Un disco que emociona por su virtuosismo aleccionador. No es un disco que alardea de conocimientos, sino que nos enseña las fronteras musicales más allá de las montañas que nos rodean. Un ejecutante perfecto. Este show hay que verlo en vivo.

19. Mi misión - Esteban Copete y su Kinteto Pacífico: El sonido de chocó y la idiosincrasia del sabor en una placa que merece ser escuchada. Una clase magistral de baile y herencia africana.

20. Reconstrucción - Soy Emilia: De inicio a fin tiene canciones que reivindican un nuevo panorama femenino y musical para Colombia. Respiran en función de las historias de la vida cotidiana. Una crónica sonora. Una crónica sonora para escuchar con calma.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección