<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El extraño fin de mandato de Tuchel en un Bayern que se acerca al precipicio

Ante la Lazio, este martes a las 3:00 p.m. en la vuelta de octavos de la Champions, Thomas Tuchel vivirá un nuevo episodio del capítulo final al frente del Bayern Múnich, con la necesidad de remontar un gol y el lastre de su mal momento en la Bundesliga.

  •  Tuchel, ganador de la Champions con el Chelsea en 2021, no ha logrado imponer su idea de juego en el Bayern. FOTO AFP
    Tuchel, ganador de la Champions con el Chelsea en 2021, no ha logrado imponer su idea de juego en el Bayern. FOTO AFP
04 de marzo de 2024
bookmark

A diez puntos del Bayer Leverkusen en el torneo local cuando faltan diez jornadas, el Bayern Múnich ya está eliminado de la Copa de Alemania, tras caer en la cancha del Sarrebruck, de la tercera categoría del país.

La Champions League es la única esperanza para el gigante bávaro de no terminar una temporada sin trofeos por primera vez desde 2011.

Seis veces campeón de Europa -1974, 1975, 1976, 2001, 2013 y 2020-, el Bayern Múnich ha participado en 40 ocasiones en la competición reina del fútbol europeo, cayendo únicamente en seis antes de los cuartos de final.

La última, en 2019, contra el Liverpool, que ganó esa edición. En aquella eliminatoria el Bayern no aprovechó el 0-0 inicial cosechado en Anfield, perdiendo 3-1 en la vuelta en el Allianz Arena.

Esta vez el equipo que dirige el alemán Thomas Tuchel deberá remontar el 1-0 en contra que sufrió hace tres semanas en el Estadio Olímpico de Roma frente a una Lazio que ocupa la modesta novena plaza en el campeonato italiano.

Un contrato “recortado”

Para Thomas Tuchel, los últimos meses de la temporada se presentan como una curiosa gira de despedida. Su contrato, en un principio hasta el 30 de junio de 2025, fue reducido por la dirección del club un año debido a los malos resultados.

Queda por medir la paciencia de la directiva del Bayern, a la que no le tiembla el pulso cuando hay que tomar una decisión tajante, cuando quedan diez partidos en el campeonato y una aventura europea que podría ser la tabla de salvación del técnico.

Maestro en el arte de saber enviar mensajes, Tuchel pasó parte del partido contra el Leipzig hace diez días sentado en una maleta metálica en el centro de la zona técnica, ironizando en conferencia de prensa con que ya tenía todo preparado para partir.

Desde el anuncio del ‘recorte’ de su contrato -hecho muy poco frecuente en el fútbol-, el preparador se ha mostrado duro con los suyos.

El viernes, tras un empate 2-2 frente al Friburgo, calificó el juego de su equipo de “irreflexivo, sin estructura, ni disciplina”. “Con cosas que nunca hemos intentado en los entrenamientos, de las que nunca hemos hablado”, añadió.

“Pero esto no excluye que tengamos una actuación de alto nivel el martes. La necesitaremos”, reconoció.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD