<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Hinchada apoyó hasta el final

Lo que arrancó como una gran fiesta en varios sectores de Medellín terminó en tristeza, pues la sexta se volvió a escapar.

  • En La Toma, la alegría y el optimismo reinaban, pero con el paso de los minutos la ilusión se esfumó . FOTO julio césar herrera
    En La Toma, la alegría y el optimismo reinaban, pero con el paso de los minutos la ilusión se esfumó . FOTO julio césar herrera
Por luz élida molina marín | Publicado el 08 de junio de 2015

Todo era optimismo, felicidad y la sexta ya estaba pintada en el escudo del Poderoso.

En el Puente de la Toma, San Juan, San Javier, San Diego, Buenos Aires, El Salvador, Enciso, El Picacho, Belencito Corazón y Castilla, entre otros, las calles eran rojas y azules, bombas, banderas y festines adornaban todos los barrios.

La fiesta estaba armada y con la salida del Medellín el ánimo llegó al punto más alto.

Los más jóvenes se armaron de tambores para animar desde fuera del estadio mandarle buena energía a los dirigidos por Leonel Álvarez.

Pero poco a poco las caras alegres se fueron opacando, las banderas dejaron de ondear y a los 39 minutos el frío se apoderó de los hinchas escarlatas que sintieron el gol de Andrés Roa como un baldado de agua helada.

Y aunque quedaban 45 minutos para remontar la historia, el optimismo empezó a caer cuando Vladimir Marín, perdió el penal a los cuatro minutos de la complementaria, era el empate.

Allí las uñas empezaron a desaparecer, la angustia se apoderó de los hinchas y muchos se sentaron en los andenes y calles porque ya no les daba para seguir de pie esperando la remontada.

Una leve esperanza se vivió cuando Charles Monsalvo marcó el 1-1, pero con el paso de los minutos la desilusión fue grande.

La sexta no llegó y los hinchas rojos tuvieron que resignarse nuevamente a ser subcampeones.

El Cali les dejó el amargo sabor de la derrota y se llevó la anhelada estrella .

Luz Élida Molina Marín

Periodista de la Universidad del Quindío. Cuyabra hasta los huesos y mamá de un milagro llamado Mariana, amante de la salsa y apasionada por el deporte.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS